Skip to main content
Imagen de perfil de Adrián Mancebo
La opinión de
Adrián Mancebo

Le Mans ‘66: Un fiel retrato de lo que son las carreras

Poster Le Mans 66

Desde hoy, 15 de noviembre, en cines.

He visto la película “Le Mans ‘66”, que se estrena hoy, y no puedo decir otra cosa que no sea que me ha parecido una obra fantástica. Conocía la historia de la batalla de Ford vs Ferrari en Le Mans y, por opiniones de compañeros y amigos que ya la habían visto, sabía que me gustaría. No me equivoqué. Pero sin entrar en lo que a historia y argumento se refiere (no quiero hacer spoiler, por mucho que sea una historia real), lo que me gustaría es destacar algunos detalles que merecen mención especial…

Te puede interesar: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

VÍDEO: Trailer de Le Mans '66

Siempre que se estrena una película relacionada con el mundo del motor aprecio el hecho de que historias prácticamente desconocidas vayan a llegar al gran público, a personas que no tienen por qué estar relacionados con el mundo del motor ni ser apasionadas de las carreras. Las cinematográficas han apostado varias veces por este género en los últimos años y el resultado ha sido fantástico. Pasó con ‘Rush’, que encandiló a un público que desconocía la rivalidad de Niki Lauda y James Hunt en los 70, con el documental ‘Senna’ y ahora sucederá con ‘Le Mans '66’. 

En el caso de ‘Rush’ y ‘Le Mans '66’, el reparto ha sido excepcional, y ese “simple” hecho ya llevará a muchas personas a las salas de cine. Es de suponer que un amplio porcentaje del público que vea la película de Matt Damon y Christian Bale lo haga movida por ellos dos y por la buena crítica que está teniendo. Gracias a ello, descubrirán una historia que marcó un antes y un después en la industria automóvil y en el motorsport. Pero lo que más me gusta es que "Le Mans ’66" es una fiel representación de lo que es realmente el mundo del motor, donde no siempre verás ganar al más rápido.

Porque los resultados son una “consecuencia de”

"Le Mans ’66" es capaz de transmitir lo que de verdad es y cómo funciona la competición y, especialmente, una prueba como las 24 Horas de Le Mans. Lo que la película deja bien claro desde el primer momento - y de una forma muy romántica - es que la velocidad no siempre es sinónimo de victoria ni, desde la perspectiva del piloto, de estar en el mejor equipo. De nada sirven las prestaciones si el coche, por ejemplo, se rompe.

También queda claro que no siempre el considerado mejor piloto es el que gana las carreras, y al mismo tiempo, que el equipo (o la marca) es lo que más importa… más allá de cualquier honor individual. Porque la marca es la que paga y la que busca el reconocimiento y el “buen márketing”. Por tanto es quien toma todas las decisiones, moleste a quien moleste.

Verás que en las carreras hay que conocer el reglamento desde la primera hasta la última página, sin dejar ningún detalle al azar, porque eso puede salir muy caro. Y también que, al igual que la vida misma, el motorsport puede ser muy duro. Política, burocracia y cientos de detalles que pasan desapercibidos si solo nos fijamos en los resultados de las carreras y que "Le Mans ’66" muestra de una forma brillante.

VÍDEO: Un cambio de neumáticos en Le Mans en 1966

Vídeo cortesía de Goodyear, neumático ganador de aquella mítica edición de las 24 Horas de Le Mans... y de muchas más

Sigue leyendo: Ford vs Ferrari, sinopsis de la película que ya hemos visto

Imagen: Disney

Y además