Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Cómo borrar los fallos del ordenador de tu coche en cinco pasos

Borra los fallos del ordenador de tu coche

Y sin marcharte las manos de grasa

Descubre cuánto vale tu coche en solo dos pasos con el Tasador de coches de Auto Bild.

El ordenador de a bordo es un sistema de suma importancia para el coche y su conductor, que informa de la velocidad real de cada momento, el consumo medio y otros datos importantes tanto para el momento de la conducción, como para el día a día. 

Estos son los datos que ofrece el ordenador del coche:

  • Velocidad real.
  • Consumo medio.
  • Consumo instantáneo.
  • Kilómetros del coche.
  • Cuándo toca pasar la próxima revisión del coche.
  • Ayudas a la conducción activadas (o no activadas).
  • Información sobre el sistema de sonido.
  • Información sobre el manos libres.
  • Información sobre la climatización.

Cómo revisar el estado de la electrónica de tu coche

Por muy nuevo que esté tu coche, puede presentar errores electrónicos que no dan la cara en las revisiones habituales y que, en ocasiones, ponen en peligro la seguridad de los ocupantes. 

La electrónica tiene una importancia incuestionable en los coches actuales desde el punto de vista de las prestaciones y, sobre todo, de la seguridad. Pero es inútil haber pagado por un equipamiento lleno de siglas (ESP, DSC, DPC, SRS...) si, a la hora de la verdad, estos sistemas no funcionan por errores de configuración o, simplemente, porque se haya desenchufado un cable (algo que pasa con más frecuencia de lo que parece).

Por eso es importante que, con cierta regularidad, revises el estado de la electrónica de tu coche. Estas operaciones son caras pero puedes hacerlas tú y ahorrar una parte. Solo necesitas encontrar un lugar donde te alquilen una máquina de diagnosis, y saber cómo operar. Para ello, hoy te lo contamos todo lo que necesitas para tener a punto el ordenador del coche:

1. Consigue una máquina de diagnosis.

2. Elige la tarea a realizar: autodiagnosis.

3. Selecciona marca y modelo.

4. Inicia la comunicación coche-máquina.

5. Localiza los fallos de tu coche.

1. Consigue una máquina de diagnosis

A diferencia de otras tareas de bricolaje automovilístico, buscar errores electrónicos no requiere mancharse las manos de grasa ni tener demasiada maña con las tuercas o los tornillos: es una cuestión de ordenadores y clavijas. 

  • Busca un centro de alquiler de boxes de mecánica (tipo Repara tu Vehículo, Johnnie Pyston o Bricarbox). Algunos te prestan la máquina de diagnosis para que la uses tú mismo; la mayoría ponen como condición que sea un técnico de su plantilla quien la maneje (lo cual si eres novato es toda una ventaja).
  • Para conectar la máquina de diagnosis al coche solo se necesita un cable (específico para cada marca y modelo, lo identificarás por la clavija). 

Diagnosis fallos electrónicos

2. Elige la tarea a realizar: autodiagnosis

  • En la pantalla táctil del ordenador deben aparecer las instrucciones de manejo. Lo primero es realizar una autodiagnosis para ver las posibles averías

3. Selecciona marca y modelo

  • Puedes conectar primero los cables (cada coche tiene la toma de entrada en un sitio diferente) y luego elegir la marca y el modelo o hacerlo a la inversa (el resultado es el mismo). Con todo enchufado, la ventaja es que ya no habrá que tocar las clavijas ni volver al coche hasta el final del proceso. Es importante concretar bien la versión del vehículo (las fotos ayudan).

4. Inicia la comunicación coche-máquina

  • Esta operación se realiza con sólo pulsar el botón Aceptar. La máquina se encarga de repasar el procedimiento de conexión con un desglose gráfico de los elementos que intervienen: conector, adaptadores y el llamado multiplexor (es un dispositivo rectangular de color rojo, similar a una fuente de alimentación convencional).

¿Cuánto te costaría reparar o hacerle el mantenimiento a tu coche? Descúbrelo aquí.

  • Tal y como se recuerda en pantalla, antes de dar la orden de iniciar el autodiagnostico, conviene comprobar el diodo azul del multiplexor -que indica que el sistema de ‘bluetooth’, está activo-. De no ser así, la comunicación no podrá completarse.

5. Localiza los fallos de tu coche

  • Segundos después de conectar el coche al ordenador, van apareciendo los errores electrónicos detectados por el equipo. Los irás viendo todos en pantalla.
Diagnosis fallos electrónicos
  • Las averías del airbag y el ABS son especialmente comunes y no siempre se reflejan en los testigos del salpicadero. A veces se trata de un problema complejo de resolver, pero en otras ocasiones el error sólo es fruto de una desconexión olvidada del airbag del acompañante (para llevar un sistema de retención infantil en la plaza del copiloto) o un cable flojo sin más. Estos fallos son los que con la nueva ITV se van a mirar con lupa.
  • Identificadas las averías hay que ver la causa. En ocasiones, un fallo en el airbag se debe solo a que lo has desconectado y has olvidado volverlo a conectar (en este caso con conectarlo y borrar el informe de incidencias será suficiente); o una alerta del ABS salta porque al mover el asiento se ha desenchufado el cable. En otras, la reparación requiere una visita al taller que no debes posponer.

¿Qué información te 

Ya que has llegado hasta aquí... ¿te gustaría saber qué reparaciones o mantenimiento deberías hacerle a tu coche actual? Introduce aquí abajo tu matrícula y te lo diremos al instante con un precio totalmente cerrado.

Lecturas recomendadas