7 consejos para poner a punto tu coche tras las vacaciones

7 consejos para poner a punto tu coche tras las vacaciones

11/09/2016 - 22:51

¿Tu coche ha sido tu más fiel compañero estas vacaciones? Si así ha sido, antes de volver a la rutina le debes una puesta a punto como Dios manda. Que la vuelta a la rutina es dura para todos y más si no ha habido descanso entre medias. Aquí van 7 consejos para poner a punto tu coche tras las vacaciones.

¿Has oído hablar del periodo de adaptación previo a la vuelta a la rutina? Quizá tu coche también lo necesite tras las vacaciones. Y no me refiero a dejarlo en el garaje, sino a darle una serie de mimos para quitarle esa arena que afea la tapicería y puede estropear el motor y comprobar que todo, por dentro y por fuera, está ok. Aquí van siete consejos para poner tu coche a punto tras las vacaciones

1. Adiós a la arena por dentro…

Sobre todo si las vacaciones han sido en zonas de playa, es recomendable, al regreso, hacer una limpieza completa del coche. La arena o incluso el agua salada del mar pueden llegar a perjudicar algunas piezas, por lo que eliminar su incidencia ayudará a que estas partes se conserven mejor durante más tiempo. Aunque sea más engorroso lo mejor es que la limpieza se haga a mano; de esta forma conseguirás mejores resultados y evitarás causar daños en la carrocería y el interior.

2….y por fuera

El consejo de lavar el interior del coche a mano a la vuelta de las vacaciones se debería escribir con mayúsculas cuando se trata de limpiar la carrocería.

Aunque a simple vista no se aprecien, siempre quedan restos de arena de la playa o tierra de la montaña que en los túneles de lavado se convierten en arañazos irreversibles.

Antes de pasar la esponja asegúrate de haber eliminado cualquier resto de arena con un buen chorro de agua a presión.

3. Revisa los niveles

Es habitual, aunque hayamos salido de viaje con todos los niveles correctos, que estos se vayan reduciendo a medida que se avanzan los kilómetros de recorrido. 

Puedes acudir a un taller de confianza para que hagan un control del líquido refrigerante, de freno, lubricante o incluso aceite será una de las maneras más efectivas de garantizar un funcionamiento perfecto del motor. O, si eres un poco entendido en mecánico, puedes hacerlo tú mismo.

4. La presión de los neumáticos

Puede que antes de salir subieras algo la presión de los neumáticos como recomienda el fabricante en caso de llevar el coche cargado de equipaje. Te sorprenderá ver que, unas semanas después, la cantidad de aire ha bajado. Es normal, por el calor, los kilómetros... Asegúrate de volver a dejarlos suficientemente hinchados.

5. Turno de los frenos

El calor, los frenazos, el uso prolongado, las subidas y bajadas en pendientes pronunciadas (sobre todo si has ido por montaña)... todo contribuye a deteriorar el estado de las pastillas de freno. Comprueba su estado y el nivel del líquido de frenos. Su buen funcionamiento puede prevenir accidentes.

6. Renueva los limpiaparabrisas

El calor del verano puede perjudicar la eficacia del material con el que están hechos los limpiaparabrisas, por lo que comprobar que la goma esté correcta y sin grietas es también una medida de salvaguarda de los pasajeros. Si vemos que tiene algún tipo de tara, será el momento de cambiarlos por unos nuevos.

7. Limpia el maletero

Durante el verano se tiende a llevar el maletero lleno de objetos que se usan en los ratos de ocio. Si estás de vuelta en tu domicilio y ya has empezado la vida cotidiana, no te olvides de vaciar el maletero de todo lo que no vayas a usar en el día a día. Recuerda que el peso es uno de los factores que más afecta al consumo. Cuanto menos peso cargue el coche, menor consumo de combustible tendrá.

Más de Espacio Toyota