Skip to main content

En esta comparativa del Ford Fiesta vs Hyundai i20, VW Polo y Toyota Yaris enfrentamos a sus variantes con cambio automático. ¿Merecen la pena?

Toyota Yaris Hybrid 1.5 VVT-i: Puesto 4 con 463 de 750 puntos

VÍDEO: Yaris diésel vs Yaris híbrido

Que no te engañe que este Toyota Yaris quede en cuarto puesto, porque nos parce una opción pero que muy recomendable. ¿El motivo? Tiene la mejor mecánica para conducción urbana. Y no solo por su sistema híbrido, sino porque su cambio automático sin fases tiene un desempeño excepcional. Arrancar, acelerar, dar marcha atrás, marcha alante de nuevo... Todo funciona sin tirones y de forma absolutamente lineal.

Una lástima que el gasolina de 100 CV y 111 Nm suene algo esforzado, y se vuelva muy ruidoso cuando pisas a fondo el acelerador. Por suerte, en ciudad puedes evitar en estruendo circulando en modo eléctrico. ¿Y qué pasa con los viajes largos? Mejor, evítatelos. Delante, es el menos espacioso, el mullido de los asientos es demasiado blando, también las suspensiones, que además, tienen una respuesta rebotona. Y en autovía es demasiado ruidoso.

Su difusa dirección y sus discretas prestaciones dejan claro que el dinamismo no está en el ADN de este Yaris. Y hay un detalle que sí que lo penaliza en ciudad: su radio de giro es demasiado elevado.

Fiesta 1.0 EcoBoost: Puesto 3 con 485 de 750 puntos

En nuestra opinión, esta variante pierde respecto al Ford Fiesta de cambio manual. Y es que su variador tiene mucho resbalamiento, merma el brío del tres cilindros y en ocasiones suena como una transmisión CVT. Por otro lado, su respuesta es algo nerviosa y a veces reduce de marcha innecesariamente pronto.

Ford Fiesta vs Hyundai i20, VW Polo y Toyota Yaris

El excelente tres cilindros de 100 CV y 170 Nm se habría merecido un cambio automático más moderno. Pero por otro lado, el Ford puntúa al tener la mayor oferta en asistentes. Avisador de tráfico trasero, asistente de atascos o controlador de ángulo muerto son algunas de las tecnologías que encontrarás en la lista de opciones.

Además, tiene los mejores frenos, la suspensión filtra con eficacia y, delante, asientos con soporte lumbar regulable de serie. Detrás el espacio es ajustado, sobre todo por la pronunciada caída del techo.  

Hyundai i20 1.0 T-GDI: puesto 2 con 495 de 750 puntos

El Hyundai i20 destaca por su espacio interior: ni delante ni detrás hay crítica posible. Y además, el Hyundai ofrece el equipamiento de confort más amplio. Según versiones, no faltan exquisiteces como los asientos calefactados, la cámara de visión trasera o el Tempomat, todo de serie.

Ford Fiesta vs Hyundai i20, VW Polo y Toyota Yaris

El cambio automático de doble embrague tiene una buena respuesta, pero no es tan despierto como el del Polo, y en ocasiones es algo ruidoso. Y las suspensiones, sobre baches cortos como adoquines, tiene una respuesta un tanto seca. El tres cilindros de 120 CV y 172 Nm es muy vivo y el que mejor acelera, pero también el que más consume, con casi siete litros y medio.

El hecho de que tenga unos intervalos de mantenimiento cortos también lo penaliza en el apartado de costes, y el impiden hacerse con el primer puesto.

Volkswagen Polo 1.0 TSI: puesto 1 con 517 de 750 puntos

El Volkswagen Polo con su cambio DSG se lo pone realmente difícil a sus contrincantes. Porque aquí todo encaja, todo funciona como un reloj. Los asientos son los mejores de la comparativa, ofrecen mucho agarre lateral e incluso después de horas de conducción uno sigue sintiéndose cómodo.

Ford Fiesta vs Hyundai i20, VW Polo y Toyota Yaris

Los sorprendente es que se puede decir prácticamente lo mismo de las plazas traseras, e incluso gente de 1,85 metros encontrará un espacio para la cabeza y las piernas sorprendente. El cockpit orientado hacia el conductor es tan acertado como su precisa dirección, que no es tan inmediata como la del Fiesta, y eso la vuelve menos nerviosa.

El chasis es firme pero al mismo tiempo confortable y las prestaciones son notables. El funcionamiento del DSG, una vez lanzado, es intachable, pero por desgracia, mantiene los tirones en las arrancadas, especialmente al pisar a fondo. Una característica muy común en esta transmisión de Volkswagen. En cualquier caso, es un coche muy cómodo en general. No tanto su precio, elevado para su tamaño.

Lecturas recomendadas