Skip to main content

Noticia

Motor

VÍDEO: la última ‘frikada’ que querrás poner en la luneta de tu coche

¿Nueva moda?

El tiempo libre y la pasión por los coches dan como resultado ‘frikadas’ como estas. En este vídeo te presentamos el nuevo extra que querrás ponerle a tu coche… 

Te interesa: ¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

La fiebre del tuning ya terminó hace unos cuántos años (menos mal), pero todavía quedan muchos conductores a los que les gusta modificar sus coches para darles un toque, digamos, más personal. Elementos estéticos o detalles que hacen que sus coches sean únicos e inconfundibles en la carretera. Por eso, te traemos la última ‘frikada’ que querrás poner en la luneta de tu coche.

Cuentarrevoluciones trasero 

No, no es el socorrido cartel de “Bebe a bordo”, ni tampoco una pegatina que modifique el nombre del modelo. Tampoco hablamos de elementos más caros y típicos para el coche como un enorme alerón, unos bajos que rocen el suelo o unos escapes nuevos que suenen a cacharro. Es un dibujo interactivo en la luna del coche. 

No te pierdas esto: VÍDEO: Este sensor de aparcamiento te lo puedes hacer en casa ¡y gratis!

Se trata de un cuentarrevoluciones situado en el cristal trasero del coche, que, no sólo es un atrezo, si no que además es interactivo y va subiendo la aguja del indicador según acelera el conductor. Un sin sentido que o te encanta o lo odias, pero que le da un toque exclusivo a este Ford Fiesta tuneado. 

Coches tuneados

Habíamos visto luces de neón, kit de carrocerías ensanchadas y más bajas, fuegos por los escapes y mil preparaciones… pero esta ‘frikada’ es nueva. Imaginad estar conduciendo y encontraros a este coche delante. Imposible no quedarse mirando atónito este invento…

Mira esto: VÍDEO: Ojo a este invento, que es mejor que tocar el claxon

Puede que esta modificación no vaya a ponerse de moda ni ser la nueva moda en el mundo de los coches tuning, pero es una ‘frikada’ muy ingeniosa. Lo malo, que ahora los coches de detrás sabrán si estás llevando el coche a su límite, lo bueno, que no pasas desapercibido ni queriendo, que supongo que será lo que pretendía este conductor. 

Y además