Skip to main content

Lista

Motor

Los cuatro motivos por los que te pueden someter a un control de alcoholemia

La DGT anuncia los resultados de su campaña contra el alcohol
Recuerda: negarse es delito

Agentes de Tráfico de la Guardia Civil y de las policías locales pueden decidir someter a un conductor a un control de alcoholemia por varias razones. Cuatro son los motivos principales.

La DGT lleva 40 años utilizando los controles de alcoholemia como "instrumento fundamental contra la siniestralidad vial". Los test de drogas arrancan en 2010. Desde la implantación de cada una y hasta 2019, se han realizado más de 6,5 millones de pruebas de alcohol y más de 100.000 de drogas.

Cómo se hace un control de drogas

“Por su valor disuasorio, las pruebas de alcoholemia y drogas contribuyen a reducir el número de accidentes, fallecidos y heridos en las carreteras", explica Paula Márquez, subdirectora adjunta del Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la DGT. "La capacidad de vigilancia es fundamental y es inversamente proporcional al número de accidentes: a más vigilancia, menos siniestros”, afirma.

Negarse a realizar la prueba es un delito

Cualquier conductor puede ser requerido, en cualquier lugar y momento, para realizar una prueba de alcohol o drogas. Los hay que todavía piensan que puede negarse a pasar este trámite, pero no es así: negarse a realizar la prueba de alcohol o drogas está tipificado como delito y, como tal, puede ser castigado con cárcel.

Si la Guardia Civil te da el alto y te niegas a realizar el test de alcohol o drogas estarás cometiendo un delito que se castiga con penas de entre seis meses y un año de cárcel. También te pueden retirar el carnet hasta cuatro años.

Controles preventivos

En aquellos casos en los que los agentes detecten "una conducción alterada" pueden obligar al conductor a someterse a una prueba de alcohol o de drogas; también pueden realizar ambas si según su criterio presenta síntomas de haber consumido ambas sustancias. Según la DGT, los controles preventivos son los más frecuentes.

Campañas especiales

De forma periódica, la Dirección General de Tráfico pone en marcha campañas especiales de vigilancia. En unas, intensifica los controles de velocidad; en otras, trata de reducir las distracciones al volante... Muy frecuentes son también las campañas para concienciar a los conductores del peligro de conducir bajo el efecto del alcohol y/o las drogas, para lo que aumenta el número de controles de alcoholemia que se realizan cada día. 

multa-saltarse-control-drogas

En estas campañas suelen colaborar las policías locales de los municipios con lo que el número de pruebas es todavía mayor.

Accidentes

La normativa de Tráfico establece que todos los conductores involucrados en un accidente pueden ser sometidos a un prueba de detección de alcohol y drogas en el lugar del siniestro. La norma también se aplica a peatones y ciclistas (para estos la multa económica es la misma que para conductores de vehículos a motor, pero sin pérdida de puntos).

Los últimos datos aportados por la DGT señalan que en 2020 el 23 % de las pruebas de drogas realizadas tras un accidente tuvieron resultado positivo.

Pruebas aleatorias

En este último supuesto, los conductores son elegidos al azar y los resultados se utilizan en estudios epidemiológicos de consumo de alcohol y drogas.

Y además