Skip to main content

Prueba

Prueba Dongfeng DFSK Glory 580: ¿de qué es capaz el SUV barato de China?

Prueba Dongfeng DFSK Glory 580
Nota

4

Ya se comercializa en España.

¿Dongfeng? ¡Nunca lo he escuchado! Esto también se decía en referencia a Toyota en 1970 o Hyundai en 1991. Ahora le toca a Dongfeng, con la marca DFSK de China. El mayor fabricante de camiones de Asia (y accionista del Grupo PSA) nos trae su primer SUV: el Dongfeng DFSK 580, un todocamino muy al estilo del Skoda Kodiaq de siete plazas que quiere brillar con las cualidades habituales de este tipo de coches. En la prueba del Dongfeng DFSK Glory 580 te contamos sobre este modelo con excelente equipamiento por un precio imbatible: 22.000 euros para todo un señor SUV, que sería alrededor de 8.000 euros más caro si fuera de la marcha checa.

VÍDEO: Los mejores coches chinos del momento

Las marcas de automóviles recién llegadas de China como Land-Wind y Brilliance ya nos han decepcionado en más de una ocasión con sus productos de mala calidad. ¿Hay también truco en el DFSK? Por lo menos, y a primera vista, no en apariencia. Que la tiene muy buena, por cierto. En el garaje de pruebas de AUTO BILD junto a un Volkswagen Tiguan y un Hyundai Tucson, no tiene que esconderse en absoluto. No, no resulta espectacular, sino discreto. Con los ojos de LED rasgados y los tubos de escape cuadrados, no parece un coche barato.

El interior también sorprende, y al mismo tiempo resulta familiar: una hilera de botones como los de Mercedes, el monitor con el aspecto de los que monta BMW, un ajuste de los espejos como tiene Toyota. Y todo montado de una forma sólida, en la que solo las rebabas de algunas piezas deberían mejorar.

Comparativa: 6 SUV chinos a examen

El Glory presenta hasta molduras de madera en el cockpit y un cuero de imitación en los asientos bastante conseguido. Estos no solo ofrecen mucho espacio, sino también una configuración variable: la segunda fila se divide y mueve longitudinalmente e incluso cuenta con una función de acceso easy entry al fondo del todo. Aquí, incluso adolescentes creciditos y entrados ya en un buen acné, viajarán muy espaciosos.

Y si no necesitas las plazas de la tercera fila, obtendrás un maletero interminable que se tragará todo el equipaje para las vacaciones de una familia numerosa. Por lo tanto, el DFSK es similar a una furgoneta en estas lides, especialmente porque este SUV tampoco tiene tracción a las cuatro ruedas.

El motor turbo de gasolina (procedente de Mitsubishi) se nota algo más flojo y perezoso que lo que hacían suponer sus 145 CV. Pero de esto también hay que hacer responsable a la caja automática por variador continuo (de Honda) que consume mucha potencia y exhibe, como todo este tipo de cajas, un resbalamiento excesivo. Cuando piso el acelerador, de entrada no responde, y a continuación lo hace en plan muy bestia. Pero al ruidoso motor de cuatro cilindros no le gusta girar muy alto de vueltas, y es que la transmisión está programada para cambiar a las 5.200 vueltas. La velocidad está limitada a 187 km/h.

Prueba Dongfeng DFSK Glory 580

La falta de armonía entre el motor y la transmisión también se traduce en unos elevados 9,9 litros de consumo de esta prueba y que ya se quedan bastante lejos de las cifras a las que estamos acostumbrados en Europa. Lo mejor que se puede hacer es rodar relajadamente y sin prisas en este DFSK, no solo por este abultado consumo, sino también porque la carrocería balancea hasta límites preocupantes en cuanto aparecen las curvas.

Pero curiosamente no llegas a sentir falta de seguridad, porque el ESP y los frenos hacen muy bien su trabajo para mantener todo bajo control, a pesar de la lentitud de respuesta de la dirección. Que la marca acaba de empezar en esto lo delata el lenguaje de su sistema de navegación: la pantalla solo muestra caracteres chinos, se supone que en breve también estará disponible en idiomas europeos.

Por lo demás, nos ha sorprendido su extenso equipamiento, con techo panorámico de serie, asiento del conductor ajustable eléctricamente y entrada sin llave, entre otras virguerías. La falta de los últimos avances (airbags de cabeza, radio digital, o luz de giro dinámica) se puede perdonar en un coche con un precio tan demoledor, igual que su rápida depreciación. Los años de garantía del DFSK 580 dependerán del formato de pago que se elija; si se abona al contado, la garantía será de cuatro años u 80.000 km, lo que antes suceda. Si el pago se efectúa mediante financiación, la garantía será de siete años o 100.000 km. No está nada mal..., ¿verdad?

Nuestra opinión

Dongfeng ofrece 'el Dacia de los grandes SUV': mucho coche por poco dinero. El Dongfeng DFSK Glory 580 es técnicamente sólido, y lento pero seguro, eso es suficiente para los compradores de poco presupuesto que conducen durante mucho tiempo. El infoentretenimiento y la red postventa deben ser mejores.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Conclusión

Lo mejor

Dado su tamaño y equipamiento es un auténtico chollo. Además, tiene siete años de garantía. Lo peor va a ser su alta depreciación.

Lo peor

El sistema de navegación no está actualizado, no hay idiomas europeos y el control por voz no funcionaba; radio simple, casi sin asistentes.

Y además