Noticia

Pique entre un LaFerrari y un Sesto Elemento

Pique entre un LaFerrari y un Sesto Elemento

Raúl Salinas

10/07/2014 - 12:38

Unas imágenes primero y un vídeo después están dando la vuelta al mundo. Y es que si es difícil ver un Ferrari LaFerrari acelerando a fondo en una carretera desierta, si a su lado hay un Lamborghini Sesto Elemento, el documento se convierte en una joya. ¡Disfrútalo!

El vídeo que te traigo hoy a mi personalmente me ha dejado con la boca abierta. Un pique entre un Ferrari LaFerrari y un Lamborghini Sesto Elemento, dos de los vehículos más exclusivos del planeta que podemos ver cara a cara en una autopista desierta en Qatar, donde los petrodólares circulan como si fuesen caramelos y podemos encontrar alguna de las colecciones de coches más espectaculares del planeta. ¡Disfruta del vídeo!

Y es que ver por la calle circulando como cualquier otro coche al Lamborghini Sesto Elemento nos ha dejado un poco 'chocados'. Os refresco un poco la memoria, el Lamborghini Sesto Elemento fue presentado como prototipo en el Salón de Paris del año 2010. Suponía una lucha titánica contra el peso, sin sufrir por el precio. La base la tomaba del Lamborghini Gallardo LP-570 Superleggera, pero poco quedaba de este deportivo salvo el motor V10 de 5.2 litros y 570 CV, que se mantenía intacto.

Para construir la espectacular carrocería del Lamborghini Sesto Elemento se han usado únicamente materiales ligeros, dejando fuera cualquier componente innecesario para conducir y que pudiera aumentar el peso. Para la carrocería y la mayoría de piezas se utiliza la fibra de carbono, de ahí su nombre, Sesto Elemento (el sexto elemento de la tabla periódica de elementos es el carbono). Para el chasis se utiliza aluminio con tornillos de titanio y los escapes están fabricados en un material llamado 'Pyrosic', que rebaja el peso y capaz de alcanzar los 900 grados de temperatura. El objetivo del coche era no superar los 1.000 kg y se consiguió: llegó a París con un peso de 999 kg.

Con semejante peso pluma las prestaciones son brutales: 0 a 100 en 2,5 segundos y una velocidad máxima de 300 km/h. En un principio no estaba pensado pasar a la producción, pero tras el tremendo éxito que tuvo entre los coleccionistas de la marca, se decidió fabricar una limitadísima serie de 20 unidades a un precio entre 2,5 y 4 millones de euros cada una. Muy poca información ha salido sobre este vehículo que, en cualquier caso, no podía usarse en carretera abierta puesto que no cuenta con muchos elementos de seguridad. Su uso se reducía al circuito. Pero en países como Qatar, poco importa...

El contrincante de semejante aparato es otro 'maquinón' de cuidado: el Ferrari LaFerrari. Con sus 963 CV y un peso también muy ligero (aunque mayor que el Lambo) de 1.430 kg es capaz de acelerar prácticamente en el mismo tiempo que el Sesto Elemento. En el vídeo podemos ver como el Lamborghini acelera de manera más contundente y rápido se escapa, envuelto en un sonido estremecedor.

Sin duda hay gente que se lo pasa muy bien con estos cacharros. Quien pudiera estar a los mandos de semejantes aparatos en una autopista desierta y sin miedo a que ningún radar te pille 'infraganti'. ¡Los hay con suerte!

Lecturas recomendadas

Buscador de coches