Noble, superdeportivos hechos con patrón

05/12/2013 - 07:24

De diseñador de ropa para estrellas del pop a piloto de carreras y, de ahí, a crear superdeportivos. La vida de Peter Boutwood bien se merece este documental donde los protagonistas son su gran creación: los superdeportivos Noble.

Los superdeportivos Noble son 'como los de antes', sin trampa ni cartón (es decir, sin ayudas a la conducción). Están fabricados con fibra de carbono, por lo que la ligereza es una de sus virtudes y pesan hasta 400 kilos menos que otros modelos de prestaciones similares.

Entre los creadores de esta marca de origen británico, se encuentra Peter Boutwood, un diseñador que llegó al mundo de los coches casi por casualidad. "Empecé diseñando ropa para estrellas del pop, una vez que tuve dinero decidí hacerme piloto de carreras", cuenta en el documental que le ha dedicado MICHELIN. "Ahí comenzó mi pasión por el automovilismo, por eso cuando Rob Dyson me preguntó si podíamos crear un coche desde cero, le dije: ¡Juntos podemos!", recuerda.

Rob Dyson y Peter Boutwood compartían un sueño: fabricar un coche similar al Ferrari F40, pero con una filosofía muy distinta, una especie de "regreso al futuro". Noble deja a un lado la electrónica y apuesta 100% por la mecánica. Sus coches no tienen ni ABS, ni ESP, ni otros sistemas de ayuda a la conducción. "Queremos que sea el conductor quien cambie de marcha, active los frenos... que no espere a que se lo den todo hecho", explica Peter Boutwood.

Lo que sí tienen los superdeportivos Noble es un control de tracción que se activa con un botón inspirado en el sistema de lanzamiento de misiles de los aviones Tornado.

"Como no tiene electrónica, para nosotros es muy importante el agarre mecánico", explica Boutwood. Por eso, para 'calzar' al Noble M600, un superdeportivo de 650 CV capaz de llegar a 100 km/h desde parado en tres segundos, han elegido los neumáticos MICHELIN.

Más de Especial Michelin