Skip to main content

Noticia

Motor

VÍDEO: ¡Coche destrozado! Mira este simulacro de atropello a un jabalí falso a 80 km/h

Así quedaría el coche tras el impacto contra un jabalí

Es impactante. En el siguiente vídeo vas a ver cómo queda un coche que acaba de atropellar a un animal (es un maniquí con forma de jabalí) a una velocidad de 80 km/h. Seguramente te haya pasado a ti. De hecho al 88% de los conductores se ha encontrado en la carretera con un animal y el 57% ha tenido un accidente. El RACE y el ADAC han realizado este simulacro dónde se pueden ver las consecuencias de un atropello así. 

Atropello jabali simulacro 1

El principal problema para los ocupantes no es el atropello en sí, sino las situaciones derivadas del incidente, tales como sufrir una salida de la carretera o la invasión de un carril contrario. En el año 2018 se produjeron 599 accidentes por atropello de animales en vías interurbanas, de los cuales 510 sucedieron en una carretera convencional. Hay que destacar el fuerte incremento de un 25% de este tipo de accidentes en vías convencionales, ya que en el año 2015 sumaban 407 accidentes.

Los accidentes con jabalíes son los más habituales entre los atropellos a animales

Los atropellos con animales, la mayoría, en carreteras secundarias

En total, casi mil personas resultaron heridas, 58 de ellas con ingreso hospitalario, y 10 fallecidos. La mayoría de este tipo de incidentes se producen en carreteras secundarias, en las que también empeoran las consecuencias de los mismos, y en malas condiciones de visibilidad, ya sea por la carretera en sí o por iluminación insuficiente, algo que va de la mano con la habitual salida nocturna de las especies cinegéticas.

Atropello jabali simulacro 1

Respecto al tipo de animal que resulta atropellado al irrumpir en la vía podemos observar cómo son cinco las especies más presentes, destacando el perro y el jabalí (ambos con un 25%), seguidos por el corzo y, en menor medida, el vacuno y el ciervo.

Atropello múltiple durante una carrera ilegal en Montjuïc

¿Cómo minimizar las consecuencias de un accidente con un animal?

Frenar para llegar al impacto a la menor velocidad posible y mantenerse en el carril sin hacer movimientos bruscos es el comportamiento correcto para minimizar los daños humanos. Dar un volantazo para intentar esquivar al animal puede conllevar consecuencias mucho peores, ya que existe la posibilidad de invadir el carril contrario y sufrir un accidente frontal contra otro vehículo que viene en dirección opuesta, o bien sufrir una salida de vía y poder impactar contra objetos rígidos al margen de la vía, como el choque contra un árbol.

Atropello jabali simulacro

Sin embargo, la mejor manera de prevenir daños es evitar tener el accidente. Las ayudas tecnológicas de los coches son en este caso un aliado que puede resultar vital, tales como los sistemas de frenado de emergencia, los sistemas de asistencia al conductor, los de visión nocturna con infrarrojos y un largo etcétera.

En vídeo: el brutal atropello que sufrió el actor Dani Rovira mientras montaba en bici

A nivel de conducción, los dos principales aliados son la ampliación de la distancia de seguridad y la reducción de la velocidad. Yendo 80 km/h se dispone de tiempo suficiente para detenerse cuando un animal salvaje interrumpe en la carretera a 60 metros de distancia. Si la velocidad es de 100 km/h ya no se dispone de espacio suficiente para detenerse sin impactar contra el animal, alcanzando una velocidad de 61,1 km/h en el momento del impacto.

Y además