Así cambiará la normativa de las ITV

Así cambiará la normativa de las ITV para el año 2018

18/07/2017 - 06:31

Un control más exhaustivo en materias clave llegará muy pronto con el objetivo de continuar reduciendo la siniestralidad en nuestras carreteras. Entérate de todos los cambios con nosotros.

Si tu vehículo tiene ya la edad suficiente, seguramente más de una vez hayas tenido que pasar el trámite de someterlo al examen más temido por quienes no realizan un buen mantenimiento de su automóvil. Para 2018 está previsto que entre en vigor una nueva normativa de las ITV con el objetivo de recrudecer su análisis en determinados puntos clave del coche para contribuir a mejorar la seguridad en la carretera. ¿Quieres saber cómo? Sigue leyendo. 

Además de los controles ya conocidos y que pivotan alrededor de elementos fundamentales como el estado de los neumáticos (¿sabes cómo pueden afectar a la conducción?), las luces y los sistemas de suspensión y frenado, existen en los automóviles modernos ciertos sistemas de seguridad activa y pasiva cuyo correcto funcionamiento es vital... y que no pueden ser revisados dada la complejidad para acceder a sus ‘cerebros’. En algunos casos, por culpa de los propios fabricantes. ¿Estás al tanto de todo lo relacionado con el escándalo de las emisiones que ha afectado a varias firmas del sector? Ahora los análisis serán aún más rigurosos en ese sentido para tratar de evitar que haya en circulación vehículos que contaminen más de lo que corresponde. 

La seguridad, a examen

¿Qué debes revisar en tus neumáticos antes de irte de vacaciones?

El primero de los puntos que se espera mejorar con la nueva normativa de las ITV es el de la seguridad, que en los coches más modernos va mucho más allá de comprobar el estado del equipo de frenos, de suspensión, de los neumáticos (ahórrate disgustos y controla su profundidad) o los sistemas de retención más básicos. Hasta ahora era literalmente imposible analizar en qué estado se encontraban los sistemas diseñados para prevenir un accidente (conocidos habitualmente como la seguridad activa del vehículo) y los creados para minimizar sus consecuencias (pasiva), ya que para acceder a ellos es preciso conectar el automóvil a un ordenador que sea capaz de ‘entenderse’ con él y ofrecer al operario un diagnóstico más preciso de sus posibles problemas. 

Así cambiará la normativa de las ITV

Para poner solución a este escollo para garantizar la seguridad vial las estaciones recibirán nuevo equipamiento que les permitirá llevar a cabo dichos exámenes sin problemas pudiendo acceder, además, a las herramientas de diagnosis del propio coche para poder detectar otros defectos en su funcionamiento relacionados con el motor, la caja de cambios, transmisión... 

Objetivo: eliminar los malos humos

El segundo gran problema con el que tratará de luchar la nueva normativa de las ITV será el de las emisiones contaminantes, que han saltado al escenario tras los recientes escándalos que han involucrado a varias marcas del universo del automóvil. Aunque la medida lleva ya varios años dando vueltas, parece que la concienciación de todos los usuarios de la necesidad de reducir la contaminación de sus vehículos ha sido el revulsivo que necesitaba el sector para ponerse manos a la obra y tratar de cambiar el método para medir el impacto que los gases de un automóvil tienen en la atmósfera. 

Según informa AECA-ITV (Asociación Española de Entidades Colaboradoras con la Inspección Técnica de Vehículos), en este momento es muy complicado analizar de un modo fiable las emisiones producidas por vehículos diésel dentro de las normativas Euro V y Euro VI, y controlar su correcto funcionamiento con arreglo a la legislación será uno de los objetivos básicos a tratar en la nueva normativa. Sí: se acabó el manipular elementos como los filtros de partículas o las válvulas EGR. A partir de 2018 será más fácil encontrar las ‘trampas’ y quienes recurran a ellas para mejorar las prestaciones de su vehículo podrían pagar caras las consecuencias.  

Así cambiará la normativa de las ITV

Más de VisionZero by Continental