Comparativa

Comparativa: Seat Ibiza 2017 vs nuevo Volkswagen Polo 2017

Enfrentamos a dos hermanos que comparten motor de un litro y tres cilindros, con 115 CV en ambos cosas. Y comparten muchas cosas más. Las averiguamos al volante. Comparativa: Seat Ibiza vs Volkswagen Polo.

Fue en primavera cundo nos subimos por primera vez al nuevo Ibiza, y planteamos tres preguntas: ¿Por qué hay tantos plásticos duros? ¿Por qué la pantalla del navegador va en una posición baja? ¿Por qué la cámara de visión trasera queda a la vista? Al subirnos al Volkswagen Polo, parece como si el grupo Volkswagen nos diera todas las respuestas a la vez: los plásticos son mullidos, la pantalla está en la parte superior del salpicadero y la cámara de visión trasera emerge de detrás del logo cuando se activa. En 2017, Seat fue la primera en estrenar esta nueva plataforma del grupo Volkswagen, por eso ganó la comparativa contra el anterior Polo. Pero el nuevo ya está en los concesionarios desde este mes y, aunque comparte técnica con el Ibiza, se diferencia en varias cosas.

Este es el VÍDEO: VW Polo vs Seat Ibiza

El Seat Ibiza mide 4,06 metros, por tanto es dos centímetros más largo que el Volkswagen. El Ibiza también gana en maletero: de 355 a 1.165 litros, frente a los entre 351 y 1.125 del Polo. El Volkswagen, eso sí, mide 1,45 metros de alto, por tanto le saca uno centímetro al Ibiza. Eso se nota en el acceso de las plazas traseras, más relajado y cómodo. Los dos llevan cinco puertas de serie. Y en ambos, cuatro adultos de 1,90 metros de altura viajan cómodamente, incluso con cierta holgura.

Los dos llevan el motor de 115 CV de un litro con 115 CV. Y en ambos está muy bien aislado. Solo al subirlo muy alto de vueltas puede llegar a ser algo ruidoso. En nuestro test, el Ibiza ha consumido 6,0 litros de media (1,3 más que el dato de fábrica). Aún no hemos podido medir el del Polo. El dato de fábrica es 4,6 litros, pero damos por hecho que en nuestro test ha sido más que eso.

VIDEO: 5 virtudes del nuevo Volkswagen Polo 2017

¿Y cómo se comportan? Los dos tienen un tarado firme, y los dos ofrecen el mejor comportamiento que puedes encontrar en este segmento: dirección comunicativo, no rastro de balanceos en los giros, ágiles enlazando curvas y, al mismo tiempo, confortables y veloces en amplias autovías. El Polo, además, es el primer modelo de esta categoría en ofrecer la posibilidad de instalar cockpit digital. ¿En definitiva? Son dos coches muy similares, pero para el Polo, Volkswagen reserva las opciones de equipamiento  más 'premium'.

Lecturas recomendadas