Skip to main content

Reportaje

La nueva normativa de la UE sobre emisiones supondría multas multimillonarias a las marcas

Emisiones radar

De cara a 2020, las emisiones de CO2 han de limitarse a 95 g/km.

La cuenta atrás ha comenzado, y la fecha señalada en color rojo es el próximo 1 de enero de 2020. Es decir, para llegar a ese día quedan menos de seis meses. Este es el tiempo de que disponen los fabricantes de automóviles para ajustarse a la nueva normativa de la UE sobre emisiones contaminantes; y no cumplirla podría suponerles multas multimillonarias; de hecho, según la consultora Jato, las sanciones podrían alcanzar los 34.000 millones de euros.

10 maneras de reducir el C02 que funcionan y no dependen de los coches

A partir de 2020, las flotas de automóviles de Europa tendrán que cumplir con una normativa aún más estricta sobre emisiones de dióxido de carbono. La nueva legislación tiene el objetivo de fomentar la producción de coches híbridos y eléctricos, sí como tratar de llegar a los objetivos climáticos de la Cumbre de París. De acuerdo a la nueva normativa de emisiones, el límite de dióxido de carbono por kilómetro del 95% de la flota comunitaria de coches se establecerá en 95 gramos de CO2 por kilómetro. Eso sí, no será hasta 2021 cuando el 5% restante tendrá que cumplir con estos límites de emisiones; y si no lo hacen, los fabricantes serán sancionados por la UE.

La nueva normativa de la UE sobre emisiones supondría multas multimillonarias a las marcas

Y las sanciones no serán poca cosa; se ha establecido un importe de 95 euros por gramo de dióxido de carbono por cada coche que emita más de 95 gramos por kilómetro. De hecho, y dada la situación actual del sector (con las matriculaciones cayendo en algunos mercados clave , la situación entre EEUU y China y la UE), este horizonte no resulta demasiado halagüeño; tanto, que algunos fabricantes podrían llegar a plantearse salir del mercado europeo, tal y como sostiene el analista de Evercore IS Arndt Ellinghorst en declaraciones a Bloomberg.

Y es que, según la consultora Jato, que ha analizado los datos referentes a las emisiones de 2018, las multas por no cumplir con la nueva normativa de emisiones de la UE podrían alcanzar los 34.000 millones de euros.

Siempre de acuerdo a esta consultora especializada en automoción, el Grupo VW, podría tener que enfrentarse a unas multas de unos 9.000 millones de euros; a estos les seguiría el Grupo PSA, con una sanción de 5.390 millones de euros, Renault, con 3.570 millones de euros, y FCA, con 3.240 millones de euros. Daimler tendría que abonar una multa de 3.010 millones de euros; Hyundai y Kia, 2.880 mmillones de euros; el Grupo BMW, 2.660 millones de euros; Ford, 2.560 millones de euros; Nissan, 1.140 millones de euros; Volvo, 770.000 millones, y Toyota, 550.000 millones de euros.

Estos datos se refieren a las multas que deberían pagar si sus emisiones fuesen las mismas que las de 2018, y de cara a 2021 no hubiesen variado.

¿Llegarán las marcas a tiempo?

Desde AUTOBILD.ES nos hemos puesto en contacto con varios grupos automovilisticos, y la respuesta que hemos obtenido ha sido casi la misma: su intención es llegar a la nueva normativa cumpliendo con ella.

Es el caso de Renault, quienes, como ya hicieran en la mesa redonda que se estableció en el Salón de Ginebra, explican que llegarán a la fecha establecida cumpliendo con la normativa, con lo que no pagarán ninguna multa.

¿Cuánto hay que reducir las emisiones de CO2 para frenar el cambio climático?

Por su parte, desde PSA han explicado que "Groupe PSA confirma que cumplirá con los objetivos de emisiones de CO2 impuestos por la Unión Europea en 2020. El grupo está comprometido con la estrategia de electrificación de sus modelos. Desde este año todos los nuevos modelos tendrán una versión electrificada.  Y el 100% de la gama de Groupe PSA con sus cinco marcas (Peugeot, Citroën, DS, Opel y Vauxhall) tendrá una versión electrificada (100% eléctrica o híbrido enchufable) en 2025".

Desde Seat nos han explicado tanto la postura de la marca, como la del Grupo VW en general: "El Grupo Volkswagen cumplirá los objetivos con una combinación de vehículos puramente eléctricos e híbridos, así como vehículos con motores de combustión altamente eficientes. Una parte cada vez mayor de vehículos eléctricos será la fuente principal para cumplir con las reglas de emisiones más estrictas en 2030: los vehículos eléctricos representarán entre el 40 y el 50 por ciento de la flota total del Grupo Volkswagen. Se fabricarán 22 millones de vehículos eléctricos en todo el mundo solo en los próximos diez años", han explicado desde su departamento de Comunicación. "El Grupo Volkswagen tiene la intención de evitar las multas a toda costa y cuenta con un plan concreto para lograr los objetivos. Esto implica aprovechar las sinergias entre las marcas del Grupo. Como corporación, Volkswagen tendrá un balance del 100% sin emisiones de CO2 para 2050. Eso se aplica tanto a los vehículos como a la producción. Asumimos de forma muy seria nuestra responsabilidad y nuestro compromiso con los objetivos de París y estamos trabajando muy duro para inspirar a nuestros competidores y a la industria proveedora a que también se embarquen en el camino hacia la neutralidad de CO2".

Además, han dado datos más concretos sobre los planes de la marca para cumplir con esta futura normativa de emisiones: "Hablando de Seat, el Mii electric llegará al mercado a finales de este año 2019. En 2020, Seat lanzará el Seat el-Born, el primer vehículo totalmente eléctrico construido sobre la plataforma MEB del Grupo Volkswagen. Además, el plan de movilidad eléctrica de Seat incluye la versión híbrida de la nueva generación del León y también del Tarraco, así como las versiones híbridas del Cupra Formentor y Cupra León. Además, también habrá vehículos mild hybrids".

Las posiciones de los fabricantes son bastante unánimes en este aspecto. Habrá que esperar para ver si realmente lo logran.

Y además