Prueba

Prueba del Renault Mégane R.S. 2018, el que faltaba por llegar

Renault Mégane R.S. 2018

8

Emilio Salmoral

El Renault Mégane R.S. 2018 es el último deportivo compacto de altísimas prestaciones que acaba de llegar al mercado. Aunque ya puedes comprarlo por 31.900 euros (si te acoges a los descuentos promocionales) las primeras unidades no llegarán hasta el mes de mayo. ¡Solo son tres meses!

La tercera generación del Mégane R.S. tiene como objetivo ser la referencia del segmento en materia de deportividad y eficacia. Como puedes ver, los ingenieros de Renault han apuntado muy alto con su Renault Mégane. Eso sí, no lo va a tener nada sencillo con rivales tan interesantes como el Hyundai i30 N o el tradicional Volkswagen Golf GTI.

¡Hablemos de mecánica! El Renault Mégane R.S. estrena un motor de cuatro cilindros y 1,8 litros turboalimentado con 280 CV de potencia y un par máximo de 390 Nm disponible entre 2.400 y 4.800 vueltas. Es el mismo motor que llevan coches hermanos como el nuevo Alpine A110. Los ingenieros de Renault han trabajado mucho para disminuir y disipar el calor de la culata y han recurrido a los especialistas de Renault Sport. Otra curiosidad del deportivo francés el turbocompresor de doble entrada (Twin Scroll). Esta tecnología permite mejorar el funcionamiento a bajas revoluciones.

Vídeo: así de rápido puede ir el Renault Mégane R.S. en circuito

Imponentes, así son las prestaciones del Mégane R.S.: de 0 a 100 km/h en 5,8 segundos, los 400 metros en 14 s y una velocidad máxima de 250 km/h. Pero aquí, las altas prestaciones no están reñidas con un contenido consumo medio de 6,9 l/100 y 155 gramos de CO2. Siempre, haciendo caso a las cifras oficiales de Renault.

Un chasis con cuatro ruedas directrices

Otra de las novedades del Mégane R.S. es la incorporación (por primera vez en un R.S.) de la tecnología 4Control. Por si lo desconocías, es el sistema de cuatro ruedas directrices de Renault que aporta una agilidad espectacular a baja velocidad y un cuidado aplomo a alta velocidad. Me explico, por debajo de 60 km/h, las ruedas traseras giran en sentido contrario a las delanteras. ¿Qué beneficios aporta? Menor ángulo de giro y más agilidad. Por encima de 60 km/h, las ruedas traseras giran en la misma dirección que las delanteras y se incrementa la velocidad de paso por curva. Más adelante te contaré mis sensaciones al volante.

Así es la nueva ITV de los neumáticos

No quiero abandonar el apartado de mecánica sin hablarte de los topes hidráulicos de los amortiguadores. Los ingenieros franceses han recurrido a esta solución de los rallys instalando un amortiguador dentro del propio amortiguador. De esta forma, se evita el efecto rebote en compresión y el coche es capaz de mantener la trayectoria con mayor precisión. El sistema funciona muy bien, lo he podido comprobar por las carreteras de la sierra de Cádiz por las que discurría la presentación a la prensa. Además, aporta un nivel extra de confort.

Dos cajas de cambio y un autoblocante mecánico Torsen

El nuevo Renault Mégane R.S. va a estar disponible con un cambio automático de doble embrague y una tradicional transmisión manual. El automático es el conocido EDC que Getrag fabrica para Renault. En esta ocasión, ha sido optimizado para ofrecer una funcionamiento más preciso y tampoco se ha olvidado la suavidad. Por ejemplo, se pueden realizar maniobras a poca velocidad (como aparcar) con eficacia. En los DSG de Volkswagen, cuesta mucho trabajo hacer esta operación.

El Mégane R.S. 2018 también estará disponible con una cambio manual de seis velocidades. No es ninguna maravilla (me parece mucho mejor el del Honda Civic Type R) pero sí permite cambiar de marcha con rapidez. Pero lo mejor del cambio manual es que, con el chasis Cup (después te hablo de él), puede ir asociado a un autoblocante mecánico tipo Torsen con el que puedes sacar la quinta esencia de este deportivo.

Los Renault Mégane R.S. con el cambio automático EDC no pueden montar el autoblocante mecánico Torsen. Se tienen que conformar con un autoblocante electrónico que ha desarrollado Bosch que no funciona con la eficacia del mecánico.

¿Qué ofrece el Renault Mégane R.S. con chasis Cup?

Seguro que te estás preguntando de qué va eso del Renault Mégane R.S. Cup. Básicamente, se trata de una versión más extrema basada en el Mégane R.S. Es decir, una suspensión un 10% más firme, el comentado autoblocante mecánico Torsen para los modelos manuales y la posibilidad de instalar los frenos firmados por Brembo.

¿Merece la pena el chasis Cup? Sí, siempre que realices una conducción muy decidida y seas de los que les gusta rodar en circuito. He probado el Renault Mégane R.S. Cup en el Circuito de Jerez y me ha encantado: espectacular entrada en las curvas, un paso por curva que te deja con la boca abierta y una facilidad de conducción que no me esperaba. Si no lo buscabas, es decir, levantabas el pedal del acelerador o frenabas en pleno apoyo, el Mégane mantenía la trayectoria de forma espectacular.

Además, me ha gustado mucho cómo están configurados los pedales. Aquí es posible hacer el punta / tacón con mucha facilidad y la potencia del equipo de freno es excelente: no he apreciado síntomas de fatiga y he quedado encantado con el tacto duro del pedal.

Todos los precios del Renault Mégane R.S. 2018

Resulta llamativo que Renault anuncie un precio oficial de 36.200 euros para su coche pero gracias a una campaña de promocional (se desconocen las condiciones, sin hay que financiar el coche…) se queda por:

  • Renault Mégane R.S. cambio automático EDC: 31.900 euros
  • Renault Mégane R.S. cambio manual: 29.900 euros
  • Renault Mégane R.S. Cup cambio automático EDC: 33.600 euros
  • Renault Mégane R.S. Cup con cambio manual y autoblocante mecánico Torsen: 31.600 euros

Conclusión

Lo mejor

Comportamiento, autoblocante mecánico del chasis Cup, precio con promociones, rendimiento del motor, tacto de la dirección.

Lo peor

Autoblocante mecánico solo con cambio manual y suspensión no ajustable en dureza.