Skip to main content

Práctico

Motor

Cómo revisar el estado de los amortiguadores

Cómo saber estado amortiguador
Por tu seguridad.

Dentro del sistema de suspensión, los amortiguadores cumplen una función fundamental. Esta pieza afecta tanto a este sistema como al de dirección y frenado, asegurando la máxima seguridad y el confort de los ocupantes. Si su trabajo es correcto la rueda permanecerá con la mayor adherencia en la carretera y los ocupantes viajarán con comodidad. ¿Sabes cuando están defectuosos? ¿Cómo revisar el estado de los amortiguadores?

No te pierdas: 'Así se conduce un coche sin amortiguador'

Seguridad

Asegurarnos que los amortiguadores están en perfecto estado es importante para nuestra seguridad. Si tenemos en cuenta que el neumático es el único elemento que está en contacto con la carretera y que los amortiguadores trabajan para que la goma consiga la mayor adherencia podemos comprender que de su buen estado depende nuestra seguridad en gran medida.

¿Cómo revisar el estado de los amortiguadores?

Una de las pruebas más sencillas que podemos realizar para comprobar el estado de los amortiguadores podemos hacerla en cualquier lugar. Simplemente debemos apoyarnos sobre el capó de nuestro coche y hacer fuerza hacia abajo con decisión. Una vez aplicada la fuerza soltaremos de forma rápida y dejaremos que el vehículo vuelva a su altura normal.

Amortiguador coche

Para comprobar si su estado es óptimo tendremos que poner atención a la vuelta del recorrido del amortiguador. Si el vehículo ha oscilado solo una vez al volver al estado normal su estado, probablemente, será correcto. En cambio, si se ha producido más de un rebote puede que el sistema esté desgastado y lo ideal será acudir a un taller especializado para una revisión.

Otra de las comprobaciones que podemos hacer no necesita aplicación fuerza, solo buena vista. En esta ocasión se trata de fijarnos en los amortiguadores, tanto los delanteros como los traseros. En este vistazo tendremos que poner atención a manchas de aceite, pues si los amortiguadores están defectuosos puede que hayan tirado el aceite de su interior, un elemento que manchara el exterior.

¿Cómo puedo cuidarlos?

Pese a ello, es recomendable que cada 20.000 km. revisemos el estado de los amortiguadores con un profesional. Los expertos aseguran que esta pieza debe ser sustituida cada 60.000 km., aunque dependerá del tipo de conducción y el terreno por el que circulemos. Mientras que recorres esa distancia te recomendamos que no circules a gran velocidad por pasos de peatones elevados, por terrenos con baches profundos, estacionar encima de los bordillos o cargar demasiado el vehículo.

Y además