Skip to main content

Noticia

5 coches que no te importará aparcar en la calle

5 coches que no te importará aparcar en la calle
Ya sea por ser feos, indestructibles o porque directamente no tienen una carrocería que arañar, estos son los coches por los que no tendrás que preocuparte si los dejas aparcados en la calle.

Dartz Prombon Shark: una bestia de 1.500 CV

Es inevitable: cada vez que estrenas un coche nuevo, cuando lo dejas aparcado lejos de la seguridad de tu parking, te llevan los mil demonios. ¿Me lo robarán? ¿Llegará algún torpe y aparcará al toque a su lado? ¿Quizá algún gracioso vea está impoluto y lo raye con una llave? Aunque con el paso del tiempo ya no vayas a ver cómo está cada 10 minutos, al principio la sensación de congoja es total. Sin embargo, no siempre tiene que ser así, hay una solución: que sea prácticamente indestructible, ultraseguro o sencillamente tan feo que nadie quiera quitártelo. Ejemplos hay bastantes.

VÍDEO: El Ariel Nomad puede con todo

Cualquiera de los modelos de Dartz Motorz sirve para ilustrar al primer grupo. Ya sea el Prombron (que ha participado en varias películas, como ‘El Dictador’ de Sacha Baron Cohen) o el próximo Alligator (desarrollado sobre un Mercedes-AMG GLS 63), son auténticas tanquetas más cercanas a un tanque que a un todocamino. Prácticamente nada que circule por una carretera puede dañarlos y ya no digamos al aparcar, cualquier coche que vaya al toque cerca de estos bichos tiene todas las de perder. En esta línea también se puede considerar al Mercedes UNIMOG, un todoterreno de verdad, de gran tamaño, al que el resto de turismos le llegan a la altura de los neumáticos. Ni en sus mejores sueños podrían causarle un desperfecto, mecánicamente es irrompible y si le rayan la pintura, su chapa no es cara.

Los arañazos y muescas en la carrocería, aunque inocuos para el funcionamiento del coche, son una de las cosas que más rabia dan. Ya sea sin querer o adrede, que alguien raye tu vehículo provoca una sensación de impotencia máxima. Pero, ¿y si no hubiera nada que arañar? El Ariel Nomad no será el vehículo más práctico del mercado, pero es resistente como el solo y con la estructura al aire, no hay prácticamente anda susceptible de romperse.

Admitimos que son tres opciones de lo más pintorescas y difíciles de adquirir, pero también hay modelos más corrientes que tienen sus propias armas de defensa. El Citroën C4 Cactus, por ejemplo, se ahorra más de un toque necesario gracias a la presencia de los airbumps. Y hay otros que directamente utilizan su propia poco agraciada imagen como repelente. Ahí está uno de los ejemplos más manidos de la historia del automóvil: el Fiat Multipla original, con seis faros y un morro dividido a dos alturas que a día de hoy todavía es difícil de mirar. Pero no está solo, en el mismo saco se podría meter a los cuadriciclos ligeros. ¿Quién quería robar uno? Tienen todo lo malo de los coches y todo lo malo de los ciclomotores.

Y además