Skip to main content

Prueba

Prueba Skoda Fabia 2018: restyling de verano

Skoda Fabia 2018
Nota

6

El nuevo Skoda Fabia 2018 llega con una remodelación veraniega que, sobre todo, dice adiós al diésel.

En esta prueba del Skoda Fabia 2018 y del Skoda Fabia Combi 2018 verás que se trata de un restyling de su tercera generación, que cumple ahora cuatro años y de la que, en 2017, ha vendido en toda Europa la friolera de 180.000 unidades. 

Por eso, tanto en el Skoda Fabia como en su versión familiar denominada Combi, no hay cambios radicales. Sobre todo en el plano estético. En el frontal, la parrilla tiene ahora la forma de panal de abeja típica de Skoda, mientras que los faros rediseñados estrenan tecnología LED (los traseros también), los paragolpes cambian ligeramente su disposición y se amplía la gama de llantas de nuevo diseño, de 15, 16, 17 y  llegando incluso a las 18 pulgadas para la carrocería de cinco puertas (también se comercializará en formato Combi).

El interior del Skoda Fabia 2018 recibe un cuadro de mandos nuevo y mejores materiales, aunque sigue exhibiendo demasiados plásticos duros. La mayor novedad es la inclusión del sistema de infoentretenimiento Swing con pantalla de 6,5 pulgadas. Es compatible con la tecnología Smartlink+ que permite sincronizar un smartphone, y se puede combinar con el sistema de navegación Admudsen, en cuyo caso se dispondrá de información en tiempo real sobre el tráfico.

Skoda Fabia 2018
Skoda Fabia 2018

También incorpora una gran selección de tecnología que mejora la seguridad y el confort de los ocupantes. Cuenta con Asistente de Ángulo Muerto y Alerta de Tráfico Posterior, luz interior para la consola central y numerosos detalles “Simply Clever” de ŠKODA, como el soporte para tablets, los puertos USB en los reposabrazos o la linterna LED en el maletero.

Adiós al diésel

Efectivamente, en el Skoda Fabia 2018 no habrá motores diésel, dejando únicamente disponibles cuatro motores de gasolina, todos ellos 1.0 tricilíndricos. Los MPI entregan 60 y 75 CV respectivamente, y los TSI suben llegan hasta los 95 y 110 CV. Este último dispone de manera opcional de una caja de cambios automática DSG de siete marchas. Todos están disponibles en septiembre, a excepción del de acceso de 60 CV, que llegará a lo largo del año. Y una curiosidad que no supone precisamente un paso adelante. El nuevo Skoda Fabia 2018 no monta la plataforma compacta MQBA0 que sí llevan ya sus primos del grupo VAG, el Seat Ibiza y el Volkswagen Polo.

Tampoco se echa mucho de menos, ya que en las cercanías de Praga, he podido ponerme al volante y comprobar que, a nivel de chasis no tiene problema alguno. Sus suspensiones son firmes pero no resultan desagradables, su dirección transmite muy bien lo que pasa bajo las ruedas y los motores, a pesar de que son pequeños, también cumplen a la perfección.

Skoda Fabia 2018
Skoda Fabia 2018

El primero que ha caído en mis manos es el más potente, TSI turbo de 110 CV y cambio DSG. Me ha gustado mucho su contenido nivel de vibraciones y sonido, así como la patada que da el turbo en aceleraciones. No es exagerada pero sí se nota un leve y repentino aumento de empuje que, ayudado por el rapidísimo cambio automático, mueve el Fabia con mucha alegría. El segundo que he podido probar durante unas pocas decenas de kilómetros ha sido el MPI de 75 CV con cambio manual. Un motor atmosférico en el que se nota la ausencia del turbo, a pesar de contar con una buena salida que, evidentemente, no es tan briosa en marchas largas ni desde pocas vueltas. Sin duda, me quedo con el TSI.

El Skoda Fabia 2018 se ofrece con los cuatro niveles de acabado tradicionales en la marca: Active, Ambition, Style y Monte Carlo, además de los nuevos acabados Like y Color Concept. El acabado Active es la versión de entrada y más asequible, y dispone ahora de radio Swing con pantalla de 6,5 pulgadas y sistema Bluetooth. El acabado Ambition es el más versátil y tiene a su disposición numerosas opciones. Esta versión equipa luces diurnas LED de serie y una nueva tapicería. Style es el acabado superior, con un equipamiento exclusivo que incluye tapicería de microfibra, cámara de visión trasera, sistema de arranque Easy Start y llantas de aleación de 16 pulgadas de serie, entre otros.

Skoda Fabia 2018
Skoda Fabia 2018

El Like destaca por un equipamiento tecnológico maximizado y respecto al Color Concept, incorpora el catálogo de personalización en el que se incluyen hasta 124 combinaciones de color posibles. Y, por supuesto, el Fabia Monte Carlo, el más exclusivo y deportivo de todos, que se podrá equipar con los dos motores más potentes de la gama, los TSI de 95 y 110 CV.

Los precios del Skoda Fabia 2018 parten de los 14.950 euros para el motor MPI de 75 CV y acabado Active, hasta los 20.140 del Monte Carlo TSI de 110 CV con cambio DSG. Si optas por la carrocería Combi, el precio se inicia en los 15.700 euros y llega hasta los 21.460 euros. Con este nivel de precios, yo me quedo con un Seat Ibiza o, llegado el caso, con un Volkswagen Polo, me parecen coches más atractivos y de más empaque.

Aún así y ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Conclusión

Lo mejor

Motores de tres cilindros de gasolina refinados y eficientes

Lo peor

Ausencia de motor diésel, precio algo elevado, interior muy sobrio

Lecturas recomendadas