Noticia

Competición

Ford y Citroën, listos para el Mundial de Rallys 2011

Noemí Alonso

02/02/2011 - 12:12

Cambian las reglas en el Campeonato del Mundo de Rallys, que las marcas deben afrontar con los nuevos WRC. Ford y Citroën ya tienen listos, respectivamente, el RS y el DS3 para competir en 13 pruebas que comenzarán el próximo día 10 en Suecia.

El Mundial se inicia en Suecia. ¿Cómo, y el famosísimo Montecarlo? Sigue formando parte del Intercontinental Rally Challenge y se disputó hace dos semanas: Brian Bouffier, con un Peugeot 207 S2000, fue el vencedor de la prueba más famosa de la especialidad, que este año, además, celebraba su centenario. Habría sido una gran ocasión para que regresara a la máxima categoría (de hecho, pilotos de la talla de François Delecour o Petter Solberg no quisieron perdérselo), pero...

El caso es que la carrera no está en el Campeonato del Mundo y las pistas heladas de Suecia pondrán a prueba el debut del Citroën DS3 WRC y del Ford Fiesta RS WRC. Este último ya ha recibido la homologación de la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) y los representantes de la formación, de nuevo Mikko Hirvonen y Jari-Matti Latvala, intentarán llevarlo lo más alto posible en la clasificación. Junto a ellos, un nutrido plantel de privados contarán con unidades de este coche en los caminos suecos: Henning Solberg, Mads Otsberg, Dennis Kuipers, Khalid Al Qassimi, Matthew Wilson, Per-Gunnar Anderson y el espectacular Ken Block, rey de los malabarismos.

El Fiesta RS, que sustituye al Focus WRC, ha sido desarrollado a partir de la versión S2000 (puedes ver la unidad que ha competido en el Nacional de Rallys en el vídeo que tienes más abajo) por M-Sport, el socio británico de Ford, con la ayuda de la división europea de la marca. Comparten arco de seguridad y chasis, pero poco más. El WRC posee un motor 1.6 turbo, con inyección directa, que emplea como base el propulsor EcoBoost del fabricante; está preparado por el especialista francés Pipo. El turbocompresor Garret tiene una brida de 33 milímetros y la unidad está controlada por un sistema electrónico Cosworth. La tracción a las cuatro ruedas se basa en diferenciales mecánicos.

Al conjunto hay que añadir una transmisión secuencial de seis marchas, cambio también mecánico, suspensión delantera y trasera McPherson, amortiguadores Reiger, frenos Brembo con pinzas de cuatro pistones y neumáticos Michelin de 650 mm, a los que los pilotos tendrán que acostumbrarse. Se han realizado más de 11.000 kilómetros de test sobre asfalto, tierra, hielo y nieve para que todo esté listo el próximo 10 de febrero.

Al igual que Ford, Citroën ha hecho los deberes y ya tiene preparado su DS3, el tercer WRC que el fabricante lleva al Mundial tras el Xsara y el C4. Las especificaciones son similares a las del Ford (mecánica 1.6 turbo, tracción total, transmisión secuencial...), ya que, lógicamente, son las que marca el reglamento. Sebastien Loeb, representante principal de la formación gala, ha anunciado que es "más corto que el C4 y, por lo tanto, más ágil en los giros cerrados. Sin embargo, el regreso al cambio mecánico nos obligará a trabajar más tras el volante", ha añadido.

El objetivo del campeón francés es lograr su octavo Campeonato Mundial. Su compañero de equipo, Sebastien Ogier, también luchará por obtener la mayor cantidad de puntos posible.

 

p> 

Lecturas recomendadas

Buscador de coches