Noticia

VW, con problemas en EEUU para poner solución al escándalo

VW, con problemas en EEUU para poner solución al escándalo

Ignacio de Haro

07/01/2016 - 17:30

La Junta de Recursos del Aire de California, más conocida como CARB, que son sus siglas en inglés, ha puesto como fecha límite el próximo jueves 14 de enero para aprobar la solución que proponga Volkswagen para solventar el escándalo de emisiones de las motorizaciones diésel. El problema es que parece ser que, según indica Reuters, los alemanes están teniendo dificultades para ponerse de acuerdo con los responsables de este organismo regulador.

No te pierdas: Motivos para NO llevar los VW afectados a reparar

Si hace unos días anunciábamos que las cosas se estaban poniendo muy serias para Volkswagen en Estados Unidos, las últimas informaciones que aportan desde Reuters no hacen más que confirmar esa afirmación. Y es que esta agencia asegura que Volkswagen tiene dificultades para poner solución al problema de emisiones en EE.UU. porque no está consiguiendo ponerse de acuerdo con la Junta de Recursos del Aire de California (CARB). Ambas partes deben acordar las medidas para solventar el escándalo de emisiones antes del próximo jueves, día 14 de enero, que es la fecha límite.

Este organismo público estadounidense es el que debe dar el visto bueno a la forma en la que Volkswagen debe proceder para solventar el llamado ‘dieselgate’ antes de que el fabricante alemán llame a los coches afectados a revisión, cosa que debería suceder prácticamente de inmediato, tal y como te contamos hace unas semanas. Pero según fuentes consultadas por la agencia, parece ser que la compañía y el CARB no comparten opiniones, ya que las estrictas normativas anticontaminación dificultan que la solución sea la misma que en Europa, donde podría arreglarse mediante la introducción de un software y de nuevos sensores, en función de la motorización.

De esta forma y siempre según indican desde Reuters, Volkswagen se enfrenta a un gran problema ya que el remedio podría pasar por la instalación de nuevos componentes en los automóviles afectados, unos elementos de hardware que permitirían rebajar las emisiones, algo que lógicamente encarecería y complicaría las reparaciones. De cualquier forma, Matthias Müller, máximo responsable de la marca, se reunirá con la EPA (la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos) tras el Salón de Detroit 2016 para intentar poner una solución.

Fuente: Autoblog, Reuters.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches