Lista

Los cinco errores más comunes al colocar el equipaje en el coche

Los cinco errores más comunes al colocar el equipaje en el coche

Si te vas a ir de vacaciones, esta información te interesa (y mucho).

Atención: estos son los cinco errores más comunes al colocar el equipaje en el coche. Se acercan las navidades, y con ellas, los viajes de vuelta a casa, a visitar a la familia, o a escaparse unos días. Es estos desplazamientos, uno de los medios de transporte más usados es el coche; si es tu caso, te pedimos que extremes la precaución al volante, y antes, durante la preparación de la escapada.

No te pierdas: ¿Cómo cargar el maletero para aprovechar todo el espacio?

Esto implica que revises bien el vehículo, que te asegures de que los elementos de seguridad están bien, y que no te olvides de la importancia de colocar bien maletas y equipaje. Y es que cómo colocamos las cosas dentro del coche es fundamental para la seguridad vial; llevar las cosas mal puestas dentro del vehículo puede hacer que un simple frenazo se convierta en una tragedia.

Para refrescarte la memoria, vamos a enumerarte los cinco errores más comunes al colocar el equipaje en el coche; toma nota, y evítalos a toda costa.

1. Evita dejar objetos sueltos

Errores al colocar el equipaje en el coche

Un error muy común al preparar el equipaje en el coche es dejar cosas sueltas por el habitáculo. Has de prestar mucha atención a todo lo que llevas en el habitáculo suelto y sin sujeción. Un objeto suelto por el habitáculo es un potencial proyectil en caso de frenazo fuerte o accidente.

No te pierdas: ¿Cómo colocar el equipaje en el coche? Lo que dice la ley

El RACE efectuó una prueba de choque donde se demuestra la gravedad que puede alcanzar un accidente en caso de llevar objetos sueltos en el interior del habitáculo. A tan solo 50 km/h, estos salen proyectados multiplicando su masa hasta 50 veces, con los consiguientes daños a los ocupantes del vehículo. Más concretamente, los objetos desarrollan un peso de entre 30 y 50 veces su propia masa durante un accidente velocidad de ciudad

2. No meter los objetos más pesados en primer lugar

Errores colocar maletero coche

Otro error que en ocasiones se comete al preparar el equipaje es el de no meter los objetos más pesados en primer lugar. Es importante seguir un orden al colocar el equipaje dentro del vehículo, y este implica que las maletas o cosas que más pesan vayan primero, en el interior del vehículo y entre los dos ejes. El porqué de esto radica en la aerodinámica: se busca una mejor repartición del peso.

No te pierdas: ¿Está tu coche preparado para el otoño? ¡5 claves a revisar!

Y ojo: por seguridad, los objetos que superen los 25 kg no deben colocarse nunca detrás de alguno de los ocupantes.

3. Olvidarse de que están los compartimentos

Compartimentos habitáculo coche

Este error a la hora de colocar el equipaje está muy relacionado con el primero: dejarse objetos sueltos por el habitáculo. Para evitar que haya monedas, bolígrafos, botellas, etc. sueltos, listos para convertirse en un proyectil peligroso, los coches cuentan con infinidad de compartimentos para guardar cosas. ¡No te olvides de ellos! 

4. No distribuir uniformemente la carga

Errores más comunes al colocar el equipaje en el coche

Otro error habitual es no colocar el equipaje de manera que su peso se distribuya uniformemente.Recuerda: los objetos de mayor peso deben colocarse sobre la plataforma interior del vehículo y entre los dos ejes. Así repartirás mejor el peso.

5. Ojo a la cantidad de equipaje que llevas

Errores más comunes al colocar el equipaje en el coche

Por si llueve, por si hace calor, por si necesito un extra de ropa... Es muy habitual irse por un par de días y llevarse maletas para un mes. Esto es un grave error no solo por seguridad vial sino también por economía. Y es que a más carga, más consumo de combustible y más contaminación

Al cargar el equipaje en tu vehículo, intenta llevar solo lo que de verdad vas a necesitar. Y, por cierto, un dato curioso: llevar el coche sobrecargado puede suponerte una multa de entre 301 y 4.600 euros, además de la inmovilización del vehículo en caso de ir circulando. Aquí se tiene en cuenta el exceso del peso total, pero también sobre uno de los ejes.

Y además