Skip to main content

Prueba

BMW X5 xDrive30d: llegarás donde quieras llegar

Prueba: BMW X5 xDrive30d
Nota

8

Será de los más vendidos de la gama.

Como ya has podido leer en informaciones previas, esta cuarta generación del BMW X5 es ahora más grande en todas sus cotas. De los 4,7 m de la primera generación, ha pasado a los más de 4,9 metros de esta. Pero casi lo más llamativo son los casi siete centímetros de anchura que ha ganado. Esto se nota, de forma relativa, en su interior, como he comprobado en esta prueba del BMW X5 xDrive30d.

VÍDEO: BMW X5 2018, todos los detalles

Y digo relativa, porque en la zona trasera hay un espacio similar al de su predecesor para piernas o cabeza, muy bueno en cualquier caso y, eso sí, pudiendo ahora pedir una tercera fila de asientos de forma opcional y por 2.535 euros. Respecto al maletero, mantiene prácticamente su volumen (650 litros), aunque ahora cuenta con un portón dividido en dos que, en una perfecta coreografía con su asistencia eléctrica, se abre o cierra en un ritual perfectamente acompasado.

Al volante tampoco el espacio es tremendamente mayor. Lo que sí se nota mucho más es la tecnología y elegancia que te rodeará prácticamente a partes iguales. Son nuevas las dos pantallas digitales de 12,3 pulgadas. Ya no existe la separación física entre el velocímetro y el cuentavueltas, de modo que el cockpit es totalmente digital. Este BMW es también el primero con un nuevo sistema operativo, de séptima generación, que incluye un asistente personal que interactúa y aprende por sí mismo, gracias a su inteligencia artificial.

BMW X5 2019: éstas son sus 5 claves 

Y antes de hablarte de esta mecánica diésel de 265 CV, capítulo aparte merece la batería de asistentes que te ayudarán en el conducir diario.

Si te cuento todos estos asistentes, necesitaría la revista entera y alguna más, así que te hablo de los dos que más me han llamado la atención. El primero, un asistente de marcha atrás, que copia lo que has circulado hacia delante hasta unos 80 metros y lo deshace hacia atrás por el mismo recorrido, incluso al día siguiente. El segundo es el asistente de aparcamiento que, una vez que se le indica dónde se quiere estacionar, se hace cargo de todo... incluido el cambio, para dejar el coche aparcado sin tocar nada. Eso sí, no me ha gustado tanto lo deprisa que demanda la actuación del conductor para mover el volante en el asistente de mantenimiento de carril...

Los 3 peores rivales del BMW X5 2019

Dicho esto, algo que echaba en falta en el modelo anterior era el confort de marcha. Sin duda era deportivo, con una dirección muy afinada, pero la respuesta era algo seca sobre asfalto irregular. Eso ha desaparecido en este coche, sobre todo en modo Confort, con una suspensión neumática muy suave, no solo en el eje trasero como en el modelo anterior, sino también delante.

Esta unidad tiene unas ruedas enormes de 21 pulgadas (pueden ser de hasta 22, por primera vez en un BMW). Son muy anchas y de bajo perfil, por tanto, es un pequeño milagro que la suspensión siga respondiendo tan bien. Incluso cuando circulo a unos 30 o 40 km/h y aparece algún pequeño bache, se nota un poco el tamaño de las ruedas, pero al aumentar la velocidad se vuelve realmente cómodo.

¿Seguro que el diésel ha muerto?

El xDrive30d monta un seis cilindros en línea con 265 CV y un sonido... cautivador, como pocas otras mecánicas diésel poseen. Otra de las cosas que me han gustado es el gran ajuste entre el motor y el cambio. Lleva el automático de ocho velocidades de ZF, que siempre ha tenido una respuesta excepcional, pero aquí es incluso mejor. Tiene siempre la marcha idónea preparada y puedes olvidarte de la transmisión y centrarte en conducir. Y en curvas, su dirección a las cuatro ruedas permite que, en función de la velocidad, las ruedas traseras giren en la misma dirección o en la opuesta a las delanteras para mejorar el guiado y su estabilidad.

¡Ah! Sí, se me olvidaba, su capacidad offroad, más en esta unidad que lleva un paquete al efecto que cuesta 3.500 euros, impresiona. Añade bloqueo del diferencial trasero, cuatro modos -para circular sobre rocas, arena, gravilla o nieve- y suspensión neumática que varía ocho centímetros su altura desde la posición más baja hasta la más alta. Llegarás donde tú quieras.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Conclusión

Lo mejor

Dado su consumo medio de menos de 7,0 l/100 km, me parece que va a ser el motor más popular de la gama.

Lo peor

A sus 76.000 euros, si lo quieres premium de verdad, vas a tener que añadir otro buen fajo de billetes.

Y además