Skip to main content

Noticia

Competición

Entrevista a Agag, CEO Fórmula E: "La ciudad es la clave"

Entrevista a Agag, CEO Fórmula E: "La ciudad es la clave"

En esta entrevista a Alejandro Agag, el CEO de la Fórmula E, el empresario español nos ha contado que hacer "buenas carreras" y "en ciudad" es una de las claves principales del éxito del certamen en su primera temporada.

Con 44 años, este madrileño con mirada serena y ojos de negocio está viviendo una segunda juventud alejado de la política y nadando como pez en el agua en el difícil océano de las carreras, en el que ha gestionado derechos televisivos de F1.

Calendario de Fórmula E 2015, circuitos y pilotos

 y ha tenido su propio equipo de GP2. Entrevistamos en Berlín a Alejandro Agag, el CEO de la Fórmula E, cuya primera temporada acaba de terminar.

¿Cómo empieza todo esto?

Un patrocinador importante me comentó que no entraban en Fórmula 1 por cuestiones de sostenibilidad. Así que eso me dio que pensar. Otro día, con Jean Todt [presidente de la FIA] hablamos y dijo que quería un campeonato. Hizo un concurso en el que entramos como promotores ofreciendo construir un coche y dárselo a los equipos. Era una pescadilla que se mordía la cola: no había campeonato porque no había coches y no había coches porque no había campeonato. Así que nosotros dijimos que hacíamos los coches y se los dábamos a los equipos, porque así nos asegurábamos de que la parrilla estaría llena. A la FIA eso le convenció. Puso condiciones financieras bastante exigentes, que cumplimos, con mi socio en aquella época que sigue en la compañía, Enrique Bañuelos... y empezamos a rodar. Esto fue el 27 de agosto de 2012. Dos años después pusimos en marcha la primera carrera, a contrarreloj, y nos pasó de todo. A última hora, un constructor grande -que no voy a decir quién es porque quedaron fatal-, nos dejaron tirados, así que nos tuvimos que ir con Williams para que nos hicieran las baterías. Eran de un prototipo de Jaguar que al final no salió y sus prestaciones se parecían bastante a lo que nosotros queríamos. El 95% de la gente de Motorsport estaba esperando que nos la pegáramos. Pero arrancamos y financieramente, nos está yendo muy bien. 

¿Y en cuanto a los neumáticos? 

Había muchas casillas que rellenar, pero una de ellas y muy importante era la de los neumáticos. Y fue muy interesante que Michelin se comprometiera con el proyecto, porque aunque todavía no lo hubiera, su argumento era que querían centrar sus desarrollos en el neumático sostenible [véase la entrevista a Pascal Couasnon tras los primeros tests oficiales de Michelin en Fórmula E], con llanta de 18", como su estrategia de futuro para el neumático de calle. Eso fue como un año antes de la primera carrera. Y para nosotros fue fundamental que contar desde el principio con un socio tan importante. 

Además, este tema podría ser muy complicado, porque es un campeonato con unas características muy diferentes a otros. Al ser las carreras en ciudad, las superficies son muy diferentes. ¡La carrera de Berlín, por ejemplo! [en el antiguo aeropuerto de Tempelhof].

He hablado con el Team China y me han dicho que el asfalto es muy resbaladizo. La entrada en la última curva de la carrera de Malasia, por ejemplo, tenía una superficie completamente distinta. 

¿Están satisfechos con el campeonato en general en esta primera temporada?

Ha ido muy bien. Hemos tenido que enfrentarnos a muchísimas dificultades, y si lo hubiéramos sabido probablemente nos lo hubiéramos pensado dos veces [risas], y yo creo que ya hemos pasado la parte complicada. Incluso en las carreras el 'feeling' es completamente distinto. En China, todo era nuevo y ahora, llegas y ya sabe todo el mundo lo que tiene que hacer. En la etapa inicial todo era nuevo: los coches, el sistema de carga, los pilotos no sabían cómo se conducían los coches, los mecánicos, como se arreglaban... Tuvimos que poner a punto el sistema de los repuestos... Hay muchos campeonatos que nacen y mueren y el nuestro, no.  

¿Qué pensó su amigo ecclestone [patrón de la F1] al decírselo?

Que nunca iba a haber campeonato, como muchos, pero nunca ha hecho nada contra nosotros. "No sabes lo difícil que es hacer carreras urbanas". Y tenía razón, porque tienes a 500 personas trabajando para cortar unas calles en un plazo muy corto y cualquier imprevisto te descontrola todo. ¿Qué ciudades son más difíciles? En Berlín, Tempelhof es un aeropuerto protegido, así que ha habido que inventar muros y pianos ¡sin taladrar la pista! En Suiza han cambiado la ley [que prohibía las carreras] para acogernos. París se resiste, pero estamos en ello...

¿Han aprendido este año sobre cosas que mejorar el proximo? 

Muchísimo. No hemos cometido errores, sino muchísimos errores. Llegas a una ciudad, hay que buscar electricidad, poner las gradas... Contratas con una semana de antelación en vez de un año, y te cuesta el triple. Pero era la forma de hacerlo, no había otra. A China nos tuvimos que ir todos porque no sabíamos quién hacía falta y quién no. Ahora tenemos mejor definido nuestro papel. Lo hemos hecho con una urgencia brutal y con unas ineficiencias lógicas muy notables. Por eso, el año que viene habrá una reducción de costes importante. 

¿Qué ha pasado con los derechos de TV en España? 

Se gestionan independientemente. Nosotros se los podemos vender a unos o a otros. En España ha pasado una cosa muy rara. Lo estamos colocando en todo el mundo de una forma fantástica y en España la gente no quiere comprar esto. En EEUU, lo tiene Fox Sport 1, que supone 90 millones de hogares. En Japón, Asagi, que es como La Primera en España. En Francia, Canal+; ITV, en Inglaterra. Y en España yo hice el acuerdo con Vasile, con Tele5, pero luego los derechos en catalán los teníamos nosotros y se los dimos a TV3, él se enfadó, yo también... Y entonces, no ha estado. Es un problema porque en España hay un público para este campeonato, seguro. Puede que volvamos a hacerlo con Mediaset el año que viene, estamos hablando, porque yo quiero poner la Fórmula E en una cadena de las grandes. Si no, a lo mejor lo que hago en España es un experimento, una especie de streaming gratis. Lo hicimos así en la carrera de Montecarlo e hicimos 46.000 [espectadores] sin promoción, que está muy bien y sin ninguna publicidad -porque en Energy hacíamos unos 100.000. Si hacemos esa apuesta en España así y ponemos un par de anuncios en la prensa -porque a veces la gente no sabe que hay streaming, que para mí, es el futuro, aunque aún no estamos ahí-... Si en España llego a 100.000 en streaming, lo dejo en streaming. 

¿Y habrá carreras en España?

Hay seis carreras en Europa, habría que hacer hueco... El promotor, nosotros, está consolidado. Luego vienen los equipos. De momento necesitamos que entren más constructores para que reforzaran los equipos -como ha ido pasando en Fórmula 1-. Ah, y algún piloto japonés. 

Y además