Skip to main content
VW no permite a sus empleados jugar a Pokémon Go, ¿por qué?

VW no permite a sus empleados jugar a Pokémon Go, ¿por qué?

Volkswagen no permite a sus empleados jugar a Pokémon Go. La medida tiene una explicación: las condiciones de uso del juego pueden dar lugar a situaciones de espionaje industrial.

'Don't Pokemon and work' reza el comunicado que Volkswagen ha enviado a sus empleados para evitar que jueguen a Pokémon GO en el trabajo

La medida tiene una explicación, o dos para ser exactos: las condiciones del juego pueden atentar contra la protección de datos y al perder concentración, los trabajadores corren riesgo de sufrir un accidente.

Volkswagen no permite por tanto jugar con Pokémon Go a todos los empleados de su sede en Wolfsburgo, donde emplea a más de 70.000 personas. En un comunicado, la compañía ha explicado que “la falta de atención y la distracción al jugar aumenta el riesgo de sufrir un accidente”.

A la preocupación por la seguridad laboral se suma que, al tener activada la geolocalización necesaria para poder capturar a los Pokémon, otras personas pueden conocer la ubicación actual del usuario. Algo que supone un riesgo para la seguridad de la empresa. Además, las condiciones de uso permiten al responsable de la aplicación compartir toda la información del usuario con terceros, lo que afecta seriamente la protección de datos.

Volkswagen no es la única empresa que no permite a sus empleados jugar a Pokémon Go en sus instalaciones. En España, Banco Sabadell ha lanzado una advertencia asegurando que Pokémon Go “puede ser utilizado por los criminales para cometer delitos” y ha dado algunas directrices sobre cómo deben actuar en caso de que entren "cazadores" en las oficinas. 

Los trabajadores de VW han asumido la medida con resignación, sobre todo porque dicen que en el interior de la fábrica "no había Pokémon chulos".