Skip to main content

Prueba

Coche eléctrico

Prueba Citroën C4 2021, más crossover que compacto

Prueba Citroën C4 2021

Nueva imagen y nuevo concepto. ¿Cambia por completo? Te contamos cómo va tras una primera toma de contacto.

En esta prueba del Citroën C4 2021 lo primero que quiero destacar es que me parece muy acertado el giro que han dado en su diseño para convertirlo en un modelo de aspecto claramente crossover, es decir, más parecido a un SUV que a un compacto convencional.  

El mercado demanda SUV por encima de cualquier otro tipo de modelos, así que no deja de ser una respuesta a lo que busca la mayoría. No obstante, aquellos que quieran un compacto tradicional no verán en el Citroën C4 a su mejor candidato. 

Hay que tener en cuenta que otros fabricantes han creado un modelo paralelo a su compacto tradicional, como el Kia Xceed o el Ford Focus Active.

Antes del verano ya tuvimos ocasión de conocer en persona el nuevo C4, pero en aquel momento no fue más que una presentación estática (puedes leer la información en el enlace que te dejo justo aquí debajo). Ahora ya hemos podido ponernos al volante para realizar una primera prueba dinámica en la que poder confirmar si el cambio estético afecta también al comportamiento.

Citroën C4 y e-C4 2020: silueta CUV, versión eléctrica y de Madrid al mundo

No voy a entrar en detalles sobre el diseño o dimensiones de esta nueva generación del compacto de Citroën, porque ya te las contamos en su momento. Pero sí te diré que en persona da la impresión de ser un coche más grande y musculoso. Y no es sólo sensación, porque tiene una altura libre al suelo de 156 mm, que es una medida inferior a la de un SUV, pero muy por encima de la que ofrecen los compactos normales.

Así es el habitáculo del Citroën C4 2021

Paso al interior y me siento en unos asientos realmente cómodos, que tiene un extra de mullido y me hacen pensar que este confort va a ser la tónica predominante en este nuevo Citroën C4. También me gusta la posición de conducción elevada, que te hace ver la carretera desde más arriba y te da sensación de control.

Desde el puesto de conducción también noto que algunos acabados y materiales son mejorables. Veo demasiados plásticos duros y el ajuste entre el salpicadero y los paneles de las puertas, por ejemplo, no es milimétrico precisamente.

Y antes de ponerme en marcha paso a las plazas traseras y veo que el espacio en la segunda fila es realmente amplio, ya que la distancia entre ejes es de 2.670 mm. Sin olvidar su maletero, que ofrece una capacidad de 380 a 1.250 litros y tiene un doble fondo para distribuir mejor la carga y para que el suelo quede plano al plegar los respaldos de la banqueta posterior.

Nuevo Citroën C4 2020

Como te contamos en su momento, ha innovado en equipamiento, ya que ofrece de manera opcional un hueco porta tabletas y un soporte (SmartPad Support) para llevar una de ellas en el salpicadero frente al copiloto y se incluye un filtro de confidencialidad que impide que el conductor vea la pantalla desde su posición y así evitar distracciones.

Lo que no me ha gustado de este sistema es que, al menos en las dos unidades a las que yo me he subido, el cajón en el que se guarda la tableta no abría bien, se atascaba y, además, la calidad del plástico del soporte es un poco de andar por casa. No obstante, me parece un sistema práctico y no se puede negar que innovador, ya que nadie más lo ofrece en todo el mercado.

Nuevo Citroën C4 2020

Motores del Citroën C4 2021

El nuevo Citroën C4 2021 estará disponible con motores gasolina, diésel y también con una variante  100% eléctrica. Por el momento no habrá ninguna opción híbrida, mircohíbrida o híbrida enchufable. Aunque los responsables de la marca en España no descartan que pueda ser así si el mercado lo demanda.

En gasolina hay cuatro motores: 

  • PureTech de 100 CV con cambio manual de seis velocidades
  • PureTech de 130 CV con cambio manual de seis velocidades 
  • PureTech de 130 CV con cambio automático EAT8 de ocho velocidades
  • PureTech de 155 CV EAT8  con cambio automático EAT8 de ocho velocidades

En Diésel están: 

  • BlueHDi de 110 CV con cambio manual de seis velocidades
  • BlueHDi de 130 CV con cambio automático EAT8 de ocho velocidades

*Los motores más pequeños llegarán en septiembre de 2021.

Y finalmente proponen el Citroën ë-C4, que es la versión eléctrica de 100 kW (136 CV) de potencia, con un par de 260 Nm. Acelera de 0 a 100 km/h en 9,7 s y tiene una velocidad máxima de 150 km/h. Monta una batería de ión-litio de 50 kWh de capacidad, que le permite una autonomía teórica de 350 km (ciclo WLTP).

Prueba dinámica del Citroën C4 2021

Una vez analizado el interior y vista su gama mecánica, me pongo en marcha. He tenido oportunidad de conducir tanto el PureTech de 130 CV, como el ë-C4. Las diferencias en la respuesta entre ambos, como es lógico, son notables. El gasolina empuja desde bastante abajo, porque tiene turbo, pero tiene cierta demora en la entrega de potencia. No es nada a lo que no estemos acostumbrados, pero es que cuando te subes al eléctrico descubres lo que es la inmediatez en la respuesta, ya que entrega el 100% de la fuerza desde parado.

Te recomiendo el eléctrico si en tu casa hay otro coche para viajar, porque salvo para eso es un coche suave, silencioso y que te ahorrará bastante en el coste de uso en el día a día.

Las versiones de combustión siguen siendo más indicadas si estás pensando en el C4 como coche único. Y debes escoger entre gasolina y diésel según el uso que vayas a hacer del coche y de los kilómetros totales que realices al año. Si son pocos, mejor gasolina.

Sólo he podido probar el cambio automático EAT8, que no es demasiado rápido, pero sí suave en sus inserciones, que es lo que más te gustará, además de poder olvidarte del pedal del embrague.

Nuevo Citroën C4 2020

En líneas generales es un coche suave, muy francés. Cuando ruedas por carretera notas que, debido a la configuración blanda de su suspensión, es más cómodo que dinámico y si avivas el ritmo notas que balancea un poco más de la cuenta. Estaba claro que su mayor altura libre al suelo se debía de notar en este sentido.

Los amortiguadores, por cierto, son progresivos hidráulicos de serie a partir del acabado Feel, ya que debe ir asociada a llantas de 18 pulgadas. Añaden un tope hidráulico tanto en extensión como en compresión y eso hace posible una respuesta más suave y progresiva. Es el mismo sistema que ya lleva el Citroën C5 Aircross.

Y la dirección también es bastante suave. Por cierto, el volante achatado por arriba y por abajo es muy resultón en lo estético, pero a la hora de manejarlo no creo que aporte nada. Pienso que un aro redondo siempre es mejor.

¿Qué me ha llamado la atención al probar el C4 2021?

Además de lo ya comentado, destaco que cuenta con un selector del cambio en lugar de la ya tradicional palanca de tantos modelos del Grupo PSA. Creo que siempre es positivo seguir un camino diferente y que no todos los modelos de la casa sean iguales. Así que este es un punto a su favor.

Te puede interesar: Citroën C4 2020 o Kia XCeed, ¿cuál es mejor?

También me ha gustado su cuadro de mandos digital retroiluminado, pese a que los gráficos que ofrece y las posibilidades de personalización son un tanto simplistas. Y la pantalla principal panorámica me parece que le da un aspecto bastante premium, ya que se han suprimido la mayoría de botones, salvo los de la climatización el volumen y un par de accesos directos, pero lo cierto es que cuesta encontrar algunas funciones y cuesta acostumbrarse un poco a su manejo.

Y un detalle que no me ha gustado es su mala visibilidad hacia atrás debido al diseño de la parte trasera, que crea una luneta partida.

Conclusión y precio del Citroën C4 2021

Pienso que el nuevo C4 puede ser un éxito, porque no es un SUV, pero lo parece. Y tiene un precio por debajo de rivales directos como el Focus Active o el Kia Xceed y, por supuesto, muy inferior a de los SUV compactos. Sin duda, el apartado económico, como es tradicional en Citroën, puede ser uno de sus grandes argumentos y justifica, en parte, los defectos que he mencionado.

Se fabrica en España (en la planta de Villaverde) para todo el mundo. Su precio arranca en poco más de 18.000 euros, en el caso de las versiones de acceso que llegará el año que viene. Los modelos a la venta actualmente parte de los 20.800 euros; 32.400 euros en el caso del Citroën ë-C4.

Hemos probado 9 versiones del Citroën C4

Y además