Skip to main content

Noticia

Viejas leyendas: Mitsubishi Space Star

Mitsubishi Space Star

Idas y venidas con los nombres.

El Mitsubishi Space Star se presenta hoy en día como un compacto urbano de filosofía práctica y cumplidora, que cumple y tiene en su eficiencia y espacio sus mayores virtudes. En apariencia anodino, su historia es algo más compleja de lo que cabría esperar en un principio.

VÍDEO: Mitsubishi Space Star vs Dacia Sandero

Y es que el principal escollo para recorrer sus líneas genealógicas reside en su nombre, con la marca nipona habiendo utilizado la denominación Space Star para un pequeño monovolumen en el pasado, solo para retomarlo en el presente en el utilitario, que a su vez se llama Mirage en el mercado japonés, y que en realidad es la última generación de lo que en Europa siempre hemos conocido como Colt. Vayamos por partes.

El Mitsubishi Space Star original

El origen del modelo se remonta a 1998, cuando Mitsubishi lanzó un monovolumen de tamaño compacto, fabricado en Europa y con los mercados europeos como principal destino. Se trataba del reemplazo del Space Runner,y se postulaba como una opción con u espacio interior amplio a pesar de medir solo 4.030 mm de largo, 1.715 mm de ancho y 1.515 mm de alto.

Su ciclo de producción no fue excesivamente largo, recibiendo una pequeña actualización en 2002, que sería la única antes de que dejara de producirse en 2005. Su oferta de motores incluía bloques tanto de gasolina como diésel, de cilindradas que iban entre 1,3 y 1,9 litros y con potencias que se movían entre los 80 y los 120 CV.

El nuevo Mitsubishi Space Star

Tras años con la denominación en desuso, el Mitsubishi Space Star volvió a la vida en 2012, aunque no como un modelo nuevo, sino como la sexta generación de un viejo conocido, el Mitsubishi Colt. Lógicamente supuso un cambio de paradigma, ya que el Space Star pasaba de ser un MPV a convertirse en un compacto.

Probamos el Mitsubishi Space Star

En los seis años que lleva a la venta solo ha recibido una puesta al día en 2016, aunque los cambios fueron menores y solo supusieron algún que otro retoque estético y una mejora en el nivel de equipamiento (se comercializa con los acabados Motion y Kaiteki).

Es un utilitario con un diseño sin muchos alardes, pero que resulta llamativo gracias a su paragolpes delantero y a su pequeño alerón. Su virtudes, no obstante, son otras, principalmente el espacio interior, su maletero con algo más de 200 litros de cubicaje y su motor 120 MPI de 80 CV, con un consumo muy bajo.

La historia del Colt

Aunque la saga Space Star sea corta, una de las dos ramas que confluyen en ella, la del Colt, es mucho más larga. Con cinco generaciones a sus espaldas ante del cambio de nombre, empezó a fabricarse en 1978, comercializándose en todo el mundo a través de diversos tipos de negocios y nombres. Así en algunos países se llegó a vender bajo la denominación de Dodge Colt e incluso como Lancer, mientras que en el mercado doméstico japonés se llamaría Mirage.

Aunque a día de hoy estemos acostumbrados a verlo como un compacto de cinco puertas, durante su historia ha recibido todo tipo de carrocerías, desde el hatchback de tres puertas básico hasta versiones sedán, pasando incluso por variantes con formato de familiar.

Sería en 2002 cuando Mirage y Colt separarían sus caminos, ya que la compañía japonesa lanzó un modelo con el nombre del segundo, con formato de MPV mini y unas proporciones que apostaban por la altura para mejorar el espacio tanto en las plazas traseras como el maletero. Entre las peculiaridades de este modelo estuvo la aparición del Colt CZC, un descapotable de techo duro y configuración de 2+2 plazas. Su producción duró hasta 2012, año en el que se puso a la venta el Mitsubishi Space Star.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además