Patrocinado por:

Práctico

Motos

Cascos y Bluetooth: todos los trucos y secretos.

Cascos y Bluetooth: todos los trucos y secretos.

David G. de Navarrete

08/12/2015 - 09:30

Los cascos con Bluetooth han supuesto un paso adelante definitivo para la comunicación de los motoristas. Después de la primera parte de este reportaje, aquí tienes la segunda donde te explicamos cómo se instalan y cómo funcionan los dos grandes grupos de Bluetooth para casco: los integrados y los que te puede montar tú mismo

El casco con Bluetooth integrado que probamos fue un casco convertible con todo el sistema incorporado y, por lo tanto, perfectamente camuflado (no se ve nada, ni un cable ni una conexión), te viene la clásica bolsa de transporte de casco, un libro sobre la estructura y partes, un cargador igual al de un teléfono móvil, un libro sobre el funcionamiento del Bluetooth y un pequeño anexo a éste. Lógicamente, te recomiendo que leas estos dos últimos para saber cómo funciona toda la electrónica.

Todo el sistema se dirige con esos tres botones que ves en el pieza incrustada en la parte trasera izquierda del casco: el que pone “on-off” es para sincronizar con aparatos externos (otro casco o el teléfono móvil) y poner en funcionamiento, el que tiene el signo + para subir el volumen y el de – para bajarlo. Como verás, sencillo.

Tras cargar la pila conectando el cargador a una toma flexible perfectamente escamoteada en el acolchamiento de la nuca, puedes empezar. Tienes primero que efectuar el “pairing”, sincronizar los elementos que quieras comunicar vía Bluetooth. Hoy día casi todos estamos muy familiarizados con este sistema, porque es muy similar al que hacemos muchas veces con el móvil para parearlo con el audio del coche, o similar.  Si tienes “buenas manos” con las cosas electrónicas, tardarás unos 5 minutos. Si eres torpe (como yo, por ejemplo) pues entre que te lías y que no, un cuarto de hora.

Este proceso sólo hay que hacerlo una vez por elemento y varía dependiendo del instrumento que quieras usar, por lo que no nos vamos a parar en explicarlo. Básicamente se trata de pulsar el botón “on-off” hasta que la luz verde parpadee, poner el móvil en ”conexiones”, que se localicen ambas fuentes, y ya está. Cada vez que lo desconectes, tienes que volver a localizarlos, pero el proceso te puede llevar de 10 a 15 segundos.
Probamos primero con un teléfono móvil y después con otro casco que también tiene Bluetooth, para poder estar conectado con tus amigos de excursión motorista, sin duda una de las grandes ventajas de este sistema. Os explicamos cómo va en cada caso.
1-Casco- teléfono móvil

Maravilloso, perfecto. Mientras lo llevas puesto, cada cierto tiempo suena un suave pitido que te recuerda que llevas el sistema conectado. De esa forma si te llaman de repente no te llevas un susto. De todas maneras esto sería raro porque el timbre de llamada es muy suave, aunque podría ser progresivo, o al menos poder regularse que lo fuera. No obstante, esto es un tema menor. Una vez te llaman, no te puedes creer lo fácil que es todo. Salta automáticamente y empieza a hablar como si tal cosa. Tú siempre escuchas perfectamente a tu interlocutor, aunque vayas rodando francamente rápido.

El sistema de filtración de sonido ambiente el sistema es, en este caso, impecable, aunque en esto tiene que ver mucho sin duda la calidad de ajuste del casco y la calidad del sistema de audio. Por cierto, si llevas un casco convertible no tiene nada que ver que lleves la calota bajada o subida. El micrófono no está instalado en el mentonera, aunque esta sirva en parte a veces para aislar el ruido del viento. Y a tí se te escucha siempre que estés a menos de 130 por hora aproximadamente. Por encima de esta velocidad (según me decían los que me llamaban) se oye como si estuvieras en medio de un vendaval. Lo único que tendrías que hacer es bajar hasta esa velocidad, y tras la conversación volver a tu ritmo.
Puedes activar la respuesta por presión en los botones de control o a las dos llamadas, tras las que entrará la llamada directamente
2-Casco a casco
Aquí la comunicación se suele activar por la voz, pero ten en cuenta que el radio de acción del Bluetooth es de unos 10 metros reales, pero pueden ser mucho más si no hay obstáculos o interferencias entre medias. Quizá hasta 130 metros aproximadamente.
Así, para hablar con el pasajero nunca tendrás el más mínimo problema nunca, a no ser que haya mucho ruido ambiente y no te deje oír, pero nunca problemas de conexión. Cuando quiera alguno de los dos, habla y la comunicación se abre. Incluso puedes usar tapones de oídos para aislarte del sonido ambiente (viento, etc) como hacen muchos motoristas, y seguirás escuchando perfectamente los auriculares.

Con un compañero en otra moto la comunicación se corta cuando se excede la distancia, aunque consideraría que funciona incluso a más metros. No obstante, en cuanto os volváis a juntar tras separaros en un adelantamiento o lo que sea, la comunicación se reestablece automáticamente y podéis hablar normalmente.

3- Casco a casco + teléfono móvil
Puedes sincronizar tu casco Bluetooth a otro igual y además a tu móvil. En este caso, simplemente cuando te llamen, salta la llamada automáticamente o presionas para aceptar y la respondes. Tras colgar el interlocutor, se corta la llamada y se reestablece la comunicación entre los cascos… y los que llevan la cabeza dentro, claro.
Por supuesto, puedes conectar también con la música que lleves guardado en el teléfono, o con el GPS para ir oyendo las indicaciones.
En resumidas cuentas, si la instalación es buena y el aislamiento también, el sistema funciona muy bien, el sonido de recepción es clarísimo incluso en situaciones en que, personalmente, hubiera apostado a que no se oiría nada. Y en el envío, mientras estés en los rangos de velocidad que te hemos comentado, también bien. Además, todo el funcionamiento es sencillo, algo importante en un sistema que tienen que conectar y desconectar a menudo los que montan en moto a diario. El peso total de un casco son el sistema Bluetooth incorporado puede acercarse mucho a los dos kilos… otro elemento a tener en cuenta.

Kit Bluetooth para cascos.

La principal ventaja de este tipo de kits es que son bastante más baratos que un casco con todo el sistema incorporado. Se compone del auricular y micrófono con el soporte (que suele tener una base adhesiva), el módulo con su soporte, cargador y pequeños complementos. Por lo demás, todo el rendimiento es inferior a pesar de la excelente calidad de todos los componentes. Y es que hay que partir de una base: está pensado para que el micrófono vaya fuera de la calota.

En los jet esto es un problema relativamente menor, pero en los integrales es un problema grande. Además, la fijación de este micrófono es también exterior con una pieza adhesiva, por lo que con el tiempo, los insectos, el agua, el sol, y sobre todo el viento que tiene que aguantar el casco sobre nuestras cabezas, no apostaría porque durase mucho.
Toda la comunicación se hace a través de un módulo de comunicación. Es muy pequeño, más que muchos llaveros, por lo que transportarlo no es problema. Todo el conjunto es ligerísimo y suele pesar entre 100 y 150 grs.
El funcionamiento es correcto, pero no soporta comparación con, por ejemplo, el de BMW por el detalle fundamental que ya os he comentado: el micrófono va fuera por lo que es mucho más sensible al ruido ambiente. No obstante para un uso urbano, como puede ser el caso de muchos mensajeros, es una opción muy buena especialmente por el precio inferior. Aunque recordamos que el cuidado de la instalación es fundamental para que la duración se mínimamente duradera.

Conclusión

Os puedo asegurar que tras probar muchos sistemas de intercomunicadores a lo largo de años, entre lo que había algunos tan sofisticados como los usados los practicantes de ala delta, había perdido la confianza de que alguna vez se encontrase un sistema realmente efectivo, fácil de usar y que no fuese engorroso. Pero me equivoqué, afortunadamente.

Aquí tenemos el "Diente Azul" que nos ayuda a tener una voz amiga en la soledad de nuestro casco. Por cierto, legalmente está prohibido llevar sistemas de audio en que lleves algo pegado o introducido el oído como los “pinganillos” o auriculares directos sobre los oídos, pero si van integrados en el casco no hay ley que lo prohíba.

Todo este tipo de resultado hay que tomárselos siempre con cierta cautela, pues la estanqueidad de un casco como el BMW no es igual a la de otros modelos, o que tengan mucho más uso (y por tanto más holguras) ¿Funciona igual con lluvia?, ¿con frío?... pues por lo que probamos, si. Lo que si he podido comprobar es que es circunstancias normales (es decir, viento, mosquitos, con el motor rugiendo debajo de tí, etc,) el Bluetooth funciona pero que muy bien.

La opción perfecta para estar siempre comunicado.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David Garcia de Navarrete

David G. de Navarrete

Probador

Habrá algo mejor que probar coches y motos, pero yo no lo conozco.

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Seguros de moto

Toda la información de pólizas y seguros de moto, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros