Prueba

Chevrolet Captiva 2.2: el motor diésel más potente

David López

20/06/2011 - 10:24

Al Chevrolet Captiva le ha cambiado la cara y para bien, porque ha ganado personalidad. Pero la actualización del Captiva no se ha quedado en un mero retoque fotográfico. Bajo el capó me esperan la nueva y potente versión diésel de 184 CV y un chasis al que se le han modificado estabilizadoras y muelles para lograr un paso por curva más aplomado. Voy a comprobarlo...

Me pongo al volante del nuevo Chevrolet Captiva y enseguida me doy cuenta de otra novedad: el freno de estacionamiento es eléctrico y se acciona con un botón situado justo debajo de la palanca de cambios. Lo que no ha cambiado es la percepción de calidad de su interior: sin demasiados alardes, pero con unos ajustes que proporcionan una agradable sensación de solidez.

Tampoco han variado dos de las virtudes más prácticas del Chevrolet Captiva (vídeo del nuevo Chevrolet Captiva): la amplitud y las tres filas de asientos con sus siete plazas reales. Lo de reales lo digo porque incluso las dos últimas (se escamotean bajo el maletero) sirven para que dos adultos viajen con cierta comodidad. En cuanto a ese maletero, dos apuntes: el primero es que en configuración de cinco plazas ofrece 477 litros, lo que no es un mal dato; el segundo es que las ruedas traseras son bastante intrusivas y restan espacio.

Llega la hora de ponerse en marcha. Asociado a un cambio automático de seis velocidades, el nuevo Chevrolet Captiva se mueve de una forma muy suave. Mientras ruedes por buen asfalto el confort será alto, pero si la carretera está bacheada empezarás a notar una suspensión más bien seca. Se agradece que los ingenieros hayan trabajado en este apartado, pero se han quedado a medio camino: si bien el Chevrolet Captiva ahora tumba menos en los apoyos fuertes, sigue sin poder competir con sus rivales europeos. Del motor tengo varios comentarios: su salida desde parado es buena y luego se vuelve perezoso si quieres ganar velocidad en una marcha intermedia.

El SUV americano es de los que permite adentrarse en zonas resbaladizas, aunque sin pasarse de optimista. Es verdad que cuenta con unos buenos ángulos offroad, pero no dispone de reductora ni de bloqueos. Además, el sistema de tracción solo conecta el eje trasero en caso de una pérdida de adherencia. Aun así, disfruta de asistente de descensos y arranque en pendientes, dos sistemas que sí que te pueden sacar de un buen apuro.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Todo sobre

Chevrolet Captiva Captiva

Buscador de coches