Skip to main content

Noticia

Volvo S90, ¿interesa más que un BMW Serie 5?

Volvo S90

Asalto a Alemania.

El segmento de las berlinas premium tiene, desde hace años, modelos completamente establecidos. El dominio alemán es bastante acusado, pero no son pocas las alternativas que se presentan para plantar cara y romper con dicha hegemonía. El Volvo S90 es una de ellas, un modelo elegante, con aplomo y al nivel que se exige en un vehículo de estas características. La pregunta es, ¿interesa más que un BMW Serie 5, uno de los grandes consolidados del mercado?

VÍDEO: Comparativa Volvo S90, Mercedes Clase E y BMW Serie 5

Está claro que ambos juegan en la misma liga, la de las berlinas grandes de corte lujoso. Los dos tienen unas dimensiones bastante considerables, siendo el S90 el más largo y ancho (4.963 y 1.895 mm) pero aprovechando su silueta alargada para ser ligeramente más bajo (1.443 mm) que su competidor.

Como solemos decir, a nivel estético es una cuestión personal cual guste más. Ambos presentan una imagen marcadamente premium, con buenos acabados y una línea de diseño sobria y elegante. Sus proporciones son las habituales en el segmento, pero sí que podríamos destacar más al sueco porque, al verse menos, su frontal parece más original que la parrilla de doble riñón del BMW al que estamos tan acostumbrados. También coinciden en ofrecer una carrocería familiar que amplía su versatilidad y capacidad de carga, el Volvo V90 y el BMW Serie 5 Touring.

Comparativa: Volvo S90 contra Volkswagen Arteon

La importancia de la tecnología

En el habitáculo los materiales son de primer nivel en uno y otro caso. Varían dependiendo del nivel de acabado, pero son comunes el cuero, varios tipos de piel, la madera y el aluminio. También están presentes elementos tecnológicos como pantallas de gran tamaño para la consola central, aunque el Serie 5 toma la delantera como funciones avanzadas como el control gestual o el aparcamiento remoto con llave.

En este aspecto hay que dar otro punto a favor del alemán y es que, aunque el Volvo haya incorporado sistemas como la detección de animales grandes o la mitigación de salidas de carretera, el Serie 5 cuenta con piloto automático durante hasta 25 segundos en autopistas a velocidades de incluso 210 km/h, así como con una función de adelantamiento automático.

Variedad de versiones

Los dos rivales cuentan con una amplia variedad mecánica. El Volvo S90 ofrece dos motores gasolina (250 y 310 CV), tres diesel (150, 190 y 235 CV) y una opción híbrida enchufable, el T8, con 407 CV y 45 kilómetros de autonomía eléctrica. El BMW, por su parte, está disponible con tres bloque gasolina (184, 252 y 340 CV), cuatro diesel (190, 231, 265 y 320 CV), una híbrida enchufable (el 530e iPerformance de 252 CV) y el todopoderoso M5, con 600 CV y tracción integral.

Los precios

El Volvo S90 se presenta, por poco, como la opción más asequible, y es que su variante de acceso tiene un coste de 48.860 euros. El BMW Serie 5 arranca un poco más arriba, en los 50.350 euros, pero hay que tener en cuenta que se trata de una versión con más motor, el 520d de 190 CV. En una motorización equivalente, el S90 D4, el sueco se marcha hasta los 50.910 euros, por lo que están muy a la par. Hay que tener en cuenta que todas las cifras son sin promociones ni descuentos.

BMW Serie 5 Touring: para familias con clase

Lecturas recomendadas