Noticia

Competición

Fórmula 1: previo Gran Premio de Canadá

Carlos Flores

09/06/2011 - 13:00

El Mundial de Fórmula 1 cruza el charco para su única ronda norteamericana, el Gran Premio de Canadá. Dos zonas de activación del alerón móvil, alta degradación de los neumáticos y un trazado menos favorable a los Red Bull presagian una carrera plena de emoción en el circuito dedicado al mítico Gilles Villeneuve.

En cierto sentido, la Fórmula 1 al estilo 2011 nació en Montreal. El año pasado, casi todos los Grandes Premios de Fórmula 1 se resolvieron a una parada en boxes en virtud de los casi indestructibles neumáticos de Bridgestone. De no ser porque las normas estipulaban lo contrario, en muchos casos los pilotos podrían incluso haber completado las carreras sin detenerse ni una vez. Pero cuando el circo llegó al Gran Premio de Canadá descubrió con asombro que los compuestos se degradaban con una rapidez asombrosa, lo que dio como resultado un Gran Premio electrizante, con variedad de estrategias y numerosos duelos rueda contra rueda.

“Queremos más de lo mismo, por favor”. Esa fue, más o menos, la petición que recibió Pirelli para tener en cuenta a la hora de producir los compuestos de este año. Y que siguió al pie de la letra con el resultado ya conocido: hacía mucho que el Mundial no ofrecía tantas emociones en pista. Aunque, en paradójico contraste, haya un piloto y un equipo que se estén empeñando en teñir de un solo color la lucha por el título: Sebastian Vettel y Red Bull, que, de lograr una nueva victoria, igualarían el registro de Jim Clark en 1965, Michael Schumacher en 1994 y 2004 y Jenson Button en 2009, ganar seis de las siete primeras pruebas.

Las claves del Gilles Villeneuve

-Cortar las alas a Vettel y Red Bull: para muchos, este Mundial está ya poco menos que decidido a favor del alemán y su equipo. Es difícil discutirlo, visto el nivel del dominio que están ejerciendo; baste decir que Sebastian podría quedar segundo en las próximas ocho carreras por detrás de Hamilton, su primer perseguidor, y aun así seguiría siendo el líder. Ante la llegada a partir de julio de circuitos en los que la eficiencia aerodinámica volverá a ser clave, todo atisbo de que este campeonato pueda mantener el interés de una lucha a varias bandas y no se siga convirtiendo en un paseo militar del actual campeón pasa por cortar su racha este fin de semana. Porque el Gilles Villeneuve es un circuito con un trazado muy peculiar, que tiene por costumbre hacer que las diferencias se reduzcan, carente de curvas rápidas y en el que la potencia es el principal requisito. En otras palabras, es la primera pista en lo que va de año en la que, a priori, Red Bull no va a poder explotar las mejores virtudes de su coche.

-¿Reaccionará Hamilton? El británico vivió un Gran Premio de Mónaco  para olvidar, dentro y fuera de la pista. Pero no sería la primera vez que reacciona de inmediato tras un mal día y ofrece una de sus demostraciones de talento. Y Montreal puede ser el lugar perfecto: Lewis ha logrado la pole en sus tres visitas y ganó en 2007 (su primer triunfo) y 2010. Además, la combinación de largas rectas y curvas cerradas debería favorecer las opciones de McLaren.

-¿Acabará la sequía de Ferrari? Hace más de seis meses que la escudería italiana y Fernando Alonso no suben a lo más alto del podio. Tras el frustrante final del Gran Premio de Mónaco, Canadá puede ser una nueva ocasión para poner punto final a este ayuno involuntario. El Ferrari ya fue muy bien en 2010 en el Gilles Villeneuve, y Alonso podría haber ganado de no haber sido por sus peripecias con los doblados. Las carencias aerodinámicas del coche serán mucho menos evidentes este fin de semana y el uso de los mismos compuestos de neumáticos que en Mónaco es otro punto a favor. Aunque Ferrari ha puesto todas sus esperanzas de luchar por el título de pilotos en las mejoras previstas para Silverstone, de poco servirán si en Canadá –y dos semanas después, en Valencia- no se logran buenos resultados. Así lo reconoce Alonso: “Debemos dar un giro de volante a este campeonato en cuestión de puntos; las fortalezas de nuestro coche se adaptan muy bien a las características del circuito y creemos que tenemos más posibilidades de luchar por la primera posición, aunque espero encontrarme con unos McLaren y unos Red Bull también muy fuertes”.

-Pilotos bajo presión: no son pocos los pilotos llamados a espabilar este fin de semana. Felipe Massa, que lleva tres grandes premios sin puntuar, necesita con urgencia una buena actuación. Pese a algunos destellos, sigue estando firmemente a la sombra de Alonso y de no mejorar sus prestaciones no le hará ningún favor a sus posibilidades de cumplir el último año de su contrato, 2012. En similar situación está Nick Heidfeld, sobre todo por su pobre rendimiento en calificación, que ha echado a perder más de un posible resultado entre los seis primeros. El jefe de Renault, Eric Boullier, ya le ha dado un aviso al señalar que su temporada “está siendo buena, pero no lo suficiente”. Y un tercer hombre necesitado es Jaime Alguersuari. Pese a que sus pobres resultados no le sean achacables enteramente, las cifras cantan: en una temporada en la que estaba llamado a mantener la superioridad sobre su compañero, Sébastien Buemi, este le gana 5-1 en calificación y 7-0 en puntos. Jaime es, además el único piloto que no ha puntuado aún, dejando a un lado a los de los equipos que debutaron en 2010.

-Los incidentes, muy habituales: la pista canadiense, muy rápida, sin apenas escapatorias y con los muros siempre amenazantes ha sido tradicionalmente propicia a los incidentes, la consiguiente aparición del coche de seguridad y algún que otro resultado inesperado.

-La estrategia: un viaje a lo desconocido, como es ya costumbre en 2011. El hecho de que, el año pasado, en esta misma pista, fuera necesario hacer una parada más de lo habitual pese a que los compuestos de Bridgestone fueran más resistentes que los actuales Pirelli es un aviso de lo que puede suceder. Pero nadie lo sabrá a ciencia cierta hasta que comience la acción. Lo que parece seguro es que será imposible ir a una sola parada, como en Mónaco; las fuertes frenadas, las numerosas fases de tracción, los niveles variables de agarre y la irregularidad de la superficie castigan mucho más las gomas. En Montreal, adelantar ya era bastante factible sin alerones móviles y KERS, así que, en la carrera de este domingo, decantarse por la estrategia más rápida y preocuparse menos por la posición en pista podría ser la apuesta ganadora.

-Zona de activación del alerón trasero en carrera: el punto de detección estará ubicado en la aproximación a la horquilla. Por primera vez, habrá dos zonas de activación; en la recta del casino y en la de meta. Hay que recordar que su uso está permitido a partir de la tercera vuelta después de la salida o de la retirada del coche de seguridad, siempre que el piloto haya pasado a menos de un segundo del coche que le precede por el punto de detección.

-Compuestos de neumáticos: superblando (logos rojos en los flancos) y blando (logos amarillos).

Los mejores en Canadá

Michael Schumacher ostenta el primado con nada menos que siete triunfos repartidos a lo largo de una década. Aunque mejor aún es el promedio de victorias de Lewis Hamilton, que ha ganado en dos de sus tres visitas (fue aquí, además, donde estrenó su palmarés).

-Pilotos en activo que han ganado en el Gilles Villeneuve: Michael Schumacher, siete victorias (1994, 1997, 1998, 2000, 2002, 2003, 2004); Lewis Hamilton, dos (2007, 2010); Fernando Alonso, una (2006).

-Equipos de la actual parrilla que han ganado en el Gilles Villeneuve: Ferrari, diez victorias (1978, 1983, 1985, 1995, 1997, 1998, 2000, 2002, 2003, 2004); Williams, siete (1979, 1980, 1986, 1989, 1993, 1996, 2001);McLaren, siete (1988, 1990, 1992, 1999, 2005, 2007, 2010); Renault, tres (1991, 1994 –como Benetton-, 2005); Sauber, una (2008, como BMW-Sauber).

Los récords del circuito

-De la distancia: Michael Schumacher (Ferrari, 2004), 1h:28:24.803 (207,165 km/h).

-De la pole: Ralf Schumacher (Williams-BMW, 2004), 1:12.275 (217,220 km/h).

-De la vuelta rápida: Rubens Barrichello (Ferrari, 2004), 1:13.622 (213,246 km/h).

Momentos para el recuerdo

1978: la carrera inaugural del circuito, que cierra la temporada, supone la primera victoria del ídolo local, Gilles Villeneuve (en su primer año completo en Ferrari). Tras su trágica muerte, cuatro años después, la pista sería rebautizada con su nombre.

1980: en la penúltima prueba de la temporada, los rivales por el título, Alan Jones (Williams) y Nelson Piquet (Brabham) chocan en la salida. Reanudada la carrera, el brasileño rompe el motor mientras lidera, lo que convierte a Jones en campeón. Es el primer título para Williams.

1981: otra de las razones por las que Villeneuve acabó convirtiéndose en un ídolo para los ferraristas. Bajo un auténtico diluvio, el canadiense se las arregla para llegar tercero a la meta con un Ferrari que se ha pasado media carrera con el morro destrozado y el alerón delantero completamente torcido.

1991: la carrera es un paseo militar para el Williams de Nigel Mansell. Pero, en la última vuelta, cuando ya saluda al público para celebrar la victoria, el coche se le cala y la victoria recae en un sorprendido Nelson Piquet.

1995: en una prueba que registra un gran número de abandonos, el francés Jean Alesi consigue su primera y, a la postre, única victoria en la que es la última temporada de su poco fructífero paso por una escudería Ferrari en crisis.

1999: el origen del muro de los campeones. Uno a uno, Ricardo Zonta, Damon Hill, Michael Schumacher –mientras lidera la carrera- y Jacques Villeneuve se estrellan en el mismo punto, la entrada a la recta de meta. Mika Häkkinen se beneficia del accidente del kaiser y se hace con la victoria.

2001: el primer doblete de hermanos en la Historia de la Fórmula 1. Ralf Schumacher gana por delante de Michael. Al año siguiente, habrá otro, aunque con las posiciones invertidas.

2008: primera y única victoria de BMW. Un año después de su tremendo accidente en el mismo escenario, Robert Kubica vence en el Gilles Villeneuve. El polaco es el principal beneficiario del cruce de cables de Lewis Hamilton, que se estrella contra Kimi Räikkönen al salir de boxes cuando el finlandés estaba parado ante el semáforo rojo.

-Horarios

Libres 1: viernes, 16.00

Libres 2: viernes, 20.00

Libres 3: sábado, 16.00

Calificación: sábado, 19.00

Carrera: domingo, 19.00 (70 vueltas, 305,270 km)

Lecturas recomendadas

Buscador de coches