El blog de Emilio Salmoral
Emilio Salmoral
Si eres de los que piensas que cada 'cacharro' tiene algo interesante. Tu corazón palpita cuando ves una carretera con curvas enlazadas y te emocionas al escuchar un motor a 8.000 rpm. Querido amigo... hablamos el mismo idioma. Aquí charlamos de coches, de conductor a conductor, de aficionado a aficionado y de probador a probador.
19/04/11

Carreteras para disfrutar (Madrid 1.0)

¿Qué haces esta Semana Santa?¿Te quedas en Madrid? Si es así, te voy a hacer una propuesta: aprovecha que todo el mundo está en la playa, de procesión y demás actividades varias...Y coge tu coche para disfrutar la sierra de Madrid. Porque la Villa no es solo atascos, la Gran Vía o los rascacielos de Cuatro Torres. Madrid posee una colección de carreteras en las que te puedes volver a sentirte de nuevo un auténtico conductor y disfrutar de unas horas al volante. Te podría haber propuesto el típico puerto de la Morcuera o Canencia, pero te quiero llevar más lejos, meterte más adentro de la sierra y que la cobertura de tu teléfono desaparezca. Aquí lo tienes, esta es la ruta que te propongo: 56,4 km que te pueden parecer pocos, aunque te aseguro que terminarán agotándote.

 

 

La ruta empieza en Robledillo de la Jara, allí tienes que tomar dirección a la Puebla de la Sierra. Se trata de una carretera estrecha, mucho, que hace pocos años era un tramo del rally Shalymar: hay una horquilla en subida a izquierdas que es uno de los puntos más espectaculares para ver este rally. Este año tiene el asfalto cada vez más roto, empiezan a aparecer demasiados baches pero no puedes perderte esta carretera por dos motivos: por su precioso paisaje y por la gran cantidad de curvas a las que te lleva. Todavía recuerdo lo bien que me lo pasé por esta carretera (M-130) hace años conduciendo un BMW M3 E46.

 

 

 

Después de atravesar la Puebla de Sierra, te espera una ascensión hasta los 1.636 metros del puerto a través de una carretera con un asfalto excelente, con mucho grip y cinco horquillas seguidas antes de llegar arriba del todo en las que puedes pasártelo muy bien si tu coche es propulsión. Son amplias, hay visibilidad... vamos, son el lugar ideal para quemar un poco de goma. Este tramo es casi, casi el Stelvio madrileño... ¡Con esto te lo he dicho todo! La bajada del puerto te pone los pelos de puntos, pasa por una zona arbolada que en invierno suele tener bastantes placas de hielo, pero en esta época del año no hay mayores problemas. ¡Ojo! Recuerda la paella a derechas... es bastante delicada. Pero la diversión no acaba aquí, llevas 28 km y ahora viene otro puerto: el de La Hiruela.

 

 

Otra carretera de montaña con asfalto perfecto que te lleva a los 1.477 metros de altitud. Su trazado es técnico, complicado, con algunas curvas escasas de visibilidad (despacio) y sin posibilidad de cunetear (hay unos muros de piedra terribles). La llegada a la horquilla de derechas antes del cruce es delicada: os coches suelen llegar bajos de frenos después de la bajada. ¿Siguiente destino? El Cardoso de la Sierra (Guadalajara) justo después de cruzar el rio ¡Jarama!  y tomar la carretera GU-187. Este tramo lo han reformado por completo, tiene asfalto nuevo, perfecto y una zona de curvas enlazadas que te ponen los pelos de punta. Además, te lleva hasta el Hayedo de Montejo (uno de los bosques de hayas más meridionales de Europa). Sin duda una carretera bellísima del que tengo buenos recuerdos, ya que ha sido varias veces tramo del rally de regularidad Clásica de los Puertos que organizaban mis amigos del TRECE CLÁSICOS (un año hice segundo aquí con mi Pandita Terra). En fin, me dejo de mis historias de abuelo y te invito a que hagas click AQUI para ver la ruta en Google Maps. ¡Diviértete!

 

 

Fotos: de mi amigo Javi (renaulista) y su bonito BMW 323i E21, www.soymotero.net , almudani, y Google Maps