Skip to main content

Prueba

Prueba: MTM S4 Avant. A coger curvas en familia

Prueba del MTM S4 Avant
Nota

9

El Audi S4 Avant es uno de esos coches a los que apenas se pueden poner pegas: excepcionales cualidades dinámicas, confort de alto nivel y mucho espacio para ocupantes y equipajes. Y por supuesto, sensaciones deportivas al volante. El preparador MTM se ha atrevido a intentar mejorar algo que ya raya la perfección. Nos ponemos al volante para comprobar si sale exitoso de semejante reto. Prueba: MTM S4 Avant.

El preparador, para empezar, monta un nuevo dispositivo en la centralita (M-Catronic) y un catalizador de metal con 200 celdas (el de serie lleva 600), que aumentan el ímpetu del tres litros turbo de 500 Nm y 354 CV a 590 y 425, respectivamente. Añade un chasis helicoidal KW y ruedas de 20 pulgadas calzadas con unos Michelin Pilot Super Sport. De postre, ofrece un par de salidas de escape en carbono. Y ya. Aquí no hay nuevos espoilers, ni vinilos, no llamativos aditamentos para la carrocería.

¡Arrancamos!

Hemos medido las prestaciones por nosotros mismos: este Audi retocado acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos, cuatro décimas antes que el modelo de serie. Y a 200 km/h le saca una ventaja de 1,6 segundos. Sin duda mejora, aunque nosotros esperábamos algo más de esos 71 CV extra. La frenada también mejora con sus nuevos neumáticos, y ahora se detiene desde los 100 km/h dos metros antes.

Prueba del MTM S4 Avant

El chasis KW Variante 3 reduce los movimientos de la carrocería en curvas y mejorar la precisión de un coche que ya de por sí es muy ágil. Por supuesto, con el diferencial bloqueable incluido Torque Vectoring equipado . Este MTM no sabe de subvirajes, gira como sobre raíles con una respuesta netamente neutral, apoyado en una dirección rápida y exacta. El grip, gracias a la tracción total y los Michelin, está garantizado en todas las situaciones y la velocidad de paso por curva es sencillamente impresionante para un coche de este tamaño y peso.

Sigue siendo cómodo

Aunque lleve ruedas de 20 pulgadas mantiene un buen confort de suspensión en el uso diario, y solo las irregularidades muy pronunciadas se notan más en el interior que en el modelo de serie. El sonido de los escapes, debido a su catalizador de metal es algo más ronco, pero en ningún caso llega a hacerse molesto en el habitáculo.

Prueba del MTM S4 Avant

Conclusión

La preparación de MTM es un coche más rápido y ágil que el Audi S4 Avant de serie, sin por ello perjudicar sus buenas maneras para el día a día. Solo el precio puede amargarte un poco el día: se acerca peligrosamente a los 80.000 euros.

Conclusión

Lo mejor

Aumento de potencia, agilidad, confort, frenada, dirección.

Lo peor

Podrían haber exprimido un poco más esos 71 CV extra.

Lecturas recomendadas