Skip to main content

Noticia

Motor

VÍDEO: Sí, no te lo estás imaginado… ¡este coche no tiene volante!

La última ida de olla en Japón

Deja de frotarte los ojos, no son imaginaciones tuyas. El coche de este vídeo no tiene volante… Se conduce con un manillar como el de una bicicleta. ¡De locos!

Te interesa: ¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Sabemos que cada dueño hace con su coche lo que quiere, para eso es suyo y ha invertido su dinero en él. Hay modificaciones típicas como cambiar las salidas de escape para que el sonido sea más deportivo o añadirle un alerón más grande, pero… Quitarle el volante a un coche es un cambio muy poco frecuente. Ojo a cómo se conduce este coche. 

Un coche sin volante 

Como veis en el vídeo, este coche carece del típico volante que traen todos los coches de serie. En su lugar, este conductor le ha puesto a su coche un manillar, algo parecido a la forma en la que se maneja una bicicleta o una moto. Pero a su vez, por todo lo demás es un coche normal, con su salpicadero y sus marchas. 

No te pierdas esto: VÍDEO: la última ‘frikada’ que querrás poner en la luneta de tu coche

Una modificación un tanto extraña para un coche que rara vez se ha visto. En el vídeo este conductor lleva una marcha tranquila, pero no tenemos muy claro cómo va a apurar las curvas a una velocidad un poco alta sin volante y con ese manillar en su lugar. 

Manillar de una bici

El coche en sí es una pick-up en Japón, en la cuna del tuning, y en la que parece que hay una nueva etapa muy poco esperada, como es ponerle un manillar al coche y quitar el volante de toda la vida. Una moda que esperemos se queda en esta unidad y no se convierta en una tendencia. 

Mira esto: VÍDEO: Así suena un Audi R8 V10 con los escapes modificados

Cuando tienes tiempo libre, dinero y mucha pasión por los coches se pueden crear algunas maravillas sobre ruedas o se puede convertir un coche en esto. Una pick-up con asientos baquet deportivo y sin volante. Una creación un tanto peculiar, que este propietario luce con orgullo. 

Y además