Prueba

Coches 4x4

Subaru Outback boxer diesel Lineartronic: al fin automático

Juan Antonio Corrales

23/07/2013 - 08:05

Para los incondicionales del cambio automático, la marca nipona acaba de poner a la venta el Subaru Outback boxer diesel Lineartronic. Esta transmisión CVT ya existía en la versión de gasolina, pero es en la variante de gasóleo donde se muestra más eficaz y ofrece una conducción más confortable.

El Subaru Outback boxer diesel Lineartronic es el primer vehículo de serie que combina un transmisión automática con una mecánica de gasóleo en configuración de cuatro cilindros opuestos en horizontal. Independientemente de esto, la cuestión radica en que al Subaru Outback boxer diesel le hacia falta un cambio de este tipo para satisfacer a sus potenciales clientes y competir en igualdad de condiciones con los Volkswagen Passat Alltrack, Volvo 

XC70 y compañía.

Este Subaru ya montaba la transmisión CVT en la mecánica 2.5i de gasolina. La diferencia principal está en que, gracias al mayor par del motor bóxer diésel, disponible entre 1.600 y 2.400 rpm, su uso resulta más confortable y eficaz. A pesar de ser un cambio tipo CVT o variador continuo, esta inédita pareja consigue un funcionamiento razonable a través de las siete velocidades que tiene programadas. 

El Subaru Outback también ofrece de serie levas en el volante, que facilitan el cambio de marcha y funcionan tanto con el cambio en posición D como en M. Lo que no ofrece es la posibilidad de cambiar de marchas desde la propia palanca. 

Prueba a fondo (por Emilio Salmoral)

Dicen que se nota que un vehículo es un buen producto justo cuando cierras las puertas y escuchas un sonido compacto. Suena a tópico, pero es una regla que siempre se cumple. La primera vez que me puse al volante del Subaru Outback boxer diesel Lineartronic y tiré de la manilla me quedé con un: ¡Qué sensación de solidez! Lo malo es que esta percepción se me vino un poco por los suelos cuando arranqué el motor bóxer diésel. Te advierto de que en frío su rumorosidad es demasiado elevada y, sobre todo, tiene un sonido algo molesto. No obstante, cuando el coche va cogiendo temperatura te encontrarás con uno de los mejores elementos del Subaru Outback 2.0 D 2013. Este propulsor es suave hasta decir basta, no vibra, consume muy poco (he obtenido una media de 7 l/100 km en un modelo que pesa unas 1,7 toneladas) y, encima, te brinda una prestaciones más que correctas. Eso sí, me hubiera gustado más si no estuviera asociado a una caja de cambios automática por convertidor de par. Si fuera la ZF de ocho velocidades...

En su lugar me encuentro con la aburrida transmisión por variador continuo Lineartronic que realiza el cambio de marcha de una forma muy suave, pero no me transmite nada a la hora de conducir. Porque el nuevo Subaru Outback tiene un chasis bien puesto a punto, con un tarado de la suspensión ideal, al que solo le mejoraría cierto punto de la dirección en donde parece que no gira. Es como si tuviera una zona muerta o neutra.

El Subaru Outback boxer diesel Lineartronic ya se encuentra a la venta con un precio de salida de 34.400 euros en acabado Executive.

Puedes ver abajo vídeo del ‘cras test’ del Subaru Outback y, en el siguiente enlace, la ficha Euro NCAP del Subaru Outback.

Lecturas recomendadas

Todo sobre Subaru

Subaru Outback Outback

Acabados de Subaru Outback 2010 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Subaru Outback

Buscador de coches