Skip to main content

Prueba

Motor

Prueba del Peugeot 508 PSE: 360 CV de kriptonita híbrida-enchufable

Prueba Peugeot 508 PSE híbrido enchufable, con 360 CV

Fabricante

Nota

9

Son 210 años como marca, en breve Peugeot estrenará logo nuevo... y ahora se proponen dar una vuelta de tuerca más a su imagen de altas prestaciones. Y si aún no relacionas a los del león con el espíritu racing y la diversión al volante, tranquilo, que saldrás de dudas con nuestra primera prueba del Peugeot 508 PSE: 360 CV de kriptonita híbrida-enchufable deportiva, que está disponible en dos carrocerías, berlina y familiar

Vídeo: nuevo Peugeot 508 PSE

Y digo lo de la 'kriptonita', porque así llaman ellos mismos al color que salpica ciertas partes de la carrocería, entre las que se incluye una discreta pero prometedora huella de garra felina que ahora va a distinguir a los modelos de la nueva línea Peugeot Sport Engineered (PSE) de coches deportivos pero eficientes, cuyo primer vástago es este que ves aquí. Y si Supermán no era de piedra ante ciertas debilidades y parte de la prueba aquí es en el circuito del Jarama y preciosas carreteras de montaña en la sierra de Madrid y Segovia... Imagina. Y el coche tampoco es que sea desagradable al ojo humano, así al primer vistazo. ¡Nunca lo ha sido!

Prueba Peugeot 508 PSE híbrido enchufable, con 360 CV

Fabricante

Prueba Peugeot 508 PSE híbrido enchufable, con 360 CV

Fabricante

Recuerdo hace años, cuando tuve ocasión de ver los prototipos del Peugeot 508 en París y ya la estética era un argumento de los más destacados. También, en las versiones familiares, de un coche que destacaba por sus aires deportivos, con un dinamismo patente en sus formas y una estética especialmente cuidada para dar esa impresión desde el principio, con guiños de coupé (en cuanto a calandra, presencia en general, fluidez de líneas, zaga, puertas sin marco...) y un habitáculo muy tecnológico. 

Prueba Peugeot 508 PSE híbrido enchufable, con 360 CV

Rodrigo Fersainz

Prueba Peugeot 508 PSE híbrido enchufable, con 360 CV

Rodrigo Fersainz

Pues bien, si todos esos valores ya existían, imagina ahora que quieren que el Peugeot 508 PSE sea la punta de lanza de un proyecto nuevo en el que lo práctico y lo eficiente en los nuevos tiempos que corren sea, además, algo especialmente bonito y, por encima de eso, divertido de conducir. Pero ¿qué diversión tiene un coche eléctrico, por ejemplo, cuyas prestaciones no puedas exprimir sin quedarte enseguida sin batería? ¿Y una berlina o un familiar para viajar cómoda con los tuyos pero qué resulte pesado y poco ágil en un puerto de montaña? ¿Y si gasta demasiado para tu día a día por la ciudad y no puedes entrar en zonas céntricas con restricciones a la circulación? 

Un híbrido, enchufable y deportivo... para todo

Pues es sorprendente cómo este vehículo propone un poco de todo... sin fallar también en todo por ser demasiado ambicioso -que es algo que puede pasar-. ¡Y con la coherencia de no tener una carrocería de SUV! Eso ya empieza a ser algo disruptivo, sí. Pero es que en esta primera toma de contacto, enseguida hemos visto que la calandra -con un sistema de entradas de aire 'flexibles' para asegurar la refrigeración en función del flujo aerodinámico-, los aletines y flaps o el difusor trasero, definitivamente, son mucho más que una declaración de intenciones. 

Prueba Peugeot 508 PSE híbrido enchufable, con 360 CV

Fabricante

Para esta prueba, me toca la versión cupé -perdón, berlina- del 508, en Gris Selenium, uno de los tres colores en los que está disponible este modelo, junto al Blanco Nacarado y el Negro Perla Nera, sólo que, además, es exclusivo y no lo puedes encontrar en ningún otro miembro de la gama. Cierro la puerta; silencio. Doy origen a la fiesta tecnológica que saluda en forma de pantallas y lucecitas; y más silencio. Y como en esto ya nos conocemos, me tomo algo más de tiempo que de costumbre en acomodarme a los mandos de esta última generación del i-Cockpit de Peugeot, que no por ser un alarde de estudiadísima ergonomía desde hace una década me llego a acostumbrar a su lógica. Además, aquí hay que ser especialmente cuidadoso, porque nos espera un cóctel de lo más variado por delante y necesito una postura que me permita desenvolverme bien en demasiados terrenos y sin mucho rato para parar a mi aire y regularlo todo con calma.  

Una vez colocado, es el momento de tener claro en qué modo de conducción voy, porque la pantalla cambia con el navegador y la completísima información disponible, pero no es tan patente este punto, que se convertirá con el paso de los kilómetros en uno de los poquísimos 'peros' en la prueba del Peugeot 508 PSE y de sus 360 CV máximos de la kriptonita híbrida-enchufable deportiva, que decíamos.

De menos a más

Salimos del punto de encuentro en el modo Hybrid y es tentador dejar hacer al coche, que es para lo que está pensado esto. Quiero decir que, respondiendo a lo que muchos lectores nos preguntan, no hay que estar pensando todo el rato en este tipo de cuestiones en tu día a día, sino que puedes 'olvidarte' y dejar que el coche sea eficiente. Pero si has desembolsado lo que cuestan este tipo de coches híbridos-enchufables (PHEV), lo suyo es que aproveches al máximo todas sus posibilidades.

Prueba Peugeot 508 PSE híbrido enchufable, con 360 CV

Fabricante

Prueba Peugeot 508 PSE híbrido enchufable, con 360 CV

Rodrigo Fersainz

De momento, ante semejante panorama de badenes y resaltos, paso al Confort (por lo que dejo el 4WD, el Sport y el 100% Electric para después). Todo es silencio y cómodo y aprovecho el momento para juguetear con los menús y los gestores de energía de cada momento. Es último, aunque para mí ya se haya convertido en un vicio sanísimo hasta en los coches de hibridación suave, en los que apenas puedes ser activo.

Prueba Peugeot 508 PSE híbrido enchufable, con 360 CV

Fabricante

Pero es que aquí, sí que tienes mucho que aportar, porque el coche ofrece, como comentábamos, muchas posibilidades, incluso la de recargar la energía todo el rato (cuando pones el 4WD) y reservar el grado de batería que quieras para cuando lo necesites (o para las zonas de cero emisiones de algunos términos municipales). Y establezca la DGT lo que establezca a mitad de este año 2021, si te haces con este 508 PSE antes, de la entrada en vigor de las nuevas etiquetas ambientales, seguirás como hasta ahora, con la pegatina azul Cero. 

Prueba Peugeot 508 PSE híbrido enchufable, con 360 CV

Rodrigo Fersainz

Llega ahora el momento de entrar en carreteras de montaña, hace frío, chispea y el asfalto empieza a ponerse deslizante. Paso entonces al modo 4x4 para que la tracción total se porte. Y la agilidad es tremenda, aunque no sea precisamente el modo más radical. Pero así ya dispone uno de 330 CV combinados y un 53% de par delante y un 47% en el eje trasero. 

Más 'pistas'

Y como plato fuerte, más 'pistas' de que este coche no es uno más de los que una marca generalista pueda poner en el mercado con un aspecto resultón: el exigente y técnico circuito del Jarama. Con el casco puesto, toca quitar asistentes no esenciales, apagar el sistema de refrigeración, pulsar el modo Sport y sacarle el máximo partido a todo lo que este coche ofrece, empezando por su mecánica.

Prueba Peugeot 508 PSE híbrido enchufable, con 360 CV

Rodrigo Fersainz

Prueba Peugeot 508 PSE híbrido enchufable, con 360 CV

Rodrigo Fersainz

Gracias a ese botón mágico, sube a 360 CV de tope, con un par motor de 520 Nm de par, la suspensión pasa a tener el tarado más rígido (de los tres niveles que gestiona la centralita), acelera de cero a 100 km/h en 5,2 y tiene una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h. Los neumáticos de 20" hacen muy bien su trabajo, igual que sus poderosos frenos, desarrollados por el departamento de competición de Peugeot, que saben trabajar con discreción o de manera brillante, según se les exija. 

Prueba Peugeot 508 PSE híbrido enchufable, con 360 CV

Rodrigo Fersainz

Las vueltas se hacen muy cortas, aunque me dan para convencerme de que, en efecto, las posibilidades de esta máquina son casi infinitas, hasta en los territorios más exigentes. Aunque me temo que no todas las cuentas bancarias ahora mismo resistirían este tipo de kriptonita, tan apetitosa como selecta. 

Precios y llegada a los concesionarios

Los nuevos Peugeot 508 PSE y 508 SW PSE llegarán en abril, aunque ya admiten pedidos desde el pasado mes de noviembre, por unos precios que parten de los 62.200 euros y 63.400 euros, respectivamente.

Prueba Peugeot 508 PSE híbrido enchufable, con 360 CV

Fabricante

Durante la presentación, los responsables del producto los han posicionado respecto a sus prestaciones, junto a las criaturas M de BMW, RS de Audi o AMG de Mercedes... ¿Un poco pretencioso, quizás? Pero el nuevo felino saca pecho: el 508 dice partir con varios cuerpos de ventaja en el lado de la sostenibilidad, con unas emisiones declaradas de 46 g/km según el protocolo WLTP. Habrá que ver pronto hasta qué punto hace daño su zarpazo en el mercado... 

 

Conclusión

Lo mejor

Prestaciones, tecnología, comportamiento en todas las situaciones, polivalencia, confort de marcha, estética, etiqueta cero. 

Lo peor

Precio algo elevado, modos de conducción no personalizables (combinables), pantallas poco específicas para ellos, postura en el i-Cockpit. 

Ver otros acabados de Peugeot 508
  • Precio

    64.200

  • Tipo de Motor

    Híbrido enchufable

  • Cilindrada

    1.598 cc

  • Par motor

    520 Nm / -

  • Potencia Conjunta

    360 cv /6.000 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    487 L / 1.537 L

  • Aceleración 0-100

    5,2 s

  • Velocidad máxima

    250 km/h

  • Consumo oficial

    2 l/100km

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Y además