Noticia

La mayoría de los accidentes de tráfico, en horario laboral

La mayoría de los accidentes de tráfico, en horario laboral

Noelia López

31/05/2014 - 17:00

La mayoría de los accidentes de tráfico, un 72% del total, ocurren durante la jornada laboral y son ‘in itinere’, es decir, en los trayectos de ida y vuelta al trabajo desde el domicilio habitual

Puede que todos los días, cuando te levantas, hagas lo mismo: coges el coche y haces ese recorrido que te lleva al trabajo y que conoces de memoria. De hecho, crees que podrías ir con los ojos cerrados. Pero lo que, posiblemente no sabes, es que ese recorrido puede ser muy peligroso, tanto que la mayoría de los accidentes de tráfico se producen en horario laboral.

Debido al cúmulo de factores (exceso de confianza, prisas y nervios) tres trabajadores pierden la vida cada semana. Al contrario de lo que se suele pensar, las mayores cifras de muertes no ocurren entre el sábado y domingo. Según el último informe elaborado por el Instituto de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) en el año 2012, 100 personas murieron in itinere, o lo que es lo mismo, en el trayecto de ida o vuelta a su puesto de trabajo desde el domicilio habitual.

Eso sí, a partir de ahora también contarán como tal los siniestros ocurridos en desplazamientos desde la segunda residencia o incluso en la que se pasa el fin de semana. De esta forma, el Tribunal Supremo ha decidido ampliar el concepto de in itinere y dar mayor importancia a la movilidad geográfica de los empleados. El fallo se hizo durante el pasado 28 de abril, aprovechando el que es considerado Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo.

Un compromiso empresarial

Para las empresas, los accidentes de tráfico que sufren sus trabajadores tienen efectos muy negativos. Entre ellos, figuran días de baja del trabajador a cargo de la empresa, la pérdida de negocio ocasionado por la disminución de capacidad productiva debido al accidente, la desmotivación de los empleados que se han visto implicados en el siniestro, las primas de seguros por las flotas de vehículos accidentados, cotizaciones a la seguridad social e incluso el daño a la reputación de la empresa, entre otras.

Por eso, muchos negocios incluyen políticas de seguridad vial dentro de su responsabilidad social corporativa, con el objetivo de prevenir los accidentes viales laborales y dejar no solo de lamentar pérdidas humanas, sino también económicas, ya que las bajas por este motivo suponen un coste de 150 millones de euros.

Pero, ¿cuáles son estas medidas llevadas a cabo? Las buenas prácticas son muy variadas y pasan por el control de alcohol y drogas a los conductores, asistencia a cursos de conducción o actualización de la flota de vehículos disponibles. De hecho, TomTom cuenta con una tecnología para sus dispositivos de navegación que permite informar a la empresa de la gestión del tiempo y velocidad que llevan sus trabajadores cuando van conduciendo, así como el punto en el que se encuentra el coche en todo momento.

No te pierdas los accidentes más espectaculares de 2013

Fomentar el teletrabajo o compartir coche son otras opciones promovidas para lograr reducir el tráfico y de esta manera, la siniestralidad vial durante la jornada laboral. Además, el Real Decreto 404/2010, de 31 de marzo, regula un sistema de reducción de cotizaciones por contingencias profesionales a aquellas empresas que hayan contribuido a disminuir y prevenir los accidentes laborales y en especial los de tráfico gracias a un Plan de Seguridad Vial Laboral.

El coste de evitar este tipo de accidentes es menor que el coste que suponen los daños personales y los costes materiales causados por los mismos, por lo que es importante tomar conciencia. Ir y venir al trabajo en coche puede convertirse en una rutina mortal y las consecuencias afectan a las empresas la Administración y la sociedad. Por tanto, más vale prevenir que curar.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches