Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Motos

Gestiones necesarias para comprar una moto de segunda mano

Gestiones necesarias para comprar una moto de segunda mano

Te has decidido, vas a comprar una moto de segunda mano, ya la has visto, la has probado y te has quedado enamorado. ¿Ahora qué? ¿Cuáles son los pasos a seguir para que la moto sea tuya?

Comprar una moto de segunda mano requiere ciertas gestiones que puedes realizar guiado por una gestoría o por tu cuenta. Tú mismo debes decidir si prefieres comodidad o economía. En este práctico te vamos a contar los pasos a dar cuando ya has visto, probado y decidido la moto que quieres comprar y también has llegado a un acuerdo económico con el vendedor.

Si quieres hacer las gestiones por gestoría es tan fácil como que os acerquéis los dos a una con el DNI (cada uno el suyo) y la documentación de la moto (permiso de circulación, ficha técnica, justificante del pago del impuesto de circulación del año en curso). Una vez firmados los diferentes documentos la gestoría entrega al comprador un permiso de circulación provisional que le permitirá usar la moto hasta que llegue la documentación definitiva. Éste es el momento en el que tienes que pagar la moto y el vendedor te entrega las llaves, en la misma gestoría al firmar los papeles.

Si prefieres ahorrarte los 40-60 euros que te cobra una gestoría por el papeleo siempre puedes hacerlo por tu cuenta. Los pasos a seguir son los siguientes:

1-      Firmar un contrato de compra-venta con el vendedor: 2 copias, una para ti y otra que se quedará él como garantía.

2-      Recibir la documentación original de la moto y fotocopia del DNI del vendedor para poder hacer las gestiones (en algunas provincias exigen que la fotocopia sea compulsada). La documentación es el permiso de circulación, la ficha técnica y el justificante del pago del impuesto de circulación del año en curso.

3-      Liquidar el impuesto de transmisiones en Hacienda. Puedes ir a la delegación que te corresponda o hacerlo de forma telemática. El precio varía en función del vehículo y su edad.

4-      Realizar la transferencia en Tráfico. Debes dirigirte a una Jefatura Provincial de Tráfico, pero para evitar colas ahora cuentan con sistema de cita previa así que debes solicitarla antes por internet. El plazo varía de unas jefaturas y puede darse el caso de que te la den a dos semanas vista (¿estratagema para disuadir a la gente de que hagan ellos mismos las transferencias?).

5-      En Tráfico te pedirán el permiso de circulación original, fotocopia del DNI del vendedor y a veces la ficha técnica. Además debes presentar la solicitud de transferencia que necesita ir firmada por comprador y vendedor (se puede descargar de la web de la DGT).

Si no hay problemas con la documentación presentada y has dado los pasos tal y como aquí los hemos descrito, ya eres el propietario legal de tu deseada moto y ahora te toca pagársela al antiguo dueño y que éste te dé por fin las llaves. No es tan difícil ¿verdad?

Lecturas recomendadas