Reportaje

Coches 4x4

La Monster Jam 2011 llega a Barcelona con Pinto y Pandiani

Alejandro Serrano

12/11/2011 - 00:32

La Monster Jam 2011 de Barcelona regresa este fin de semana tras su paso por Madrid. Los futbolistas José Manuel Pinto (Fútbol Club Barcelona) y Walter Pandiani (RCD Espanyol) han conducido los 'bigfoot' que participan en este espectáculo. AUTOBILD.ES te muestra desde dentro cómo son.

La Monster Jam (vídeo Monster Jam), uno de los espectáculos más seguidos de Estados Unidos, vuelve a España para hacer las delicias de los aficionados al motor y al mundo de los 4x4. En esta ocasión, la Monster Jam 2011 de Barcelona -que comienza el 12 de noviembre- ha contado en su inauguración con la presencia de los futbolistas del FC Barcelona José Manuel Pinto y del RCD Espanyol Walter Pandiani en los Monster Trucks.

Tras la experiencia, Pinto -que a diferencia de Pandiani, nunca antes se había subido a uno de los 'bigfoot' de la Monster Jam- ha bromeado, diciendo que "Conducir el Toro Loco es más difícil que un entrenamiento del Barça".

Considerado como un evento eminentemente familiar la Monster Jam ya conocían el calor del público español –hace unos meses triunfaron en Madrid y el años pasado, en Barcelona–. Aquí se conocen desde hace pocos, pero lo cierto es que sus cinco toneladas de peso tienen una larga historia.

Los 'Trucks' de la Monster Jam nacieron como una atracción secundaria a los espectáculos de carreras de arrastre de tractores. Al principio, se limitaban a recorrer, de forma lenta y sin acrobacias, los circuitos. Poco a poco, se mejoraron las habilidades y la tecnología, se crearon normas y procedimientos de seguridad y los 'Trucks' consiguieron su propio espectáculo.

El lento caminar dio paso a un circuito lleno de obstáculos –coches, autobuses, caravanas, largos camiones y hasta barcos y aviones– que se sortean o aplastan sin piedad con una, dos o las cuatro ruedas.

En la modalidad ‘freestyle' de la Monster Jam Barcelona, los pilotos demuestran su habilidad (entre 60 y 90 segundos, depende del circuito) al volante haciendo piruetas, vueltas y toda clase de virguerías. Un jurado de la USHRA decide, por votación, quién es el ganador de esta parte.

En función del estadio en que se celebre la prueba, cada piloto de la Monster Jam Barcelona 2011 volverá a tener entre 60 y 90 segundos para demostrar su habilidad y bailar con el coche haciendo saltos, piruetas, vuelos... Esta modalidad, conocida como 'freestyle', es la que más aplausos provoca entre el respetable.

Mover cinco toneladas

Lo primero que llama la atención cuando te acercas son las ruedas. ¿Por dónde subo? ¿Y la maneta de la puerta? ¡Ah! Es que no hay puerta... El acceso al 'Truck' es algo complicado, hay que agarrarse a los tubos y trepar –literalmente– poniendo los pies donde buenamente se pueda.



Las carrocerías de acero iniciales –más parecidas a las de un tractor que a un furgón americano– se han sustituido por las de fibra de vidrio, con lo que el peso de los camiones se reduce de los 7.500 kilos de antaño a los actuales 4.500 kilos.

Esta cura de adelgazamiento es especialmente importante a la hora de marcar una coreografía en un espectáculo como la Monster Jam 2011 de Barcelona, pero también para superar obstáculos –con casi ocho toneladas, los coches se quedaban literalmente pegados a los neumáticos–. Ahora, pueden saltar distancias de entre 33 y 35 metros, elevarse hasta 8 metros en el aire y alcanzar una velocidad máxima de 160 km/h. Aunque no son todos iguales, los Monster Trucks suelen medir 3,8 metros de alto y 3,7 de ancho.

Subido en uno de estos gigantes la visión es limitadísima. Los pilotos de la Monster Jam 2011 tienen una línea ciega de diez metros. Solo ven lo que hay a partir de esa distancia y en línea recta –el asiento les impide mirar a los lados–.

El sistema de suspensión es clave para dotar de maniobrabilidad y seguridad al conjunto. Por eso, uno de los avances más importantes llegó con los amortiguadores de nitrógeno.

Los primeros Monster Trucks tenían láminas flexibles de acero y pequeños amortiguadores. Los actuales miden casi 80 cm de alto y, por su interior, circula aceite y gas de nitrógeno. Con todo esto, los 'trucks' de la Monster Jam 2011 de Barcelona pueden correr más y saltar mejor.

Fabricados a medida, sobrealimentado y con inyección de metanol, los motores de los Monster Truck –son todos iguales– tienen 9,4 litros cúbicos y arrojan una potencia de 1.500 CV.

Los motores se alimentan de combustible alcohólico de alto octanaje. En el depósito caben unos 100 litros de etanol, lo que les da autonomía para 800 metros –consumen unos diez litros cada 80 metros, lo que equivale, más o menos, a una vuelta del circuito–.

Los amortiguadores miden 76 centímetros y, para absorber los golpes y soportar el peso, están rellenos de aceite y gas de nitrógeno. Hay dos en cada neumático.

El asiento de cada piloto de la Monster Jam 2011 de Barcelona se encuentra en la parte central de la cabina para una mejor visualización de la pista y un óptimo reparto de pesos. Se moldean individualmente para adaptarse al cuerpo del conductor que, una vez se sienta, queda completamente encajado y protegido de golpes durante los saltos. Mención aparte merece la decoración. La estética de los 'Trucks' de la Monster Jam debe ser acorde a la personalidad. 

Datos técnicos

- Cada Monster Truck mide 3,8 metros de alto y 3,7 de ancho

- Equipan un motor de 9,4 litros y 1.500 CV

- El conjunto pesa 5 toneladas

- Los neumáticos son de 72 pulgadas

- Cada rueda pesa 1 tonelada

- El depósito tiene capacidad para más de 100 litros de combustible

- Gastan unos 10 litros de etanol por carrera

La pista de la Monster Jam 2011:

- 29.260 m2 de plástico y 6.000 láminas de madera cubren el césped

- 4.287 toneladas de tierra

- 396 ‘banners’ de decoración

- 227 litros de pintura

- 40 vehículos de choque

- 4 furgonetas de choque

- 6 contenedores como barrerasde seguridad

En este vídeo puedes ver las espectaculares imágenes de la Monster Jam:

[brightcove:1344418967001]

Fotos: Jordán Bastoni, Víctor Henao

Lecturas recomendadas

Buscador de coches