Prueba

Coches 4x4

Prueba Lexus NX 300h 2017: un 'tipo' todavía más distinto

Vicente Cano

07/11/2017 - 10:35

Probamos el Lexus NX 300h 2017, un SUV que aunque seguramente nadie habrá pensado que necesitaba mejoras estéticas, acaba de recibirlas.

Aprovechamos que la presentación internacional del restyling del SUV híbrido de lujo japonés ha sido en Madrid para probar el Lexus NX 300h 2017. Lanzado en 2017 con un diseño realmente disruptor, el NX se ha convertido desde el año siguiente en el modelo más vendido de la marca japonesa con bastante diferencia. Si en toda Europa, el NX representa casi un tercio de las ventas de  Lexus, esa proporción llega en España hasta el 50% con casi un 70% de compradores nuevos en la marca, unas cifras que, sin duda, avalan la afirmación de que es un éxito histórico para los nipones.

 

Por eso, y porque sus ventas no han dejado de subir en estos años, no vas a encontrar grandes cambios en el Lexus NX 300h 2017. Eso sí, su aspecto ha mejorado y lo notarás en cuanto lo veas porque la mayoría de los cambios están en el frontal, con una parrilla más grande, prominente y con el mismo entramado horizontal con efecto 3D que han lucido los últimos deportivos presentados por los japoneses (el Lexus LS). También las luces frontales han sufrido un pequeño cambio y ahora son más alargadas.

Además, Lexus ha introducido aquí también un sistema de iluminación adaptativa inteligente en el NX 300h 2017. También las tomas de aire del delanteras parecen un poco más grandes y tienen un diseño más poligonal, además de que los 23 LED de las luces diurnas que hay sobre ellas tienen forma de la L del logo de la marca, entre estos diodos hay otros 16 que sirven para indicar los cambios de dirección. Todo lo anterior y un cambio algo más difícil de ver en el paragolpes frontal hacen que el modelo, a pesar de que conserva las mismas cotas, tenga la apariencia de ser más ancho y esbelto.

En el lateral de este nuevo Lexus NX 300h que ya está en los concesionarios españoles a un precio base de 37.500 euros los cambios se reducen a dos nuevos diseños de llantas de 18 pulgadas disponibles. Sin embargo, en la zaga, aunque los cambios sean quizá someros sí que han contribuido mucho a mejorar la estética y es que, si por detrás, el NX parecía un coche más alto y delgado de la cuenta, ahora, gracias a unas luces mucho más achatadas el modelo parece más ancho y aplomado desde atrás.

En el interior del Lexus NX 300h, el esfuerzo se ha centrado en la racionalización de los controles, ahora con un 50% menos de botones y, quizá, más sencillo de utilizar. También se ha instalado una nueva pantalla central de 10,3 pulgadas, un 15% mayor que antes, como también es más grande la superficie de carga wireless del brazo central. El habitáculo completa su mejora con un sistema de sonido Mark Levinson de 14 altavoces en opción aunque, de serie, hay uno Pioneer con 10 que ya es magnífico.

 

nuevo touch pad lexus nx
En el interior hay un nuevo touch pad con escritura táctil

¿Y en la dinámica de conducción? Realmente pocos y difícilmente perceptibles son las mejoras introducidas en las suspensiones, sobre todo en la variable, que ahora es capaz de adaptarse mucho más rápidamente a las condiciones cambiantes del terreno así como ha mejorado un poco el confort, gracias a que el amortiguador tiene un 22% más de recorrido. Será quizá en los modelos F Sport donde más se perciban los cambios ya que este lleva de serie esta suspensión llamada AVS por Lexus. Además, este modelo contará ahora con un modo de conducción adicional Sport+ en su selector del tablero central.

El comportamiento de este Lexus NX 2018, aunque ya se esté comercializando es en realidad modelo del año que entra, no varía un ápice, por lo menos, en lo que a conducción por ciudad se refiere. Aunque está disponible con tracción delantera (ese es el precio de acceso a gama), su motor de gasolina de 2,5 litros y 143 CV mueve el eje delantero y lo habitual (la mayoría de los matriculados son 4WD, como se decía antes), y es el motor eléctrico (68 CV) el que impulsa el eje posterior.

La ubicación de las baterías del NX, aunque añada unos 50 kg, también reduce el centro de gravedad, lo que ayuda a incrementar la maniobrabilidad de este SUV. Además, la suspensión más rígida sí que contribuye a mejorar la dinámica del modelo en carretera y su comodidad a la hora de hacer viajes en autopista. Sobre todo para los pasajeros de la segunda fila. Por lo demás, los cambios solo son de equipamiento.

 

 

Prueba del Lexus NX 2015 (Por Enrique Ruiz)

Lexus tiene cada vez más claro lo que quiere: plantar cara a SUV compactos del segmento premium como el BMW X3 y el Audi Q5. No en vano, el Lexus NX 300h es un palmo más corto que el RX y en torno a los 15.000 euros más barato. Lo que pasa es que el modelo japonés quiere atacar desde una base muy particular. Fiel a su filosofía, el Lexus NX es (de momento) un modelo exclusivamente híbrido y eso es algo que seguro hace que te lo pienses dos veces. ¿Qué esconde en sus tripas?

El planteamiento ya es conocido: un motor principal de combustión de 2,5 litros de capacidad es ayudado por otros dos eléctricos que pueden funcionar independientemente y mover el coche por sí solo. La entrada en acción de cada uno de ellos va gestionada por una centralita electrónica que se va a basar en el modo de conducción que elijas: ECO, Normal y Sport. También puedes forzar la maquinaria y, mientras la carga de las baterías te lo permita, obligar al NX a moverse de forma totalmente eléctrica durante solo 1,5 kilómetros. No es mucha distancia, pero sí es suficiente como para ahorrarte unos cuantos euros al mes en combustible si eres de los que 
padece atascos a diario. 

Curioso, pero a pesar de ser un modelo claramente familiar ideal para viajes largos por carretera, es sobre el asfalto de las ciudades donde el NX encuentra su mejor aliado, ya que es en las continuas frenadas donde va a poder recargar sus baterías para después poder moverte sin utilizar una pizca de gasolina.

Incluso así, este sistema tiene una gran pega y es el poco margen de utilización que te permite en eléctrico. Te lo digo de otra forma: hasta en modo ECO, el motor de combustión tiene demasiado protagonismo y hace que el consumo aumente muy por encima del dato de homologación. Esto, que parece un simple detalle, acaba por desesperarte. Porque si realmente quieres salir de los semáforos sin que se active el bloque de cuatro cilindros, debes ser exquisitamente delicado con el acelerador hasta el punto de poner a prueba la paciencia de los conductores que llevas detrás. Por el contrario, si aceleras demasiado, el cambio automático por convertidor de par hará subir mucho de vueltas al motor de combustión y el ruido que llega al habitáculo no gusta nada (junto con el susodicho aumento del consumo).

Interior de lujo

Al final, la mejor solución es adoptar un equilibrio entre ambos extremos para lograr un gasto medio de unos 7,2 litros. Es la manera de explotar otra de las grandes virtudes del nuevo SUV de Lexus: el confort y la suavidad de marcha. Por mucho que hayas leído que existe un modo de conducción Sport, en realidad este NX se exhibe mimando a sus ocupantes con buen espacio en ambas filas, unos asientos increíblemente cómodos y mucho equipamiento de serie. Incluso las baterías no restan casi espacio a un maletero que llega a unos respetables 555 litros de volumen.

Lo único que deja un sabor agridulce es la utilización de algunos plásticos duros en un salpicadero que, por otra parte, está perfectamente organizado y tiene todos los mandos a mano. En las plazas traseras destaco, además de su logrado espacio en todas las cotas, su respaldo abatible y la salida independiente de aire.

 

Lo que a este Lexus le falta de brío, lo compensa con refinamiento. Así, combina su agresiva silueta con las virtudes de una berlina de lujo. Uno se rodea de cuero y buenos materiales en su interior, en una postura que sí que es deportiva, con el elevado túnel central sobre el que puedes manejar un novedoso ‘touchpad’ y un ‘head up display’ a la altura de tus ojos. Y detrás, ofrece las ventajas de un familiar: a pesar de la inclinada línea del techo, lo cierto es que en sus plazas posteriores se viaja realmente cómodo, y el maletero –con portón eléctrico- ofrece 555 litros que dan para cargar mucho; incluso tiene un doble fondo, ya que el conjunto de baterías dividido en dos va debajo de los asientos. 

Y no solo eso: por primera vez en este segmento, los respaldos traseros se pueden plegar y desplegar por medio de un botón eléctrico. No es la única virguería tecnológica: el NX equipa un ‘pad’ en el que poder cargar el móvil sin necesidad de cables, y puertas con tiradores invisibles. En eso, sí que se pone por delante de la competencia.

Abajo puedes ‘disfrutar’ del vídeo del ‘crash test’ del Lexus NX y en el siguiente enlace, la ficha Euro NCAP del Lexu NX.

 

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar un Lexus NX 300h. Para calcular el precio, tomamos como referencia un hombre de 40 años, con 18 de antigüedad de carné y sin siniestros, que vive en Madrid, utiliza el coche a diario, aparca en un garaje colectivo y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, el seguro a todo riesgo más asequible lo ofrece Fénix Directo, por 698 euros. Este coste podría ser menor si optas  por una póliza de seguro a todo riesgo con franquicia. En este caso, la más barata sería la de Balumba. Cuesta 334 euros con franquicia de 300 euros.

Lecturas recomendadas

Rivales del Lexus NX

Buscador de coches

User picture
Pepito Grillo

Después de leer el artículo del invento de combustible de Audi, creo que Toyota va tener que cambiar sus criterios, porque nadie va a querer un coche, que contamina y en cima no tiene chispa, a partir de ahora vamos a empezar día si y día también a leer nuevos artículos enfocados al invento de Audi.

Responder a: Pepito Grillo
Conversaciones