Skip to main content

Comparativa

Comparativa del Ford Fiesta Active, Hyundai Kona y VW T-Cross

Comparativa del Ford Fiesta Active, Hyundai Kona y VW T-Cross

Poco más de cuatro metros de largo, y gracias al diésel, también con una ser pequeña: esta es la comparativa del Ford Fiesta Active, Hyundai Kona y Volkswagen T-Cross.

El Volkswagen T-Cross es el ganador de las últimas comparativas. Pero aquí llega con el 1,6 TDI de solo 95 CV,  y sus competidores tienen más caballos. Por ejemplo, el Hyundai Kona 1.6 CRDi con 115 CV. El Ford Fiesta Active 1.5 TDCi tiene la mayor potencia con 120 CV.

VÍDEO: ¿Cómo de seguro es el T-Cross?

En el Ford hemos medido 57 centímetros de altura del asiento. Estos son dos más que el Fiesta normal, pero poco para un mini-SUV. En comparación, el Hyundai ofrece 62 cm, y el Volkswagen, 63.

El Hyundai es el más largo con 4,17 m, pero no tiene la mayor cantidad de espacio: el diseño deportivo se lo confiere una línea inclinada del techo. El hecho de que solo te sientas cómodo detrás en rutas de corto recorrido se debe a la baja instalación del asiento trasero, con muy poco apoyo para las piernas.

Sentarse en la parte trasera del Volkswagen es desahogado hasta para quienes miden 1.90 metros. El Volkswagen es seis centímetros más corto que el Kona. El Fiesta solo mide 4.07 m, y tiene con 269 litros (1.093 con los asientos plegados) el maletero más pequeño.

En el maletero Kona caben de 361 a 1143 litros. Para las muchas opciones de almacenamiento debajo del piso de carga doble hay aplausos, para el plástico duro sensible a los arañazos no.

El milagro de Wolfsburgo

De 455 a 1281 litros caben en el maletero del T-Cross. Además goza de una instrumentación fácil de leer, todo se explica por sí mismo, pero la pantalla táctil se encuentra más abajo que en la competencia, lo que distrae de la carretera. 

En esta comparativa del Ford Fiesta Active, Hyundai Kona y VW T-Cross queda claro que el coreano se lleva la palma en ergonomía: pantalla táctil bien arriba con teclas de acceso directo, y todo muy agradable y fácil de manejar. También en el Fiesta, el gran monitor con pantalla táctil está exactamente a la altura de los ojos. Se maneja bien, pero no con el nivel de sencillez del Hyundai. 

¡En marcha!

Cuando se trata de conducir... ¡no querrás salir del Fiesta! Es agradable y tiene un ajuste deportivo. Y en la carretera con curvas, sorprende por su agilidad, beneficiado por su menor tamaño.

Comparativa del Ford Fiesta Active, Hyundai Kona y VW T-Cross

En comparación con sus rivales inclina menos, y obliga a menos correcciones de trayectoria. Todo se siente directo y preciso. ¿El diésel? Va como un tiro. Con sus diez segundos, el Ford gana en el sprint a 100, y con 190 km/h tiene la mayor velocidad punta. 

A menudo hemos escrito que el Kona tiene un tarado demasiado duro. Y lo mantenemos. En la vida de la ciudad, esto es soportable, pero en carreteras en mal estado, se llega a hacer incómodo. El 1.6 diésel es agradable y es elástico, pero el ruido está muy presente, porque está mal aislado.

El T-Cross tiene 20 CV menos que la competencia, y necesita para el sprint de 0 a 100 km/h dos segundos más. Y echamos en falta una sexta marcha en la carretera. A cambio, la suspensión ofrece la mayor comodidad, la dirección y el cambios trabajan de manera exacta y comunicativa. En pocas palabras: tiene el comportamiento más equilibrado. 

Y además