Logo Autobild.es

VÍDEO: Así es el Mercedes Clase G eléctrico al detalle, con sus 587 CV y más de 1.100 Nm de par

,

Redacción AUTO BILD

Llevábamos mucho tiempo oyendo hablar de este coche y por fin ya está aquí: el Mercedes Clase G se ha vuelto eléctrico.

Así es el Mercedes Clase G eléctrico al detalle, con sus 587 CV y más de 1.100 Nm de par. Llevábamos mucho tiempo oyendo hablar de este coche y por fin ya está aquí: el Mercedes Clase G se ha vuelto eléctrico. Lo tengo aquí y no se llama EQG como habría supuesto, sino que el nuevo Mercedes clase G eléctricos se llama G 580 con tecnología EQ. 

Por supuesto, he preguntado a Mercedes el porqué de un nombre tan complejo y me han dicho que en un futuro cercano las denominaciones EQE, EQS, etcétera, van a desaparecer. El G 580 es el primero que adopta la nueva nomenclatura y ahora te voy a contar todo lo que ofrece.

Vamos a empezar por el gráfico de la parrilla. La luz que la rodea es exclusiva de este Mercedes G eléctrico, igual que la parrilla en negro. La animación es muy elegante, al encender el coche. La parrilla brilla también de noche y la animación se da también, según nos cuenta Mercedes, cuando estamos cargándolo en un enchufe. 

Dicho todo esto, aunque me gusta mucho esta nueva configuración del frontal, se aleja un poco del frontal casi clásico al que nos tiene acostumbrados el Mercedes Clase G. Pero no te preocupes, porque si eliges este Clase G 580 con motor eléctrico, también tienes la opción de pedirlo con la parrilla clásica del Mercedes Clase G y en este caso no hay apenas diferencia con el Mercedes Clase G normal después del facelift. 

Mercedes Clase G 580

Pero con todo, si buscas muy a fondo, sí hay pequeños detalles que distinguen siempre a la versión eléctrica. Por ejemplo, las protuberancias aerodinámicas en el capó, que por supuesto tiene precisamente un papel aerodinámico. Y los revestimientos en los pilares A, que en este caso es una novedad común a todos los clase G, tienen su función. 

Quien haya conducido este coche sabrá el enorme ruido aerodinámico que ha producido desde siempre la luna delantera. Pues bien, las piezas de plástico, que de entrada no parecen muy especiales, tienen la función de reducir ese ruido y de reconducir el aire que llega hasta aquí arriba. 

Y como ves, la nueva pequeña hendidura que tiene en el comienzo del techo consigue recircular el aire mucho mejor y de alguna manera, reducir mucho el ruido aerodinámico. En cualquier caso, es algo que comprobaremos cuando podamos conducirlo. Otro pequeño detalle que es solo del eléctrico es la pequeñísima banda azul debajo de la banda lateral cromada. 

Por cierto, si pides el coche, en este caso de la versión Edition One, en el color especial Azul Magno, esa pequeña bandita azul apenas la vas a notar. Y ahora llega otra gran novedad que es común a todos los nuevos Clase G: la apertura sin llave. 

No te pierdas los vídeos de pruebas, reportajes y prácticos de nuestro canal de YOUTUBE

Esto no ha sido nada fácil de implementar, según nos han dicho los ingenieros, porque querían mantener la manilla clásica del Clase G con la que poder tirar y cerrar la puerta y escuchar el clásico sonido contundente de esta puerta al cerrarse. 

Pero al final han conseguido implementar la típica apertura sin llave que ya hemos visto en otros muchos modelos modernos de la marca, sin variar un ápice el diseño de la manilla. Y si seguimos un poco, vemos que en el paso de rueda de la rueda trasera hay una entrada de recirculación de aire. 

Y detrás, en el pilar D vemos otra salida de aire que en este caso es de todos los nuevos clase G, pero sinceramente, es un detalle en el que no habría caído de no habérmelo especificado. Y todo esto es para mejorar la aerodinámica de este coche. 

Y es que el coeficiente aerodinámico de un Clase G normal es de, atención, 0,53 CX. Desde luego, no es para nada un buen dato. Pero en el caso del coche eléctrico, con estas medidas aerodinámicas consigue reducirlo a un 0,44. Tampoco es un valor para tirar cohetes, pero desde luego es una gran mejora.

Mercedes Clase G 580

En la zaga tenemos la inscripción del modelo, y vemos la pequeña cámara trasera, que se ha desplazado aún más hacia abajo porque antes estaba aquí, un poco más arriba. Ahora, claro, está más expuesta en conducción todoterreno, por eso lleva un sistema de auto lavado que se activa cuando le das al limpiaparabrisas de la luna trasera. 

También tenemos el Design Box, y si te preguntas, ¿dónde está la rueda de repuesto? Tranquilo, porque si quieres puedes llevar aquí también a la rueda de repuesto en lugar de la caja. Pero la rueda pesa 50 kg y esta caja que vemos aquí pesa solo 10. 

Si bien, es un compartimiento para llevar el cable de carga, lo que da un acceso más rápido. Pero en definitiva es una medida para llevar menos peso detrás sin afectar mucho al diseño. Por cierto, esta caja es extraíble y lavable. Y esto era lo más importante que tenía que contaros del exterior del nuevo Clase G eléctrico, pasemos ahora a ver cómo es el interior.

Dentro del nuevo Clase G eléctrico podéis comprobar que al cerrar la puerta suena exactamente igual que en cualquier Clase G. Y lo que vemos aquí ya lo conocemos del último facelift: tenemos el nuevo volante del Clase G y el sistema multimedia MBUX que ya conocíamos.

Mercedes Clase G 580

También tenemos los portavasos con regulación de la temperatura o la carga inductiva para el móvil, que antes no estaba disponible en el Clase G. Un detalle que sí es específico del G 580 eléctrico es la aplicación en carbono con hilos en color azul. Son específicos del Edition One, que estará durante 1 año en el mercado. 

Vamos a abrir el capó porque aquí de abajo está lo más interesante. Mercedes nos dijo que se planteó montar aquí un Frunk para guardar objetos, pero que desechó la idea porque cargar cualquier objeto aquí, con un borde tan elevado, nunca iba a ser cómodo.

Aquí vemos, por ejemplo, un altavoz para el G ROAR, que es el sistema de sonido artificial, para quien eche de menos un motor de combustión tradicional. Y más abajo vemos ya los dos primeros motores eléctricos, lo que nos lleva a la tecnología verdaderamente importante. 

Lo primero que os voy a decir es que el Mercedes Clase G eléctrico no lleva una plataforma propia. Lleva un bastidor de travesaños y la batería va precisamente integrada en los travesaños. Tiene una capacidad neta de 116 kW, de modo que es una batería realmente capaz. 

Mercedes Clase G 580

Mercedes anuncia una autonomía de 470 kilómetros según WLTP, y en cuanto al rendimiento, hablamos de cuatro motores, uno por cada rueda, y cada uno con 108 kW que suman 432 kW o 587 CV, esto es, 2 CV más que el G 63. 

El par es, por supuesto, brutal: nada menos que 1.164 Nm, y la aceleración de 0 a 100 km/h es de 4,7 segundos, algo más lento que el G 63, y la punta de este eléctrico está en los 180 km/h, pero este no es un coche precisamente para correr. ¡No os perdáis el vídeo completo!

Etiquetas: Vídeo, Motor

Descubre más sobre , Redacción AUTO BILD, autores/as de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.