El rally infinito existe, y está en DiRT 4

El rally infinito existe, y está en DiRT 4

29/05/2017 - 11:08

DiRT 4 es el juego de rallys más completo de PS4, Xbox One y PC, y buena parte de la culpa la tiene su editor de pistas, que permite crear un número infinito de tramos de manera realmente sencilla. Si además de piloto, te gustaría ser ingeniero de caminos, aquí tienes tu oportunidad.

DiRT 4, ya disponible para PS4, Xbox One y PC, está dando mucho que hablar. Su oferta de contenidos de serie es inmensa -acabamos de darle un bien repaso a los coches y circuitos-, pero la cosa no se queda ahí. En esta ocasión, los desarrolladores han tirado la casa por la ventana y han elaborado una ambiciosa tecnología para que el propio jugador pueda crear por sí mismo un número infinito de tramos nuevos. No veréis nada similar en ningún otro juego de carreras, y menos de rallys.

Crea tu propia etapa

Para que cualquier usuario pueda sacarle partido a la herramienta, llamada ‘Crea tu etapa’, se ha diseñado un menú muy intuitivo. Con sólo configurar varios parámetros, puedes generar todos los tramos que quieras en un abrir y cerrar de ojos. No hace falta dibujar el perfil de la carretera ni nada por el estilo, el juego se ocupa de hacerlo por ti, pero generando resultados totalmente aleatorios. Puedes encadenar todas las etapas propias que quieras poniendo en marcha tu propia competición.

Lo primero es elegir el rally donde ambientar los tramos que se vayan a crear. Se puede optar por cualquiera de los cinco países que se incluyen, es decir, Suecia, Gales, Australia, España y Estados Unidos. Eso significa que el tipo de superficie de tus tramos puede ser la que quieras, desde nieve a barro, pasando por asfalto, tierra o grava compacta, lo que, obviamente, condicionará el pilotaje.

Una vez seleccionado el entorno, tan sólo hay que ‘jugar’ con dos parámetros: longitud y complejidad del tramo. Se puede elegir que los tramos sean desde muy cortos a muy largos, pasando por múltiples opciones intermedias. Así, puedes tener desde eventos al sprint de sólo dos kilómetros hasta palizas de casi 20.

En cuanto a la dificultad, tienes también una amplísima horquilla de opciones, para que el tramo sea un paseo con curvas muy sencillas o, por el contrario, un infierno de curvas ciegas, baches u obstáculos inesperados. En relación con eso, los giros, la pendiente o la orografía de los arcenes se establecen de manera aleatoria, a partir de la biblioteca de recursos que tiene el juego en la memoria. Si ves que el tramo generado es en bajada y prefieres que sea en subida, no hay problema, pues puedes invertirlo.

A cualquier hora, cualquier clima

No acaba ahí la cosa. DiRT 4 hace gala de un apartado gráfico brutal y, gracias a él, se puede competir a cualquier hora del día y con múltiples condiciones climatológicas. Así, una vez generado el tramo, puedes elegir tanto la franja horaria en la que correr como la meteorología. En cuanto a la iluminación, puedes elegir desde amanecer hasta la noche más cerrada, pasando por mañana, mediodía, tarde y anochecer. Al empezar, es recomendable jugar de día, pero, si se quiere el máximo desafío, la oscuridad es un reto de altura, con el condicionante de que, si los faros del coche sufren algún percance, estarás perdido.

En cuanto a las condiciones atmosféricas, hay más de quince, que juegan en diferentes grados con el sol, la nubosidad, la niebla y las precipitaciones, bien en forma de lluvia o de nieve, según el rally. No es lo mismo una fina llovizna que un aguacero que inunde el parabrisas. 

¿Y hay más? Sí, hay más. Es posible compartir todas las creaciones y que otros jugadores se las descarguen en su consola. Además, da igual la versión del juego que se tenga (PS4, Xbox One o PC), porque las clasificaciones son compartidas entre las tres plataformas, algo que no sucede prácticamente en ningún otro juego. Prepárate para picarte con cualquiera que tenga el juego por firmar el mejor tiempo.