Skip to main content

Noticia

Viejas glorias: Mini 1275 C

Mini 1275 C

Uno de los Mini más equipados y potentes de la época.

El Mini es el ejemplo de coche carismático. Creado para satisfacer las necesidades del pueblo, con el tiempo se ha convertido en todo un capricho para el que pueda comprarlo. En la época que formaba parte de la empresa original, también hubo versiones que suponían todo un lujo para el que podía comprarlas, prueba de ello el Mini 1275 C, una versión más equipada y potente.

No te pierdas: 'Viejas glorias: Volkswagen SP2'

125.000 pesetas

El primer Mini 1275 C español salía de la fábrica de Navarra en 1968. Dos años antes, en 1966, se había constituido AUTHI, Automóviles Turismo Hispano Ingleses, para la fabricación del Mini en España. De ella salía la versión 1275 C, una variante que contaba con un motor más potente y un equipamiento más lujoso. Su precio, si tenemos en cuenta la época, en la que el salario mínimo era de 17,31 euros, no era nada barato. El Mini 1275 C arrancaba en 125.000 pesetas, mientras que un Seat 600 lo hacía en 60.000 pesetas y un Mini 850 en 80.000 pesetas.

VÍDEO: Este es el Mini Countryman con tienda de campaña

57 caballos de potencia

Los Mini más extremos de ahora cuentan con motores de 2.0 litros y 231 caballos de potencia. Su velocidad máxima roza los 250 km/h y el 0-100 km/h lo completan en poco más de 6 segundos. El Mini de los años sesenta, y particularmente la versión que hoy nos ocupa, contaba con un pequeño motor de 57 caballos de potencia con el que llegaba hasta los 140 km/h. Números nada despreciables para la época.

Equipamiento destacado

Debajo de su piel se escondía un motor con coraje que empujaba la carrocería del 1275 C con contundencia y picardía. La potencia era suficiente, pero no todo era motor. El interior de este Mini contaba con un salpicadero de madera de nogal, asientos de cuero, suspensión Hydrolastic y otros detalles que elevaban el lujo del pequeño inglés. El asiento del pasajero era abatible y el cuadro de instrumentos contaba con cuentarrevoluciones.

Mini 1275 GT

Años más tarde del nacimiento del Mini 1275 C llegaría la versión GT, la más poderosa y prestacional. Se trataba de un Mini con 63 caballos de potencia, unos 5 más que la variante C, pero que se encontraba peor equipada. El motivo, según parece, era el mantenimiento de un peso contenido, que les obligaba a prescindir de elementos que si encontrábamos en el C. En 1973 llegaría el Mini 1300 Cooper, la joya de la corona con 68 caballos de potencia y un precio que superaba las 130.000 pesetas.

Lecturas recomendadas