Skip to main content

Prueba

AC Schnitzer 335d xDrive: un diésel de infarto

AC Schnitzer 335d xDrive: un diésel de infarto

Con 360 CV y 690 Nm, el AC Schnitzer 335d xDrive está creado sobre la base de un 335d: un deportivo de altos vuelos con motor y estética impactantes. Aunque sigue siendo un diésel con todas las de la ley.

Al principio, cuando el cigüeñal del AC Schnitzer 335d xDrive traquetea con poco refinamiento al ralentí, a uno le da toda la sensación de estar al volante de un diésel antes que en un deportivo. Pero en cuanto pisas a fondo enseguida percibes que, bajo el capó, acaba de despertar la bestia que lleva dentro el motor vitaminado del AC Schnitzer.

¿Quieres ver el nuevo BMW M3 rodando al límite? Pincha aquí.

Carrocería/calidad: los leves retoques estéticos de AC Schnitzer (llantas, detalles del morro…) casan tan bien con el modelo original que casi parecen de serie. La calidad de acabados del preparador está a la altura de la calidad a la que nos tiene acostumbrados BMW, todo armoniza, está bien acabado y desprende sofisticación. Sin duda, el resultado está fuera de toda duda en este AC Schnitzer 335d xDrive.

Diversión al volante/Motor: AC Schnitzer añade 60 Nm de par, hasta 690 en total, y 47 CV extra, hasta 360, gracias a la nueva configuración de la electrónica. La respuesta del coche sigue siendo de primera clase, y la manera explosiva en la que entrega ahora la fuerza, con un turbo que no se ha tocado, un verdadero deleite. La potencia no se limita con la zona media del cuentavueltas, y tira hacia arriba hasta llegar a las 5.000 revoluciones. El triple turbo del M550d no tiene una respuesta más deportiva.

No menos impresionante es la manera en que se mueve esta preparación: en solo 4,4 segundos ya corre a 100 km/h, y en 17,6 ha alcanzado el doble de velocidad. Esto, de por sí, no solo es un récord entre los diésel, sino que convierte a este 335d en un coche más aún más veloz que el 335i de la misma casa. En nuestro test invirtió 18,7 segundos en llegar a los 200 km/h. Y si te impresionan sus prestaciones, espera a ver su capacidad de retención: pasa de 100 km/h a 0 en solo 33 metros.

Chasis/confort: con los nuevos muelles, AC Schnitzer asegura al mismo tiempo suficiente suavidad de marcha y una gran estabilidad a altas velocidades. A esto se añade una zaga muy ágil que permite redondear las curvas con limpieza. Además, gracias a la tracción integral te sientes seguro en casi cualquier situación. 

Conclusión: con su 335d preparado, AC Schnitzer no solo presenta la berlina diésel que más acelera, sino una combinación casi perfecta de estética, potencia, manejo y conofrt. No conocemos un modelo diésel del segmento medio alto tan armónico y equilibrado como este. Sencillamente grandioso. 

Lecturas recomendadas