Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Viejas glorias: Mini clásico

Mini

Marcó una época.

El Mini clásico es todo un mito. Remplazado por el nuevo MINI en 2001, este modelo estuvo cerca de convertirse en el automóvil más influyente del pasado siglo. Y nada más hay que leer el que le ganó para entender su influencia, el Ford T, un coche que cambio la industria del automóvil. Con unas cuatro décadas de actividad la historia del Mini clásico es muy extensa, así que vamos a intentar hablar de algunos puntos clave del modelo.

No te pierdas: 'Los 15 mejores coches nuevos entre 10.000 y 15.000 euros'

El motor del Mini clásico

El Mini original está considerado como todo un icono de los años sesenta y setenta. Su enfoque cambió la manera de entender el automóvil en Gran Bretaña con una configuración de tracción delantera y una obsesión por el ahorro de espacio. Su diseño también fue una de sus claves, una estética que hoy día sigue levantando pasiones.

Los Mini fueron construidos con diferentes motores. Bajo su piel se montaron motores gasolina desde 850 centímetros cúbicos pasando por mecánicas de 1.0 litros y 1.1 litros. También estuvo a la venta un Mini con motor de 1.275 cc., motor que montaba doble carburador. El primero que equipó fue el mencionado 850 cc. en posición transversal con 34 caballos de potencia. Con esta mecánica el Mini solo pesaba 600 kg.

Mini
Chris Harris se lo pasó como un niño pequeño con un Mini original

El Mini Cooper 1.3 litros

En la década de los setenta, concretamente en 1973, aparece en nuestro país la versión más deportiva del Mini. Se trataba del Mini Cooper 1300, un objeto de deseo para toda una generación que costaba nada menos que 156.000 pesetas. Además de contar con elementos exclusivos esta versión especial del clásico Mini declaraba nada menos que 68 caballos de potencia. Algo menos que la potencia que desarrollaban los Mini ingleses.

Los rally y el Mini Cooper clásico

El Mini original marcó un antes y un después en la sociedad de la época pero no subió al escalón más alto hasta ganar el Rally de Montecarlo. John Cooper hizo del concepto un coche de altas prestaciones, montando un motor de unos 997 cc. y haciendo posible que este pequeño y simpático coche ganara hasta en tres ocasiones el citado rally. Toda una hazaña para cualquier coche.

El Mini clásico de segunda mano

Si buscas un Mini clásico barato te avisamos de que no lo encontrarás. Los precios en el mercado de segunda mano de este fantástico coche han subido como la espuma. Nunca fueron del todo bajos, y es que el interés por él siempre ha sido llamativo. De la misma manera puedes buscar unidades que no estén en perfectas condiciones. Para hacerte con recambios del Mini clásico también tendrás que buscar concienzudamente. Por suerte, hay varias empresas que se dedican a suministras estas piezas.

Mini
BMW rescata al Mini clásico y lo convierte en eléctrico

En una búsqueda rápida hemos encontrado varias unidades del Mini original. Si bien, ninguna de ellas baja de los 6.500 euros. Para que te hagas una idea, hemos encontrado una unidad en perfectas condiciones del Mini Cooper 1.3 por nada menos que 9.900 euros.

Y además

Más de Coches históricos: todo sobre los clásicos que nos apasionan