Patrocinado por:

Práctico

Coches 4x4

Nissan Patrol GR de segunda mano: esconde sorpresas

Nissan Patrol GR de segunda mano: esconde sorpresas

Pablo Lucas Medina

12/08/2011 - 11:46

El Nissan Patrol GR 2.8 TurboD de segunda mano en versión de dos puertas, tiene los aires de un auténtico toro bravo… su motor, en cambio, padece serias cardiopatías. Este ejemplar parece estar en buen estado.

¡Menudo tío! Miro el Nissan Patrol GR 2.8 TurboD, Typ Y61 (de segunda mano) y parece un auténtico carro de combate listo para que Bruce Willis, Cocodrilo Dundee o Mad Max salven el mundo. Sin embargo, bajo esa imagen indestructible, se esconde un alma sensible que se rinde ante la alta velocidad de las autopistas… ¿Cómo demonios puede ocurrir esto? Voy a empezar por el principio.

Nissan Patrol GR 2.8 TurboD, Typ Y61 de segunda mano frontal

Hombros anchos: a los amantes del Nissan Patrol GR de la serie Y61 les encanta su aspecto fornido.

Se trata de un 4x4 de la vieja escuela como demuestra su fuerte estructura de larguero y travesaños y su sólida osamenta de eje rígido. ¿Y su talón de Aquiles? Las rótulas de suspensión, los casquillos de la barra panhard y los bujes de la rueda… eso es todo. Ah, no, se me olvidaba: el motor, el único problema realmente grave de esta generación Grand Raid fabricada entre marzo de 1998 y mayo de 2000.

Nissan Patrol GR 2.8 TurboD, Typ Y61 de segunda mano trasera

Esta unidad tiene tantas piezas rotas que eso impide ver el perfecto estado de su carrocería. Eso es bueno... solo a medias.

Este seis cilindros en línea nació como diésel de 84 CV, sin embargo el turbo, la refrigeración por aire y la electrónica de inyección… son un montón de inventos que sólo le vienen bien mientras su mecánica vaya como la seda: después aguanta... ¡¡¡300.000 kilómetros!!! y sólo Dios sabe cuántos más. Y es que pasarse con el acelerador con el remolque a cuestas o ir muy deprisa en autopista, terminan cavando la tumba del motor… la lápida llega a veces sin que el cuentakilómetros haya superado las cinco cifras.

Nissan Patrol GR 2.8 TurboD, Typ Y61 de segunda mano motor

Sensible, pero sin diagnóstico: el seis cilindros funciona de maravilla.

La cosa tiene, por tanto, muy mala pinta para los compradores de segunda mano: es difícil saber si el seis cilindros tira bien o no. ¿Salta en seguida cuando lo arrancas en frío y se queda, acto seguido, clavado? Eso es sólo la mitad de la verdad. Para comprobar si el diésel funciona sin problemas hay que analizarlo con una prueba de pérdida de presión del sistema de refrigeración o un test profesional de compresión… Pura teoría.

Nissan Patrol GR 2.8 TurboD, Typ Y61 de segunda mano interior

Un difícil reto: las fotos no transmiten con toda fidelidad el lamentable aspecto del habitáculo. Muchas de las piezas de plástico están destrozadas y no hay radio.

En la práctica, lo único que te queda es un acto de fe. Y es así como llegamos, por fin, al protagonista de esta prueba. El anuncio es parco en palabras y no lleva ni una mísera foto. “No tenía tiempo para hacerla”, se disculpa el simpático vendedor desde el otro lado de la línea telefónica. El tipo me invita a que lo vea en persona… espero que el único problema del coche sea que tiene algunos arañazos.

Nissan Patrol GR 2.8 TurboD, Typ Y61 de segunda mano asientos

La mugre campa a sus anchas.

Cuando llego al sitio, entiendo en seguida lo que quería decir el buen hombre… y porque no había puesto ni una foto. Y es que el Patrol GR ha tenido tantas aventuras por el bosque y el campo que está lleno de mugre y de destrozos. Se trata, además, de piezas de plástico rotas que, a buen seguro, te impiden pasar la ITV… El espectáculo en el interior resulta dantesco. ¿Un paseíto de prueba? Por razones higiénicas, espero que no se me haya olvidado en casa el preservativo de cuerpo entero.

Nissan Patrol GR 2.8 TurboD, Typ Y61 de segunda mano paso de rueda

El paso de rueda hay que sustituirlo.

Finalmente, acepto el reto y me meto dentro esperando que en el túnel de lavado acepten también a personas. Cuando estoy al volante, meto la mano en la guantera y descubro con gran asombro que su último dueño ha mantenido en regla el cuaderno de bitácora de esta pocilga con ruedas y que su mecánica va perfecta. ¿Cómo puede haber ocurrido algo así? “Bueno…”, responde el vendedor con toda la tranquilidad del mundo: “el coche es para alguien que valore su enorme funcionalidad”. Umm, vale, así dicho queda precioso.

Nissan Patrol GR 2.8 TurboD, Typ Y61 de segunda piloto trasero

Las luces traseras también están rotas.

En cualquier caso, su precio asciende a 6.900 euros, algo que por teléfono no sonaba mal, pero que ahora me parece un chiste… Para que este GR vuelve al redil de las buenas costumbres sociales, hay que invertir en él 2.000 euros más. 6.000 euros es la última palabra. ¡Gracias y adiós, caballero!

Una semana después vuelvo a llamar  y el coche ya está vendido… es una pena que no me haya enterado a qué pobre ciudadano le ha tocado.

Conclusión

Hay muchas cosas que me llaman la atención de este caso. En primer lugar, el gigantón 4x4 con un motor que va como la seda. En segundo lugar, un vendedor que no se preocupa por el estado de su mercancía. Y en tercer lugar, que se trata de un coche cuyo equipamiento está destrozado por dentro y por fuera, pero con una mecánica en perfecto estado. Lo que tú no debes olvidar: su diésel de seis cilindros es un motor que depende en extremo del cuidado que le des. En caso de duda, lo mejor que puedes hacer es elegir un Patrol GR 3.0 DI (2000–2009) de cuatro cilindros.

Aquí puedes encontrar varias ofertas de Nissan Patrol GR de segunda mano.

Fotos: W. Blaube.

Lecturas recomendadas

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches