Práctico

¿Cómo funciona?

Control de velocidad: aprende a utilizarlo con seguridad

Enrique Trillo

El control de velocidad es un dispositivo que aumenta claramente el confort cuando realizas largos viajes, ya que permite una posición de conducción más relajada. Aquí te mostramos todo lo que debes saber para aprender a utilizar el control de velocidad con seguridad.

Si tu coche está equipado con control de velocidad, también conocido como regulador de velocidad o cruise control deberías aprender a utilizarlo con seguridad. En este práctico vídeo te mostramos los distintos sistemas que existen a día de hoy para controlar la velocidad del vehículo sin necesidad de que el conductor tenga que intervenir y cuál de ellos es mejor utilizar si quieres realizar una conducción lo más segura posible. De momento, te doy una pista: tú pones el límite...

No hace falta que el conductor intervenga

Y si quieres saber cuáles son los límites de velocidad en Europa, sigue el enlace anterior. Los amantes de los viajes y de las rutas en coche seguro que más de una vez se han planteado (o incluso lo han llevado a cabo) un viaje en coche por algún país del Viejo Continente, para poder disfrutar de la libertad que moverse así ofrece.

Si ese es tu caso, te animamos a que lo hagas; puede ser una de las experiencias de tu vida. Pero, antes de lanzarte a coger las llaves de tu coche, o a alquilar un vehículo para tus próximas vacaciones, te recomendamos que te pares, te leas este especial con información para viajar por Europa en coche, y recuerdes lo que te vamos a contar a continuación. Porque has de saber que no todos los países europeos tienen los mismos límites de velocidad establecidos. Así que, si no quieres que una multa te amargue el viaje, ¡toma nota!

¿Algunos ejemplos? Alemania y Austria, donde no todas las autopistas carecen de límite de velocidad. Esto solo sucede en ciertos tramos de autopista y según las condiciones climatológicas y del tráfico. Como norma general, el límite de velocidad establecido en Alemania para autopistas y autovías es de 130 km/h. En las vías no urbanas, este se reduce a 100 km/h. 

En Bélgica y Portugal, en cambio, por autopistas y autovías, se puede ir a 120 km/h. En vías no urbanas, a 90 km/h. 

 

También te puede interesar:

Aprende a controlar un subviraje

Cómo reaccionar ante un sobreviraje

Cómo lograr una correcta posición de conducción

Cómo cargar el maletero del coche

Cómo sentarte al volante para evitar lesiones con el airbag

Mantener la distancia de seguridad correcta

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Dame un coche, un circuito, barra libre y no necesito nada más en la vida.