Patrocinado por:

Práctico

¿Cómo funciona?

Llegan las pastillas de freno sin cobre

Vicente Cano

09/07/2016 - 11:41

Más papistas que el Papa, algunas marcas como Daimler han empezado a reclamar como primer equipo pastillas de freno sin cobre. Ferodo Eco-Friction da una solución que no solo no compromete la seguridad, sino que aumenta el confort al reducir ruidos y vibraciones.

Hacia 2021, empezará a ser obligatorio utilizar pastillas de freno sin cobre. En principio, no es algo que te afecte como usuario, pero sí se trata de una información relevante si te importa el medioambiente. En concreto, la norma obligará a que ese año las pastillas lleven solo un 5% de cobre, mientras que para 2025 la máxima cantidad permitida será de solo el 0,5%. Por suerte, ya hay un producto en el mercado que ofrece una solución óptima a este problema y, además, reduce el ruido y vibraciones que a veces se producen durante la frenada.

No te pierdas: "Cómo se hacen los frenos de la F1 de Brembo"

Los peces morían en la bahía de California y, tras algunos estudios, los científicos encontraron la causa: su cuerpo estaba lleno de metales pesados, sobre todo, cobre. Y, una vez más, la pistola humeante la sujetábamos todos los conductores. Cada vez que detienes tu vehículo, la pastilla entra en contacto con el disco de freno y una ínfima cantidad del material de la pastilla se desprende en forma de partículas de PM10, más grandes por ejemplo que los pequeñas moléculas de óxido de nitrógeno que emiten los diésel, pero muy dañinas para la fauna ya que contienen metales pesados.

El cobre, por su parte, ha ayudado a que el calor se extienda de manera homogénea por la pastilla durante la frenada del coche y a que los materiales de esta asienten durante su fabricación y uso. Durante una frenada normal, el disco se encarga de disipar alrededor del 80% del calor que se genera por fricción entre este y las pastillas. En una detención de emergencia desde 80 km/h, la temperatura en la pastilla de freno puede superar los 300ºC, pero descendiendo un puerto o conduciendo a cierta velocidad por una carretera llena de curvas es relativamente fácil llegar a 600ºC. Por muy resistente que sea un material de fricción, siempre se produce una erosión allí en estas condiciones.

Los depósitos del material quemado de las pastillas de freno son, de hecho, los causantes de que, tras unos meses, las llantas de tu coche tiendan al color negro, sean del color que sean. Imagínate esto multiplicado por 1.000.0000 millones, que son los coches que se calcula que hay circulando en el mundo, o los 30 millones de turismos que hay aproximadamente en España. Aunque por ahora no haya una solución global, por lo menos ya sí existe una para evitar las emisiones de cobre de las pastillas de freno: las pastillas Ferodo Eco-Friction.

AUTOBILD.ES ha estado en la presentación de este producto que probablemente nunca vas a comprar por ti mismo y nos ha servido para aprender muchas cosas interesantes sobre este producto más allá del consejo que siempre te damos: en la seguridad no se ahorra. Tras cinco años de investigación, la marca decana del mercado de pastillas de freno, ha dado con una solución que, casi por completo, elimina el cobre de las pastillas de freno. Por su puesto, qué están empleando para conseguirlo es materia de secreto industrial para esta marca del fabricante de recambios y primer equipo Federal Mogul.

De hecho, tras probar este nuevo 'material de fricción' -como a los técnicos les gusta llamarlo-, he comprobado que a la hora de hacer una frenada de emergencia desde 60 km/h u 80 km/h la distancia de frenado es, prácticamente, la misma que con unas pastillas de freno convencionales. Antes del evento me habían dicho que podría incluso ser inferior hasta en 8 metros cuando se ejecuta una detención desde 120 km/h, pero no tuve ocasión de probarlo durante el test y los resultados a velocidades más bajas de los asistentes no fueron concluyentes en este aspecto.

Lo que sí probé por mí mismo es el comportamiento de estas pastillas de freno sin cobre en lo que al confort se refiere. Como prometen en Ferodo, el tacto varía considerablemente respecto a una pastilla convencional en los casos en los que se acaricia el pedal para hacer una frenada progresiva o se pisa y se levanta suavemente en una regresiva. No notar ruido en la frenada puede deberse a que el material era nuevo y que estaba montado con esmero, pero a pesar de que en la punta de mi pie notaba menos vibración, el comportamiento de todo el sistema me pareció tanto o más preciso que nunca y, sobre todo, mucho más suave y agradable.

Ni he preguntado el precio de las pastillas Ferodo EcoFriction. Principalmente, porque este componente rara vez es adquirido por el usuario final. Pero también porque con lo que me han afirmado desde la marca acerca de que, en general, un producto de calidad como este sale solo por unos 20 euros más que otras pastillas de freno con menores prestaciones, me sobra y me vale para recomendarte que exijas a tu mecánico que te equipe unas buenas pastillas de freno cuando te toque. No es que tengas que ponerle unas pinzas y frenos Brembo a tu Renault Mégane, por ejemplo, pero igual que te aconsejo usar unas de los cinco primeros modelos clasificados en los test de neumáticos de AUTOBILD.ES, aquí hago lo propio exactamente por la misma razón. Y por los peces.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Vicente Cano

Vicente Cano

Redactor

Ferrolano de corazón, getafense de adopción, en periodismo desde hace 20 años. "Ser feliz es querer lo que se tiene, no tener lo que se quiere"

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches