Skip to main content

Noticia

F1

Alex Zanardi, de la F1 al oro Paralímpico en Londres 2012

Alex Zanardi - Londres - Juegos Paralimpicos 2012

Alex Zanardi, ex piloto de F1, ha conseguido dos oros en los Juegos Paralímpicos de Londres culminando una increible historia de superación personal.

A buen seguro que todas las historias que hay detrás de los
héroes que desfilaron por el estadio olímpico de Londres después de
Usain Bolt, Michael Phelps o Kobe Bryant, son igual o más duras (a
la vez que emocionantes) que la de Alex Zanardi,
ex piloto de F1. Pero nadie habría podido predecir
que las manos de este hombre, capaces de conducir a más de 300
km/h, le llevarían hasta el oro olímpico a golpe
de pedal... sin piernas.

Nacido en Bolonia en 1966, este italiano debutó en la
F1 con 25 años en la misma temporada y en el mismo
equipo en el que lo hizo Michael
Schumacher
. Fue el 29 de septiembre y el circuito de Montmeló vio a Mansell
ganar por delante de Prost, Patrese, Alesi y Senna. Schumacher, que
ya corría para Briatore en Benneton, acabó séptimo y un tal
Alessandro Zanardi remontó desde la posición 20 de
la parrilla hasta ver la bandera a cuadros en noveno lugar.

Pasarían dos años y otros tantos equipos más (Minardi
1992
y Lotus 1993) hasta conseguir su
primer punto en la F1. Fue en Brasil, donde acabó sexto. Cinco
meses después, en los entrenamientos libres en Spa-Francorchamps,
Zanardi sufrió un brutal
accidente
en el que Senna tamoco tuvo tiempo de frenar y
se salió de pista. Los médicos dijeron que había soportado un
impacto 18 veces más fuerte del que, normalmente, es un accidente
mortal. Alex había salido ileso.

[YT:lY1eGnWpISA]

El italiano fue trasladado a la clínica Berlin-Marzahn en estado
“extremadamente crítico”. Su corazón se paró en siete ocasiones y
tuvieron que inducirle el coma. Llegaron a darle la extremaunción.
Dos días después, su vida no corría peligro y unos días más tarde
despertó del coma... había perdido las dos
piernas
, tuvieron que amputárselas por
encima de la rodilla. Recibió el alta el 30 de
octubre.  

Pero de aquella catástrofe hubo dos cosas que salieron intactas:
su habilidad con el volante y su coraje. Volvió a Lausitz en 2003 y
completó las 13 vueltas que le faltaron para ganar aquella trágica
carrera. Como él mismo cuenta en su página web, la gente esperaba
una exhibición lenta, pero su tiempo por vuelta le habría
clasificado quinto, alcanzó los 311
km/h

No se rindió, se rehabilitó por completo y diseño sus propias
prótesis de titanio para que éstas le permitiesen
seguir conduciendo... coches de carreras. Volvió a competir con
turismos en 2003 con un BMW adaptado a su nueva
condición. Tenía 37 años y acabó séptimo en la segunda manga
disputada en Monza, ante su público. En 2005 logró en Alemania su
primera victoria desde que 'solo' conducía con las manos. 

En 2006, BMW le dio la oportunidad de conducir un F1 en
el circuito de Cheste
. Dijo que su principal problema era
tener que tomar las curvas solo con su mano derecha. mientras
controlaba el acelerador con la izquierda, y afirmó, con la ironía
y sinceridad de un héroe, que: “Por supuesto, sé que no voy a
conseguir un contrato con el equipo de Fórmula Uno, no obstante
tener la oportunidad de conducir un monoplaza de F1 de nuevo es
increíble”. Yo pude ver con mis propios ojos como sacaban entre los
mecánicos aquel medio cuerpo lleno de valor del monoplaza y lo
colocaban sobre sus prótesis para salir andando del box ayudado por
sus muletas. Impresionado y congelado por el respeto que sentí por
aquella estampa y aquel hombre, fui incapaz de hacer una foto del
momento exacto en el que lo sacaban en vilo del coche.  

 

Se tomó en serio las carreras del WTCC y ganó
cuatro pruebas, amén de varios podios, en las cinco temporadas que
disputó, siempre corriendo para BMW.  

Entre tanto, había diseñado sus propios karts de competición
para jóvenes talentos del Campeonato del Mundo y descubrió que,
además de sus virtudes al volante, era un verdadero crack montando
en un triciclo adaptado a su
minusvalía, en el que pedalea con las manos. En
2009 fue cuarto en el maratón de Nueva York de la categoría con
solo cuatro semanas de entrenamiento (ganaría en 2011). Ganó el de
Venecia en 2009 y el de Roma en 2010 con un tiempo de 1 hora, 15
minutos y 53 segundos (la velocidad media fue superior a 34 km/h).
En 2011 alcanzó el subcampeonato mundial de la categoría. Fueron
méritos más que suficientes para conseguir una plaza para los
Juegos Paralímpicos de Londres
2012.
  

Allí ha ganado la medalla de oro en
contrarreloj y, unos días más tarde, la prueba de ruta en los
aledaños del circuito de Brands Hatch, que a estas
alturas conoce como la plama de sus poderosas manos. Cumple 46 años
en octubre y sigue sin cansarse... dice que quiere correr las
500 millas de Indianápolis
en 2013. Que así sea.

Nota. Alex Zanardi también está en Twitter como:
@lxznr 

Lecturas recomendadas