Prueba

Prueba Mahindra KUV100, revitalizando la marca

Nota

6

Alfredo Rueda

El Mahindra KUV100 es un SUV urbano de cinco plazas llega con la intención de revitalizar la marca en España. Una notable habitabilidad en un tamaño contenido son sus principales argumentos. Pero hay más.

Puede que Mahindra no sea una marca de las más conocidas en el mercado automovilístico internacional. Se trata de un fabricante indio que no solo construye coches. Es el número uno mundial en la fabricación de tractores, aunque también tiene división aeronáutica, marítima o de motocicletas. Y, por cierto, es accionista mayoritario de marcas como SsangYong, Peugeot Scooters o Pininfarina, el famoso diseñador italiano.

Pero hasta ahora, esta marca no estaba demasiado introducida en Europa. Ahora, quieren hacerlo y revitalizar la marca en el viejo continente, ya que para ellos es donde los clientes son más exigentes. Por eso llega el nuevo Mahindra KUV100, un SUV urbano que tiene la difícil tarea de dar más presencia a la marca en España de lo que hasta ahora ha tenido. Y es que, su presencia en nuestro país se limita al pick-up Mahindra Goa y al Mahindra XUV500, un SUV de tamaño más grande.

Mahindra KUV100
Mahindra KUV100

Y lo primero que llama la atención al verlo es su línea. Su altura parece desproporcionada para su longitud total. Y es que solo alcanza los 3,70 metros, lo mismo exactamente que un Suzuki Ignis, el que será uno de sus principales rivales. Pero en altura le saca seis centímetros, hasta alcanzar los 1.655 mm. La anchura es similar, con 1.727 mm para el Mahindra y 1.690 para el Suzuki.

Para salir del asfalto dispones de una altura libre al suelo de 170 mm y unos ángulos offroad muy dignos (ángulo de entrada de 20 grados, de salida 29 y ventral 16,4). Lástima que no haya ni vaya a haber versión con tracción total. La fuerza, a las ruedas delanteras.

En el interior, nada más entrar, la sensación de altura es la misma que desde fuera: hay mucha. Y también espacio en las plazas traseras. Y hasta un hueco bajo el suelo, bajo los pies de los pasajeros de esta segunda fila. Claro, el maletero pincha. La longitud es la que es y en él solo caben dos trolleys de cabina y alguna bolsa pequeña. Cubica de 243 a 473 litros si abates la banqueta trasera, de una pieza y sin que deje un suelo plano del todo.

Mahindra KUV100
Mahindra KUV100

Pero en el salpicadero se nota un claro avance en cuanto a materiales y acabados, aunque queda margen de mejora. Me ha gustado la ubicación de la palanca de cambios manual (de 5 velocidades) y no tanto el freno de mano ubicado bajo ella y de los de tipo ‘tira-gira-suelta’ al estilo de los que montaban los antiguos Renault 4 de hace 40 años. Por lo menos, todos estos elementos dispuestos en el salpicadero, dejan espacio también entre conductor y acompañante. 

Motor y comportamiento

Solo uno, un tres cilindros 1.2 atmosférico y con  82 CV. Calma. Ofrece más de lo que parece y mueve con bastante dignidad los poco más de 1.200 kilos que pesa este ‘mini-SUV’. Y es que no he podido probarlo tan a fondo como me hubiera gustado. Exactamente menos de diez minutos. Pero en ese poco tiempo, me ha sorprendido gratamente su comportamiento en una pequeña pista muy técnica y revirada a la que Mahindra llevó a la prensa especializada cerca de Milán. También me esperaba una estabilidad mucho más precaria en rápidos cambios de dirección. Eso sí, aunque el radio de giro es pequeño (algo más de cinco metros) y eso facilitará su conducción en ciudad, hay que ‘manotear’ mucho con el volante, ya que su dirección es ‘hiper-desmultiplicada’, con casi cuatro vueltas completas de volante de extremo a extremo.

Mahindra KUV100
Mahindra KUV100

El resumen es que este KUV100 se mueve mucho mejor de lo que a priori, por estética o motor te pueda parecer. Y su consumo homologado mixto es de 6,2 litros cada 100 km. Los hay mejores, pero éste tampoco está mal.

Equipamiento y precios

A su llegada al mercado español, habrá dos versiones, la primera denominada K6+, y la tope de gama, K8. Ambas cuentan con llantas de 15 pulgadas (no hay más medidas ni en opción) y también con elementos como el ESP, el ABS, dos airbags delanteros, ayuda al arranque en pendiente, el control de descenso, los faros antiniebla, el anclaje ISOFIX en los asientos traseros o los sensores de aparcamiento. Eso sí, la conectividad por ahora no se contempla más allá del Bluetooth, lo que no gustará del todo a una clientela joven que cada vez está más ‘conectada’.
A todo esto, el K8 añade el limpiaparabrisas de la luneta trasera, guantera refrigerada, luces de cortesía en todas las puertas o apertura y arranque sin llave.

Mahindra KUV100
Mahindra KUV100

El Mahindra KUV100 llegará en mayo a los concesionarios de la firma en nuestro país. Por cierto, de momento son 17, pero el objetivo es alcanzar los 45 en el año 2021, con un proyecto de 4.000 unidades vendidas ese año. En cuanto a los precios, el Mahindra KUV100 K6+ partirá de los 11.950 euros, mientras que el Mahindra KUV100 K8 llega a 13.250 euros, sin embargo, la marca ofrecerá una campaña de lanzamiento con un descuento hasta diciembre y por la que los precios se quedarán, respectivamente, en 10.441 y 11.741 euros.

A esta tarifa base, se le pueden sumar unos pocos elementos opcionales, como el apoyabrazos central (150 euros), la pintura metalizada (350 euros) o la combinación bicolor para la carrocería, denominada Dual Tone, que tiene un precio de 650 euros si solo se pinta el techo en contraste o 1.100 euros si también se decoran los arcos de las puertas y los pilares de la carrocería. Este Mahindra KUV100 cuenta con una garantía de 3 años o 100.000 km. Lo dicho, en mayo ya te puedes hacer con él.
 

Conclusión

Lo mejor

Precio asequible, habitabilidad interior, motor resolutivo

Lo peor

Calidad general mejorable, maletero muy pequeño, palanca del freno de mano

Imagen de perfil de Alfredo Rueda

Periodista apasionado de todo lo que tenga motor: Coches, motos y ahora, también, cacharritos con alas...