Lista

Competición

5 diferencias entre el Toyota Hilux y el coche de Alonso en el Dakar

Toyota Hilux
Fernando Alonso conduce un Toyota Hilux en el Dakar, pero a nadie se le escapa que se trata de una unidad bastante diferente a la que vende la marca japonesa en los concesionarios. Nosotros te vamos a contar los cinco cambios principales que presenta.

Fernando Alonso y compañía están estos días en tierras árabes disputando el primer Dakar de la historia que tiene lugar por aquellas latitudes. También es el debut del asturiano en la disciplina, algo que hace al volante de un Toyota Hilux. Obviamente su pick-up no tiene mucho que ver con la que la marca japonesa vende en los concesionarios. Pero, ¿en qué se diferencia exactamente? Vamos a repasar las cinco principales diferencias.

1. El motor

Toyota Hilux

El motor del Toyota Hilux de serie es un diésel 2.4 D-4D de 4 cilindros en línea y 150 CV a 3.400 rpm, a lo que suma un par máximo de 400 Nm. Por su parte, el coche de Alonso en el Dakar se impulsa gracias a un propulsor de gasolina V8 de 5.0 litros y 325 CV a 5.000 rpm con un par de 620 Nm y una brida en la admisión de 37 mm para cumplir con la normativa. La ECU es de la Serie M del especialista MoTeC.

2. La caja de cambios

Toyota Hilux

Tampoco tiene mucho que ver la caja de cambios que incorpora el Toyota Hilux de Alonso, puesto que es una secuencial SADEV de 6 velocidades, mientras que el Hilux de calle ofrece una automática Super ECT, eso sí, de igual número de relaciones. Ambos vehículos cuentan con diferencial de deslizamiento limitado, delantero, trasero y central en el caso del Hilux del Dakar y con bloqueo delantero y trasero en el Hilux de calle.

3. Las dimensiones y el peso

Toyota Hilux

Si bien ambos Hilux son sendos pick-up, las dimensiones y el peso son diferentes. El del Fernando Alonso es algo más corto pero más ancho, con una altura muy similar, una batalla menor y una mayor altura libre al suelo. La versión comercial mide 5.330 mm de longitud, mientras que el coche de Alonso para el Dakar se queda en 4.810mm. La anchura es de 1.995 mm en el caso del coche de Alonso frente a los 1.855 mm que ofrece el vehículo de calle, mientras que la distancia entre ejes a favor del Hilux de calle es de 3.085 mm por los 2.900 mm del coche que compite en el Dakar. Respecto a la altura, el Hilux del Dakar es 1,5 centímetros más alto que la versión de doble cabina del Hilux de calle. En cuanto a la altura libre al suelo, el Hilux del Dakar se mueve entre 27 y 35 centímetros, mientras que la pick-up comercial ofrece 29,3 centímetros. ¿Y el peso? El de competición llega a 1.850 kilogramos, el mínimo por reglamentación, mientras que el de calle alcanza los 2.095 kg.

4. La suspension

Toyota Hilux

La configuración de la suspensión delantera de doble horquilla coincide en ambos Hilux, no así la trasera, que es de eje rígido con ballesta en el modelo de calle y de doble horquilla de nuevo en Hilux que compite en el Dakar. Además, este último lleva llantas de 16 pulgadas con neumáticos de taco grande, mientras que el Hilux, en la versión doble cabina, equipa unas llantas de aleación de 17 pulgas con neumáticos todo uso no tan enfocados al mundo off-road. Los amortiguadores del Hilux Dakar son del especialista Reiger.

5. Los frenos

Toyota Hilux

El sistema de frenos del Toyota Hilux de Fernando Alonso cuenta con pinzas de seis pistones con refrigeración líquida, mientras que en la versión que se vende en los concesionarios japoneses las pinzas son de 4 pistones en el eje delantero mientras que los frenos traseros son de tambor.

Y además

Más de Fernando Alonso en el Dakar